miércoles, 11 de enero de 2012

El diario de Ana Frank. Annelies Marie Frank





Miércoles, 23 de febrero de 1944

     "Mi querida Kitty:
     Desde ayer hace un tiempo maravilloso fuera y me siento como nueva. Mis escritos, que son lo más preciado que poseo, van viento en popa. Casi todas las mañanas subo al desván para purificar el aire viciado de la habitación que llevo en los pulmones. Cuando subí al desván esta mañana, estaba Peter allí, ordenando cosas. Acabó rápido y vino adonde yo estaba, sentada en el suelo, en mi rincón favorito. Los dos miramos el cielo azul, el castaño sin hojas con sus ramas llenas de gotitas resplandecientes, las gaviotas y demás pájaros que al volar por encima de nuestras cabezas parecían de plata, y todo esto nos conmovió y nos sobrecogió tanto que no podíamos hablar. Peter estaba de pie, con la cabeza apoyada contra un grueso travesaño, y yo seguía sentada. Respiramos el aire, miramos hacia fuera y sentimos que era algo que no había que interrumpir con palabras."

     Cualquiera que lleve un tiempo entre mis libros ya sabe que este tema me resulta complicado. Voy siempre con mucho tiento con los libros que tratan sobre el holocausto porque pienso que es un tema sobre el que se ha frivolizado demasiado para seguir exprimiendo unos pocos euros más. Y eso hace que se pierda el contacto con lo real, llega un momento que tanto ver ficción nos olvidamos de que la realidad es que todo lo que cuentan sucedió. Posiblemente más de lo que nos han contado. Hoy traigo un diario de alguien que vivió esa época, un libro conocido por todos y leído por muchos que ha pasado a ser un símbolo, El diario de Ana Frank.

     En el año 1940 el ejército alemán era imparable, ya tenía ocupada una gran parte de Europa occidental, incluída Holanda. Allí estaba refugiada la familia Frank. A partir de 1.942 se empiezan a citar judíos para enviarlos a campos de trabajo. Es muy difícil huir y las familias optan por refugiarse en escondites que eviten su deportación. En unos de estos escondites vivieron durante dos años las familias Frank y van Pels, y es en este tiempo en el que Ana escribe su diario, reflejando lo que vivía hasta que en 1.944, sólo tres días después de su última entrada, fueron detenidos en su escondite y sacados de allí sin tiempo para llevar nada. Apenas una hora después Miep Gies pasaba a recoger las pocas pertenencias que restaban en el refugio, y allí encontró esparcido en el suelo el diario.

     Cuando el padre de Ana regresa del campo de Auschwitz y, una vez que descubre que su hija no regresará y recupera su diario de manos de Miep Gies decide compartirlo, primero con familiares y amigos y luego con el mundo, publicándolo en 1.947 con el título La casa de atrás. Se sabe que no publicó la totalidad, de hecho hace catorce años se encontraron unas pocas páginas, no más de cinco, manuscritas que hoy siguen custodiadas en estudio y que podrían pertenecer al diario original.
     Y esta es la historia del diario, la que no se cuenta en él.

     El diario relata la vida de esta niña, de su escuela, sus amigos, sus estudios, su familia y de como llega la primera citación para ir a un campo de concentración y su vida cambia radicalmente. Luego asistimos a su cautiverio en la casa de atrás para evitar un destino peor, sus escondites, los que les ayudaban, las rutinas y las tensiones por vivir así.

     Es un libro diferente plagado de sensaciones y sentimientos que nos muestran la cara más inocente y la pérdida de esa inocencia ante las desgraciadas circunstancias que le tocan vivir. Ha vendido miles de copias, ha sido traducido a muchos idiomas y seguirá conmoviendo a los lectores que se animen a adentrarse en la vida de esta niña durante mucho tiempo. Porque no nos olvidemos que estamos leyendo un diario, lo que allí cuentan, es real.

     ¿Cómo os afectan este tipo de libros a vosotros?

