martes, 10 de junio de 2014

El viudo Lovel. W. M. Thackeray




     "¿Quién va a ser el protagonista de este cuento? Yo, que lo escribo, no, pues no paso de ser el coro de la obra. Me limito a observar la conducta de los personajes y a narrar su sencilla historia. Hay en ella amor y matrimonio, amargura y desconsuelo; la acción se desarrolla en la sala de visitas y debajo de ella, aunque, en el presente caso, la sala y la cocina tal vez se hallen al mismo nivel."

     Tenía ganas de traer otro clásico, tanta novedad me termina por saturar y necesito esos libros decimonónicos con los que sé que voy a disfrutar incluso antes de leerlos. Por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, El viudo Lovel.

     Conocemos a Elizabeth, una joven que atrabaja para ayudar a su familia. Cambiará de trabajo cuando un huésped de su madre la ayude para ser institutriz en casa del rico Lovel. Además no sólo es rico, sino también viudo.

     Sirva la declaración del párrafo de la novela, con la que además comienza el libro, para darme pie a avisaros sobre el narrador. Miente. Batchelor, como se hace llamar este narrador, será quien nos salpique la historia de sus juicios e intenciones, mostrando todos sus defectos convertidos en una virtuosa ironía para quien lea el libro. De este modo ni siquiera se molestará en juzgar para justificar la condena hacia aquellos que cree, viven bajo la máscara de las buenas apariencias teniendo luego una cara muy distinta (como es el caso de la suegra de Lovel). De este modo, y con un estilo desenfadado, la historia se convierte el algo casi cómico dejando la narración al ritmo de la ironía y el chiste fácil. Batchelor casi justifica sus modos jugando con la duda sobre si la historia que nos relata es real, dando aún más énfasis a sus palabras.

      Sin embargo, y más allá de ese estilo crítico hasta la saciedad, poco más puedo decir sobre esta novelita. La historia es bastante clásica, recurriendo al tópico de la pobre chica que entra a trabajar como institutriz y consigue que su vida cambie. No cabe duda que la he disfrutado por sus formas y tonos, sobre todo me entretuve pensando en las reacciones de la época ante su publicación, pero esperaba más.

     Hoy traigo un clásico ligero, como un pequeño vodevil literario para quienes teman acercarse a los clásicos pensando que son, en su mayoría, letras pesadas. Porque entre los clásicos, como entre las novedades, hay de todo. Incluso novelas ligeras. Y yo en este caso me quedo con Batchelor.

     Y vosotros, ¿os fijáis en los narradores de las novelas?

     Gracias


39 comentarios:

Laura dijo... [Responder]

Yo también debería acercarme más a menudo a los clásicos, que los tengo bastante olvidados. Me ha gustado éste :)
Besos!

lecturina si dijo... [Responder]

Hola Mientras Leo, no conocía el libro ni al escritor aunque eso de la ironía me atrae, por el momento lo dejo pasar. Sobre el narrador si que me suelo fijar pues tiene su peso y te dirige la historia. Gracias por la reseña.

Tamara López dijo... [Responder]

Hola :D
Este tiene algo que me llama, me lo apunto.
Un beso ^^

Tabuyo dijo... [Responder]

Me dejas con curiosidad con ese narrador. Si me topo con este libro creo que le voy a dar una oportunidad.

Besos.

Cartafol dijo... [Responder]

Pues no me llama mucho por el momento, lo dejo sin anotar, estoy algo floja de lectura...

albanta dijo... [Responder]

No conocía ni el título ni el autor aunque veo que no hay mucho que destacar sobre esta novela.

Atalanta dijo... [Responder]

Creo que de momento lo dejo pasar.
Besos!

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Mmmmm. No me convence... Jajajaja. Besotes!!!!

Darío dijo... [Responder]

Mejor que sean rápidos, digeribles estos clásicos, que a veces por la distancia histórica suelen volvérseme densos, como me esta pasando con Benito... de Melville. Un abrazo.

Minea dijo... [Responder]

Yo también esperaba más de esta novela para ser Thackeray. Lo mejor, sin duda, es la ironía que destila.
Un saludo ;)

Tatty dijo... [Responder]

No lo conocía pero los clásicos los tengo un poco abandonados así que de momento también lo dejaré pasar
Besos

Érase una vez dijo... [Responder]

Lo del narrador me llama mucho la atención (me encantan los cínicos), pero parece por tus palabras que no contrarresta lo suficiente lo manido del argumento...
¡Esperaremos por un próximo cínico o ególatra que caiga en nuestras manos!
Saludos!!!

Isabel dijo... [Responder]

A mi tambien me gusta ir cambiando de genero estos dos ultimos meses atrás leí tres o cuatro clásicos. Besos.

