miércoles, 12 de septiembre de 2012

Entre montones de libros

Biografías  Alicia Martín  (Casa de América - Madrid)


     Muchas veces me preguntáis cómo es posible que lea tanto. Y tantas otras he contestado que era debido a que muchos libros que salen los he leído hace más o menos tiempo. Supongo que la pregunta es sobre el momento en que uno se decanta por la lectura.
Ahora es más difícil, ya que la vida está llena de trampas mortales para futuros lectores disfrazadas de juegos de palabras en red y pajaritos cabreados que intentan matar a cerdos a cabezazos. Ahora hay whatsapp, wii, nds, ndsi y tantas otras cosas cargadas de tantas siglas, que me recuerdan los tiempos en que intenté comprar mi primer coche y descubrir que significaba aquella maraña de letras situada por fuera de la matrícula. Lo cierto es que con una televisión con dos canales, una radio llena de estática y cintas a las que había que dar la vuelta de forma periódica, era mucho más sencillo pensar en libros. La biblioteca de mi casa constaba de una Biblia, como toda casa que se preciase, y media docena de bonitos títulos encuadernados todos iguales que daban un aspecto estupendo a la estantería. Los usados se limitaban a unas cuantas novelas de Marcial Lafuente Estefanía, media docena de Arlequín y la enciclopedia Espasa de turno. Supongo que ahora, estaréis pensando que tengo años suficientes como para que la vida en mi juventud fuera en blanco y negro.... y seguramente acertéis. Si alguien le hubiera dicho a mi abuela que existirían los e-reader... bueno, y los tablet! se hubiera reído de buena gana.

     Pero más o menos fue así, y en una casa con una televisión más te valía buscarte la vida para distraerte mientras la familia miraba ese invento del maligno que, ya en aquel momento, subía el volumen sólo para poner anuncios. Y así fue como empecé con Julio Verne, que me descubrió su mundo submarino con cohetes que parecían balas y volcanes que nos dejaban pasar a las entrañas del mundo. empecé a pedirlos por mi cumpleaños, y cuando me regalaron el videojuego del momento (dos palitos manejados con sendos mandos a rosca que golpeaban una pelota cuadrada en la tele y llamaban tenis), preferí sentarme a leer La historia interminable mientras cedía mi turno. Y se mantuvo hasta que me empezaron a guiar y descubrí autores pensando que eran tesoros, para luego saber que eran conocidos por todos. Leí poesía, teatro, terror, ficción... todo lo que caía en mis manos pasaba por delante de mis ojos. Y poco importaba el sitio; salvo una vez que estaba leyendo un libro un tanto subido de tono en el autobús y lo fui cerrando mientras miraba a mi alrededor, un ojo en el libro, otro en la gente... como si estuviera cometiendo un delito.
     Poco a poco fui llenando de libros mis estantes y, como quien no quiere la cosa, los empecé a posar en la sala. Un día uno, otro un par... y tomando posiciones. Conociendo a Bulgakov, Steinbeck, Capote... y empezando a escuchar esto de, "Y si ya lo has leído, ¿para qué lo quieres?" Pero, evidentemente lo quería, y los sigo queriendo cuando los conservo en su sitio exacto. No por orden de compra, ni autores, editoriales o colores. No, así no están mis libros. Tras veinte años comprando mis libros se apretujan unos contra otros sin otra disposición que el hueco que quede. Se apilan en dos filas por estante y se completa colocando girados sobre ambas filas aquellos que tienen tapa blanda. Se codea el mismísimo Rey Lear con Lestat el vampiro que le comenta que su autor no sólo murió sino que se duda de su autoría, mientras junto a Moby Dick , Alicia se queja de que la ballena no pasa por su espejo para ver si en ese otro mundo puede hablar. Peter Pan tampoco vuela, supongo que por miedo a tener a su lado a El señor de las moscas, y una niña mala mira de reojo a un coronel, que ya no tiene quien le escriba aunque sea del mismo puño y letra. También están la chica de las cerillas, la de la gasolina y otra que vive en un palacio en el que siempre suena el viento; y todas ellas juegan con las luces a ver si ven las sombras de un tal Grey, que les han dicho que es un hombre muy majo, nada que ver con psicópatas o perturbados no, esos son Salvajes y aquí todos pasamos por El tratado de las buenas maneras.