     Gracias

62 comentarios:

Emilio Manuel dijo... [Responder]

Este libro lo leí de pequeño, no se sabe cuando, lo tenia en la biblioteca como oro en paño, un día un sobrino me lo vino a pedir, se lo dejé manifestándole que a pesar de lo duro y de las situaciones vividas, eras un libro bello.
Pasó el tiempo, el libro nunca volvió a mi biblioteca,ni me dijo si le había o no gustado, desde ese momento aprendí que los libros no se dejan.

Saludos

Quadern de mots dijo... [Responder]

Tristeza, dolor y mucha rabia, no solamente por las atrocidades pasada, sino al comprobar que dichas atrocidades siguen pasando ahora.
Estos tipos de libros son un testimonio pero tendrían que servir para que no se repitieran y andamos por el Mundo, matando, maltratando, humillando... ahora la pena se convierte en vergüenza.

Buen libro el que nos presentas, lo leí en plena adolescencia.

Antonia Romero dijo... [Responder]

Me afectan mucho, pero ejercen una atracción irresistible para mí, el lado oscuro del ser humano despierta muchas veces la parte más luminosa en los que tienen enfrente. Buena reseña.

Un beso!

Winnie0 dijo... [Responder]

El otro libro mío de cabecera siempre como el Principito es el Diario de ANa Frank...Lectura imprescindible para "saber vivir" Un beso

Valaf dijo... [Responder]

Estos son los que no me dejan dormir.

Un beso

Tatty dijo... [Responder]

Lo lei hace años y recuerdo que me gustó mucho, en general es un tema sobre el que sí suelo leer a pesar de que suelen ser libros bastante duros en la mayoría de los casos
besos

offuscatio dijo... [Responder]

Lo leí hace mucho tiempo, principalmente debido a su posicionamiento como clásico en la literatura. La verdad es que solamente guardo algunos pocos recuerdos de su lectura.

Elisa dijo... [Responder]

Yo tengo muy claro que es un libro que no voy a poder leer... Una cosa es ver películas tipo "La Lista de Schindler" o "Enemigo a las Puertas", que están en mis favoritas, y otra muy distinta es leer de primera mano y de sus mismas palabras lo que le pasó...
A veces planteo leérmelo, pero creo que no podría... uff

Un saludo.

mientrasleo dijo... [Responder]

Yo en un momento dado incluso fuí a ver un campo, uno de los que no están mediatizados, y la experiencia fue, como dice Valaf, para no dormir.
Creo que me sirvió para tomar consciencia de que hay cosas que no son cuentos de ficción.

Lídia dijo... [Responder]

Leí el libro hace muchísimos años, y la verdad, me gustó muchísimo. Creo que es "un clásico".
Un beso.

kanet dijo... [Responder]

Hola querida, ese libro lo leí en mi época de estudiante, fue en unos deberes que nos pusieron.
Me gustó pero me llenó de tristeza por dos razones, la primera porque por el relato, muestra que a pesar de las penurias que vivían, sabían sacar la parte positiva del momento, no siempre pero en muchos casos sí y a pesar de que era consciente de su situación cualquier cosita se volvía importante y por lo que valía la pena sonreír y en segundo lugar porque solo de pensar que ello era real, que hubo quien vivió y sufrió lo relatado, me conmovió.

Es lo mismo que hace poco leí "El niño del pijama a rayas", este era un libro de lectura de mi hija del colegio también. Lo terminé de leer entre lágrimas, esa es la verdad.

Ten un hermoso día, besitos azules muasssssssssss

mágico dijo... [Responder]

Creo que no podemos girar la vista y renegar de la historia, nos guste o no estas cosas han pasado, y peores, y todos deberíamos conocerlas para que no se vuelvan a repetir.

Te agradezco la reseña de hoy. Besitos.

Tarántula dijo... [Responder]

Este libro me lo leyò mi madre cuando tenía apenas 8 años, luego me leí sus cuentos, que habían sido editados en aquel momento por el círculo de lectores, entonces, ya de mayor lo usé para una clase a mis alumnos de 13 años. Y llegó a conmover, con el tiempo, al repasar este libro me asombra y me afecta la madurez de Ana Frank, con tan solo 15 años, supongo que muy poco comparable con la madurez de los adolescentes de ahora.