Rober dijo... [Responder]

Por muchas novedades, siempre habrá clásicos como este a los que volver. A mí también me sientan bien cuando me hace falta un cambio de chip. Y lo de viajar a otra época, aunque sea entre páginas, es un cambio en toda regla :P

Pese a esa ligereza que mencionas, no pinta nada mal :)

Besotes!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Avisada quedo de la mentira y la ligereza, como en todo hay de todo, incluido clásicos y en respuesta, sí me fijo en los narradores, a veces hasta protesto según los pongan :)
Un besote

CHARO dijo... [Responder]

Esta si que me la apunto pues me resulta interesante.Besicos

Shorby dijo... [Responder]

Lo he terminado de leer hace un par de días.
La parte del té, contada en plan teatro, me pareció super graciosa xD
Aunque en general no es un libro que me haya marcado =)

Besotes

Marisa C. dijo... [Responder]

Pues, ahora que lo dices, no me he parado a pensar en esos narradores. Empezaré a hacerlo desde ahora. Este título no me termina de convencer; me parece demasiado previsible, o tal vez me equivoque. Gracias de todos modos. Abrazos.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Con los clásicos casi nunca hay pierde, algunos impactan más, otros menos, pero siempre dejan huella... Sobre el narrador, vaya que me fijo en él, en cierta medida lo veo como un personaje más de la historia.

Besos.

Doctora dijo... [Responder]

Claro, los narradores son muy importantes, muchas veces pasa que es más atractiva la forma de narrar la historia que la historia en sí misma. Es lo que me pasa a mí con Dickens o Twain :)

Nina dijo... [Responder]

no conocia este libro, pero seguro me gustaria leerlo.

Enzo dijo... [Responder]

Siempre me fijo en los narradores y me da mala espina que el narrador no se muestre como un personaje más, temo que por algún lado me defraude lo que estoy leyendo.
Un beso.

Lesincele dijo... [Responder]

No lo conocía para no variar xDD
Me parece curioso lo que comentas d elos narradores pero ya, la verdad es que el resto no me llama demasiado la atención.
Un beso!

Lady Aliena dijo... [Responder]

Del autor no he leído nada, pero me atrae poderosamente. Gracias por la recomendación.
Besos.

Manuela dijo... [Responder]

Hace demasiado tiempo que no me acerco a los clásicos pero éste en concreto no termina de convencerme.
Besos.

Azalea Real dijo... [Responder]

No conocía este clásico y me llama la atención, la verdad ¡! El narrador es importante, considero yo, pero no lo principal en una novela.

Besos.

AMALIA dijo... [Responder]

Me suelen gustar los clásicos, así que me lo apunto.

Besitos.

Claudia Green dijo... [Responder]

Este juraría que lo tengo rondando por casa, tendré que mirar a ver que tal. A mí los narradores no sé, no es que les preste tanta atención, pero tengo mis preferencias, por ejemplo el uso de primera persona a veces me agota.

¡Un besote!

Ana Meyling dijo... [Responder]

Hola!
No conocía ni el libro ni al autor.
El libro en si no me llama, así que lo dejaré pasar.
Que vaya bien la semana.
Un besito, nos leemos ^^

Happiness life dijo... [Responder]

amo los clásicos ^^
este tiene buena pinta y parece diferente por lo del narrador ^^
gracias <3

Tizire dijo... [Responder]

Siempre viene bien un clásico para cambiar de tercio, aunque uno siempre se espera mucho de estas lecturas que no han perecido con el tiempo... 1beso!

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Mujer, entre novedades y clásicos decimonónicos hay todavía un amplio margen de libros en los que escaparse de lo más actual ;) Entiendo que ese aviso de que el narrador miente no es un spoiler, así que me doy por avisada.

Claro que me fijo en el narrador de la novela, creo que influye mucho en cómo esta te llegue (o no), a veces los destriparía y otras los adoro.

Besos!

Meg dijo... [Responder]

Sí que me fijo, especialmente si me "chirría" en algún sentido. Le tenía el ojo echado a este clásico, pero ahora me pones en duda. Veremos. Un beso!

Meg dijo... [Responder]

Te he comnetado el post y me ha dado error, te ha llegado?? Bueno, decía que si me fijo en los narradores, y que le había echado el ojo al libro pero ahora tengo mis dudas con tu reseña :-) Un beso!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy no la conocía muchas gracias , creo que la leeré por tu buena reseña. Te mando un beso y te me cuidas

Chloe ☁ dijo... [Responder]

Hola! Bueno Thackeray escribe clásicos de clásicos, aunque hace tiempo estaba firme en mis pendientes. Luego me incliné por otros clásicos más de mi estilo, y no quise leerlo ''por obligación''.
Un besote!

Princesa de papel dijo... [Responder]

Este de momento lo dejaré pasar.
Un beso :D

Marisa G. dijo... [Responder]

Este también me gusta!!! Me lo llevo bien anotado. Besos

Laurita lectora dijo... [Responder]

Hola, en primer lugar no conozco ni el libro ni el autor y cuando lo presentas como un clásico me da vergüencita.

El tema del narrador es muy interesante porque si su perspectiva o su grado de conocimiento son equivocados la historia pierde importancia.

Le presto mucha atención, es más, la polifonía de voces me fascina.Qué interesante este narrador mentiroso.

Gracias por la reseña, abrazo.