     Lo único que me falta de enseñaros es un estante vacío, donde voy colocando los libros que me quedan por leer y un cuaderno donde apunto poemas. Y, justo arriba de todo, el cuaderno en el que apunto los libros que no tengo pero tendré, los que me recomendáis o encuentro por el camino y que, mas tarde o mas temprano, pasarán a estar en la pila que se sostiene desafiando a la gravedad  que es la de mis lecturas actuales e inmediatas. Y es justo a esa pila a la que me refiero cuando digo que estoy Entre montones de libros.

     Y trasladando una pregunta que hicieron el otro día en el café, ¿cómo colocáis vosotros los libros?

     Gracias

83 comentarios:

Raúl O. García. dijo... [Responder]

Me encantó tu entrada. Te felicito.
Yo coloco mis libros por autor y por orden de publicación. Como tengo todos y cada uno de los que hay en castellano de Stephen King, pues, esos ocupan la mayor parte (la central) de la biblioteca, la cual está lejos de la cantidad que debe de ostentar la tuya.
Saludos.

Irial dijo... [Responder]

Yo los libros los tengo a mogollón, en varias fijas verticales y en un par horizontales, que van hundiéndose en la estantería y resurgiendo más tarde cual placas tectónicas. Lo bueno de mi "método" es que a lo mejor puedes estar sin ver un libro tres meses y luego de repente encontrarlo, encajonado entre dos tomos de CdHyF, y releerlo con e regusto de haber hecho algo bien ;) Un beso

Kikas dijo... [Responder]

Yo los coloco....con dificultad...
Las casas actuales y, con niños, es lo que tienen
Eso sí...desde que descubrí el ebook...todo es más sencillo. Por lo menos no tengo que sacar más libros de la bañera por las mañanas al ducharme
;-)

Margaramon dijo... [Responder]

Una entrada preciosa, me ha encantado. Yo no sigo ningún orden a la hora de colocar los libros, allí donde encuentro un hueco lo dejo. El problema viene cuando busco un libro en concreto y tengo que mirar por todas las estanterías y estantes, jaja.
Yo también de pequeña preferia leer a mirar la tele o jugar con según que juguetes. Lo mío era pasear por el campo o leer, a las muñecas las tenía abandonadas.
Besos

Alejandro Godoy dijo... [Responder]

Que entrada tan bonita.
Muy bueno el momento de tu elección por la historia interminable jejejeje
Desde hace poco tengo un e-book, y sólo me convence por el ahorro, el libro en papel no puede morir, una gran biblioteca es una visión demasiado hermosa.
Besos :)

alcorze dijo... [Responder]

Mi inicio en la lectura, especialmente los primeros pasos fueron casi calcados a los tuyos.

En cuanto a cómo guardo mis libros la respuesta es: como puedo.

Algunos (los más preciados) intento tenerlos más o menos juntos, Así Matheson comparte estantería con John Wyndham y con la saga de La torre oscura de Stephen King. King, por otra parte tiene dos baldas abarrotadas para él sólo.

Tanto estos libros, como el resto, están ordenados de tal forma que el espacio libre que queda en las estanterías sea mínimo (por no decir inexistente).

Por otro lado tengo todavía muchos libros en casa de mi madres y otros que me llevé al pueblo y guardo en armarios y cajas.

Nickrar_Dopi dijo... [Responder]

Yo los coloco en estanterías, lo malo es que se echa en falta una nueva en casa... así que ya hay algunos apilados encima de otros que sí están bien puestos...
Eso sí, los de ciencia ficción los tengo en la misma mini-estantería... los de CdHyF tienen la desgracia de estar separados, en lugares diferentes, aunque me gustaría tenerlos juntos y a la vista. En fin, algún día habrá una nueva estantería, algún día.

¡Interesante entrada! ¡Un beso! :D

Arila dijo... [Responder]

Una entrada muy bonita sobre tus inicios con la lectura. De todas formas yo pienso que a quien le gusta leer va encontrarle un hueco por muchas distracciones que tenga a su alrededor.

En cuanto a tu pregunta, yo los libros los tengo ordenados más o menos por colecciones y tamaños, todos los libros que son más o menos iguales los pongo juntos. Luego tengo un estante para los últimos libros que me van llegando. Me cabrían más si los pusiera tumbados y amontonados pero no puedo, aunque eso me supongo tener algunos en cajas en el trastero, necesito que estén bien ordenados y que la habitación se vea bonita, en eso soy una maniática jeje.