Supongo que la forma de ver la vida se ve afectada mayormenete por las circunstancias y no tanto por la personalidad.

Saludos.

istarh dijo... [Responder]

Yo sé que este es de los que nunca voy a poder leer :( yo me meto muchísimo en la historia que me cuentan y si encima sé que es un hecho real... me pasaría llorando todo el libro, así que de momento, aunque está en la lista de los posibles... creo que no pasará a la de pendientes :S

Besos!!

Cartafol dijo... [Responder]

Lo leí hace muchos años, era bueno releerlo, seguro que lo veo con otros ojos! ;D

Angels Wear Prada dijo... [Responder]

gracias por tu comentario y por seguirme! yo tb te sigo :)

me ha gustado mucho este blog, normalmente solo entro en blogs de moda, y este creo q es el primero q veo q no es de eso. me encanta leer, asi q visitare tu blog a menudo!

un besito

http://theangelswearprada.blogspot.com/

Rosana Martí dijo... [Responder]

Es un libro que no debe faltar en tu biblioteca, de pequeñita lo leí y cautivo mis sentidos, no sabes hasta que punto.

Un beso y mi cariño siempre.

Azalea Real dijo... [Responder]

El año pasado estuve en Holanda con unos amigos y fuimos a visitar la casa de Anna Frank, convertida en museo. Es increíble lo que tan sólo una niña de 14 años nos puede enseñar a todos los demás. Hubiera sido una magnífica escritora, de eso estoy segura.
Yo también coincido contigo en que se ha frivolizado mucho con el tema del Holocausto para exprimir hasta el último euro. Incluso a día de hoy, que han pasado tantos años.
Un beso.

Beg dijo... [Responder]

Yo también lo leí hace muchos años y como a casi todos me impresiono y me conmovió, estas navidades se lo ha leído mi hijo de 11 años y la historia se ha vuelto a repetir, me senté con él y estuvimos hablando de lo que pasó y de lo importante que es conocer la historia para no cometer los mismos errores.

Anna Soler dijo... [Responder]

Hola guapa!!
ya esta abierto el plazo del certamen. Si puedes échame una mano ¿vale?

Besitos

·M· dijo... [Responder]

A mi me produce cierto malestar cuando los leo, y a la vez cierta fascinación de pensar cómo esas personas soportaron aquello... La clásica pregunta de cuánto sufrimiento es capaz de aguantar el ser humano, sentimientos encontrados...

Mua!

Kayenna dijo... [Responder]

Leí el libro siendo adolescente y de eso hace siglos. Realmente me afectó, hasta el punto que no soporto nada que tenga que ver con el Holocausto nazi. Me agobia.
Un abrazo.

Sandra Ballesteros dijo... [Responder]

Lo leí hace unos 3 o 4 años y me dio mucha pena... Hay momentos muy entrañables, por la inocencia y las ganas de vivir de Ana... pero sin duda es un libro duro...


Nos leemos, un besote!!

Alétheia dijo... [Responder]

Este libro lo leí hace años y me gustó mucho, aunque me llenó de rabia y tristeza. Creo todo el mundo debería leerlo y aprender de él, para que la humanidad no repita los errores del pasado, que por desgracia, sí se estan repiendo.
Un besito.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo... [Responder]

Lo leí pero no me acabó de convencer se notaba que estaba escrito por un hombre aunque fueran un diario de una adolescente... por supuesto los hechos que relata me sobrecogen... Bss

José Antonio del Pozo dijo... [Responder]

impresiona, y muy hondamente, pero es maravilloso
saludos blogueros

Eterna Lolita dijo... [Responder]

Lo leí hace relativamente poco y me gustó muchísimo. De esos libros que abres y ya no puedes cerrarlo hasta que lo has devorado entero. Pero, sinceramente, no creo que sea un libro para niños o adolescentes, creo que si me lo hubiera leído por obligación en el instituto siendo una quinceañera no lo habría valorado, ni entendido, ni dado la importancia que merece.

Rebeka dijo... [Responder]

Siempre he sentido curiosidad por este libro. Sin embargo aún no le he comprado porque no sé si tendré el valor suficiente para leerlo.

Al menos sé que ahora, en estos momentos de mi vida, no lo tengo...
Quien sabe, quizá algún día...;-)

Besosss

merce dijo... [Responder]

Ni lo he leído, ni creo que lo lea nunca. Si lo cogiera sin saber lo que es, probablemente lo haría, pero sabiéndolo, y pasar las páginas sabiendo de antemano el final, no me seduce en absoluto.

Actitud pueril, sin duda, pero yo suelo leer para disfrutar y para aprender. Lo que me podría enseñar Anna es que el sufrimiento existe y es mucho, y de eso me temo que ya me hago cargo.

Espe dijo... [Responder]

Lo leí hace muchísimo tiempo y la verdad es que me esperaba más de él. Llevaba tantos años oyendo hablar del diario, y le dieron tanto bombo, que me decepcionó un poco...

Rubentxo dijo... [Responder]

El diario de Anna Frank fue (creo recordar) el tercer o el cuarto libro que me compré. Pedido al Círculo de Lectores porque en mi pueblo nunca ha habido librerías. Sigue en mi estantería. No lo he vuelto a releer, pero recuerdo perfectamente todo el dolor, la esperanza y la inocencia que hay en sus páginas.
La realidad como puñetazos.
Saludos.
Y gracias por traernos su recuerdo.

Pablo dijo... [Responder]

Leí el libro hace un par de años y recuerdo que lo sufrí mucho. El dolor, el miedo y la incertidumbre pueblan las páginas a través del prima inocente de la pequeña. A mi me encantó, simplemente.
Un abrazo.

Loida dijo... [Responder]

Cuando era pequeña siempre lo empezaba pero nunca lo acababa, supongo que que era por que en esa época le tenia un poco de manía a los libros ya que en el cole siempre te hacen leer cosas que no te gustan =)
Pero lo tengo como uno de los pendientes que tengo que leer si o si jeje
1 besito!!

Violeta dijo... [Responder]

Este libro me lo prestaron cuando tenía unos 11 o 12 años. Recuerdo que me sobrecogió bastante. Leía con el corazón encogido y ese sentimiento se me quedó grabado en el alma.

Hace 3 años fui a Amsterdam y estuve justo debajo del piso de Anna Frank. Hay una placita con una estatua suya, justo al lado. Había una gran cola para subir y me quedé con las ganas.
Tengo que volver. Quiero ver con mis ojos, lo que vi en aquel momento con mi imaginación.

Es un libro que me costaría mucho releer.

Besos y buena reseña!

Hancastera dijo... [Responder]

Tengo muchas ganas de leerlo, me llaman mucho los libros relacionados con La segunda guerra mundial, ya que los que he leído por ahora no me han defraudado.
Muchas gracias por la reseña
Besitos ^.^

shaka lectora dijo... [Responder]

Bufff, creo que yo no sería capaz de leer este libro, me afectaría demasiado.

Coincido totalmente contigo en el auténtico bombardeo de libros sobre este tema que estamos sufriendo últimamente. De ser un tema poco menos que tabú ha pasado a estar de moda en muy poco tiempo.

Un beso!!!

Pinkiland dijo... [Responder]

Lo leí hace tiempo, ya que quería saber que pensamientos escondía una niña ante tanto sufrimiento. Aunque sea triste, el libro es una maravilla.
Y si me permites te recomiendo estos libros:
Carol Anne Lee - Biografía de Ana Frank (1929-1945)
Miep Gies - Mis recuerdos de Ana Frank

Un saludo!!!