¡Un beso!

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Me encanta que nos confieses sus pecados lectores porque, sí, yo también me preguntaba cómo podías con este ritmo de entradas (yo me las veo y me las deseo para publicar entre 1 y 2 por semanas y me considero una lectora empedernida). Y sí que es un problema guardar los libros, siempre tenemos escasez de espacio, ¿verdad? Yo los suelo tener agrupados por tamaño para poder rentabilizar lo máximo posible la estantería y tiro de "la doble fila", qué remedio. Reconozco que el Kindle ha venido a aliviar un tanto mi problema...

Xula dijo... [Responder]

Jo, que bonito. Me has emocionado.... No me extraña que con esa pasion por los libros los coloques aleatoriamente, y como puedas. Yo en mi caso apenas tengo sitio ya para meter mas libros y los pongo en segunda o tercera fila si puedo. Eso, unido a todo el material de pasteleria que tengo, hacen que mi casa se vuelva cada vez mas agobiando... ¡Pero los adoro tanto! Besos

Quadern de mots dijo... [Responder]

Hace tiempo que mi hija me los ordeno por autores, excepto los pocos de poesía que los tengo aparte. Ahora ya casi no entran libros comprados en casa, solamente los que saco de la biblioteca. No me gusta, porque me gusta poseerlos, pero o eso o no leer, la alternativa es clara.

ethan dijo... [Responder]

Exactamente como tú: amontonados en doble fila en cada estante. También comencé con Julio Verne, más o menos por esa época que comentas.
Un abrazo

Ismael González dijo... [Responder]

Estupenda entrada a golpe de miércoles.

Antes de responder a tu pregunta diré que yo dividía el tiempo (y aún lo hago) entre unas cosas y otras. Me gusta la escritura, la lectura... pero también los juegos (el Pong, ¿eh?), el cine, etc. Lo que odio con ganas es la televisión, eso sí.

En cuanto a la pregunta... Venga, voy a confesar. Ahora apenas me quedan libros "físicos", exceptuando los de Sapkowski, Martin y alguno más por ahí, y es que el Kindle me parece muy útil en ese sentido. Antes colocaba los libros como tú, hasta que me vi obligado a deshacerme de ellos por falta de espacio. Y quiero decir una cosa más: donar libros que no sean de texto es una misión imposible... Ya os imagináis lo que tuve que hacer con la mayoría, ¿no?

A mí también me da pena el asunto.

¡Un saludo!

Offuscatio dijo... [Responder]

Creo que dada mi condición de extranjera por estas tierras, se podría decir que no tengo una, sino dos mini-bibliotecas. La que está situada cerca del mar guarda todos los libros que me han marcado a lo largo de los últimos diez años (los restante los he distribuido por vía del intercambio). Además, en una de mis últimas visitas, he descubierto que tengo algunas novelas tanto en portugués como en castellano. Supongo que aparecen por ahí cuando le digo a mi madre que me ha encantado este o aquel autor/libro. Por otra parte, tras las vacaciones, me he dedicado a organizar mi biblioteca madrileña y hay una estantería que ha quedado muy mona. Ahí están los libros de Ediciones Evohé, Anagrama y algunos de Mandadori. En las demás, sin embargo, reina el desorden ... Un beso.

MeriiXún dijo... [Responder]

La entrada es simplemente genial! Me ha encnatado :)
Y yo a ver, ordeno los libros por tamaño,de mayor a menor(es decir, de más grandes a más pequeños), y luego tengo un estante dedicado solo a los libros pendientes de leer, para así no hacerme ningún lío con los ya leídos xD mil besos!