Eve dijo... [Responder]

La verdad a mí me impactó mucho, no sabía que se trataba de un diario de verdad hasta cuando en clase me lo dijeron y yo, recuerdo mi expresión de total asombro.
Me pareció muy triste y el tema este del holocausto es aún un tanto delicado que hasta cuesta creer el horror de unas personas y lo capaces que son de llegar a perder el juicio de esa forma.
Yo al principio este libro lo cogí como trabajo para clase y, sí, me aburrió, pero luego, algún tiempo después, muy después, lo leí ya mucho más informada y con los ojos más abiertos y caí en muchas conclusiones y entre ellas que debo de estar feliz con lo que me ha tocado. En parte me recuerda al niño con pijama de rayas, que también me dejó un poco sentimental.
Yo conozco a una persona que vivió eso del holocausto cuando era pequeña y que de vez en cuando habla de ello, pero es comprensible que no le resulte agradable.
Sí, es una lectura recomendable y me ha gustado que la pusieras jejeje
Dos besos :D

Margaramon dijo... [Responder]

A pesar de la dureza de estos libros, me gusta leerlos. Este todavía no lo he leído pero lo tengo en casa esperando su turno.
Besos

Rober dijo... [Responder]

A mi me provocan muchísima rabia, precisamente porque lo que narran, efectivamente, ocurrió, y es una parte de la Historia que nunca debería haberse dado, y que quebró innumerables vidas.

Me provocó una sensación similar, por ejemplo, "El niño con el pijama de rayas"

¡Un beso!

raúl fdz pacheco dijo... [Responder]

poco a poco la locura va penetrando en su mente... (qué bien iría ahora aquel tema de Comité Cisne)... pooobre, Ana, se vaaa!! anyway. una historia real, no "basada en hechos", siempre tiene ese plus de intesidad, esa carga de profundidad, yo creo.

**88**8ZULELUISMAR8**88**** dijo... [Responder]

yo tengo tiempo con este libro pendiente espero leerlo pronto =D

Dany nphenix dijo... [Responder]

Este libro lo tengo en casa, pero nunca fui capaz de leerlo porque uno ya sabe cómo terminó la historia. Soy sensible a estas cosas, sabiendo que sucedieron y me es muy difícil leer algo sobre el tema. Así que, no sé cuándo lo voy a leer.
Besos.

Caminante dijo... [Responder]

A veces es difícil hacerse a la idea de que esas cosas (y seguramente otras muchas del estilo) pasaron de verdad.
En cuanto al libro, he hecho varios intentos de leerlo, y creo que nunca lo he llegado a terminar. No me atrae mucho por el momento, aunque tal vez un día me de por terminar lo que empecé.
Un beso!

La Maga Lunera dijo... [Responder]

Es un libro imprescindible. Personalmente me afecta en primera persona. Mi abuela era polaca y vivió en sus carnes las barbaries de la Segunda Guerra Mundial. Tremendamente duro.

CatRosée~ dijo... [Responder]

Yo leí este libro el año pasado, por la escuela.
Debo reconocer que al comienzo estaba bastante aburrida leyéndolo. No le encontraba lo interesante...
Pero, a medida que avanza la historia sentía curiosidad por saber más de Ana Frank, y por saber que ocurriría con ella y con su familia...

Yo soy MUY sensible xD y el libro me afectó por sobremanera, sobre todo en la última página.
Gran libro.

El Joven llamado Cuervo dijo... [Responder]

O como sacar algo de luz de tanta sombra. Un abrazo.

Towanda dijo... [Responder]

Un libro que me fascinó y que considero imprescindible.
Jolínes, qué reseña tan estupenda.
Un 10 y medio te pongo de nota.
Besos.

Pilar Muñoz dijo... [Responder]

Cuando leo u oigo, en un libro o película, que está basada en hechos reales me pongo en guardia. Me afectan mucho este tipo de historias, por crueles e injustas, y sobre todo si hay niños por medio. Este libro comencé a leerlo en un mal momento y lo dejé, no me veía con mucho ánimo de seguirlo, pero es una asignatura pendiente. Tarde o temprano lo leeré hasta el final.

Leira dijo... [Responder]

No lo leí, me dio pereza. En Amsterdam vi su casa desde fuera.

Yo me llamo Cata dijo... [Responder]

¡Me lo han regalado en reyes!
Una edición preciosa, mi mamá es amante de esta historia yo aun no me he atrevido con ella pero sin duda pronto te contaré lo que me ha parecido.
PD: Aunque me guste, no más que el principito, aun estoy emocionada por la entrada que acabo de leer...
Un saludo.

Bubbles dijo... [Responder]

Lo leí hace un par de años porque me parecía una lectura obligada, y me gustó mucho, si es verdad que es un tema bastante crudo, pero de vez en cuando me gusta tocar un tema así, real, que te enseñe lo que se vivió y cómo se vivió. Un saludito ^^

Margari dijo... [Responder]

Leí este libro siendo muy jovencita y me impactó de una manera... Saber que todo es verdad... Es de esos libros que hay que leer, y releer incluso.
Besotes!!!

Shorby dijo... [Responder]

A mí, lejos de querer ser morbosa, es una temática que me gusta muchísimo, aunque suelo pasarlo bastante mal leyendo sobre ella.
Con este libro se me ponían los pelos de punta (como otros tantos).

Besotes

Citu dijo... [Responder]

A mi me afecto mucho este libro lo leí de joven y hasta ahora me conmueve. Te mando un beso y excelente reseña

Yuki-chan dijo... [Responder]

Espero pronto! me lo compre xD me has dejado picada de la curiosidad n.n

buena reseña ;]

saludos n.n

JineteNocturno dijo... [Responder]

Como historiador aficionado y de esa época en particular... me lo ley hace bastante y lo releí hace no mucho. Uno no puede dejar de comparar cuando ha leído libros como la biografía de Mengele o la historia de los SonderKommandos nazis en el libro "Amos de la muerte", para este segundo en particular hay que tener estomago. No puede dejar de comparar, repito, la infinita maldad del nazismo con la inocencia y la bondad de la joven Anna.

Una forma de acercarse a la historia diferente pero no menos real. Gran libro.

JineteNocturno dijo... [Responder]

Como historiador aficionado y de esa época en particular... me lo ley hace bastante y lo releí hace no mucho. Uno no puede dejar de comparar cuando ha leído libros como la biografía de Mengele o la historia de los SonderKommandos nazis en el libro "Amos de la muerte", para este segundo en particular hay que tener estomago. No puede dejar de comparar, repito, la infinita maldad del nazismo con la inocencia y la bondad de la joven Anna.

Una forma de acercarse a la historia diferente pero no menos real. Gran libro.

JineteNocturno dijo... [Responder]

Y bueno no conteste a la pregunta. Afectar, afectan, suelen dejar poso. Tristeza, rabia..etc. Pero cuando lees mucho sobre esta época de la historia acabas haciendo algo de callo para que no te afecten demasiado. Aun así hay libros que no se si podría releer...

Mar dijo... [Responder]

Leí este emotivo libro muy entrada en años. Hay quien dice que ese libro se debe leer al final de la adolescencia (quizá por afinidad en la edad de Anna). Pero aunque lo leí en la treintena, no me sentí fuera de lugar y lo que he dicho, me resulto muy emotivo.

Mientrasleo, lo reyes me han traido "Los asesinos del Emperador" de S. de Posteguillo. En cuanto termine el que tengo en curso.... ¡al ataque!

Bss.

Jesús dijo... [Responder]

Siempre que me cruzo con este libro, recuerdo la recomendación de una prima mía, que lo leyó siendo una niña. Lo recuerdo porque siempre dice que es un libro que le marcó. Años después, sigo sin descubrir lo que Ana Frank contaba en su día a día. Lo buscaré.

Un abrazo.

Icíar dijo... [Responder]

Me gustó mucho cuando lo leí hace ya unos siglos. Años más tardes, cuando fuimos a Amsterdam, estuve en aquella casa, y arriba del todo en el pequeño museo. Ahí había que disimular un poquito, porque era fácil emocionarse.
Un buen libro (no sé cómo puedes sacar tantísimos, de verdad. Si pudiera: tedaría una medalla). :D