Elena dijo... [Responder]

Muy bonita la entrada de hoy. Yo también crecí con una televisión y mi padre siempre tenía en ella fútbol, así que me acostumbré a no tenerla y aún ahora apenas la miro. Mis libros están colocados sin ningún orden, según van llegando, lo mejor es que la mayoría de las veces sé por donde están, tengo una memoria visual bastante desarrollada ;)
Saludos

LAKY dijo... [Responder]

Me he sentido muy identificada contigo y me imagino que somos, más o menos, de la misma quinta.
A mí no me sorprende que leas tantos libros porque ya lo habías explicado en alguna ocasión anterior; a mí lo que me sorprende es que te acuerdes lo suficiente de los que has leído hace años para hacer una reseña en condiciones, yo sería incapaz!
Respecto a la colocación de los libros, lo mío es puro desorden! Únicamente guardo un orden relativo en dos aspectos: los libros compromiso que tengo que leer y los que llegan ese mes para hacer a finales el IMM. Los demás están donde les encuentro un hueco (tarea cada vez más difícil)
Besos

jose maria criado lesmes dijo... [Responder]

Amiga Silvia; yo no veo televisión hace mucho tiempo y ahora ni las noticias, porque para lo que hay que ver y escuchar.
En cuanto a los libros; mis estanterías son una autentica anarquía, tanto en orden como en posición lo que a posición se refiere, unos verticales otros horizontales, en fin un desastre.
Besos

Román dijo... [Responder]

Pues con la respuesta que nos has dado a nuestra recurrente pregunta me has dejado aún más intrigado... ¿Cómo es posible que analices tan profundamente libros que has leído hace tiempo? Es por incordiar, no hace falta que contestes... Je, je.
Al hablar de la tele de aquellos años me has recordado a la abuela de mi mujer (y a alguna más, supongo), que cuando salían las imágenes de Armstrong pisando la Luna, decía que no se lo creía, que era trampa.
¡Pues yo ordeno los libros más o menos igual! Con los únicos que tengo claro adónde dirigirme para echarlos un vistazo son con los de colecciones... ¡como tienen el mismo lomo! Con los demás, unas buenas gotas de misterio nunca vienen mal.
¡Me encantan estas entradas fuera de reseña! Y las otras también...
¡Besazos!

Tatty dijo... [Responder]

Me ha encantado la entrada y también me demuestra que tienes una memoria prodigiosa, yo creo que no recuerdo ni de donde saqué mi aficción a la lectura y desde luego no sería capaz de reseñar un libro que lei hace años... respecto a la colocación de libros pues en mi caso no sigo ningún orden y ultimamente los coloco donde encuentro un hueco
besos

Isa dijo... [Responder]

A mi no me hacen mucha gracia los clásicos, pero me ha encantado saber de tus inicios en la lectura. Yo también coloco los libros a dos alturas, pero sólo tengo una estantería. Hace poco hice una limpieza (mi hermana me obligó) y una amiga se los llevó encantada, así que ahora tengo un pequeño hueco para llenar.
No sé si soy rara, pero salvo libros especiales, no les tengo ese aprecio como la mayoría de los amantes de la lectura, así que no me importa desprenderme de ellos.

concha fernandez dijo... [Responder]

Algunos por autores, otros por colecciones, pero llega un momento en que tienes que empezar a aprovechar huecos y cuando ya no tienes ni eso, ya de cualquier manera, unos en horizontal, otros en vertical, en varias filas, en varios montones, ..... lo malo es cuando, como me pasa a mi ahora, te quedas sin espacio.

Capitán Smith dijo... [Responder]

Entrañable tú entrada y tan coincidente que parece que hablabas de mi casa. Me he reído con el juego del tenis, aunque ya me pilló con mas edad. El libro físicamente en las manos ya es una seducción en si misma, mi imaginación responde mejor a su estímulo que a la tv, la cual me satura y puedo terminar de taxidermista de tanto documental de bichos. En fin entrelibros ando. Besos.(enhorabuena por tu casa)

concha fernandez dijo... [Responder]

Por autores, por colecciones, pero pronto empiezas a utilizar esos espacios que quedan vacíos y empiezas a meter los libros "con calzador", cuando no caben más los pones por encima en horizontal, después empiezas con las dobles filas, y montones por todas partes, .... pero el verdadero problema es cuando te quedas sin espacio físico donde meter una librería o estantería, ahí si que tienes un problema.

Dolmar dijo... [Responder]

Te sigo casi a diario, aunque pase como de puntillas. Pero hoy sí me apetece decirte que leyéndote he sentido que me describías, aunque hay diferencias.
Soy más maniática para colocar los libros. Van por temas: teatro, poesía, ensayo... La narrativa mezclada, va por continentes, países, orden cronológico del autor (+ ó -) y cada autor lo ordeno según lo haya leído. Cuando se terminan los estantes, rabio buscando solución a esa discontinuidad obligada. Los que esperan están aparte, todos mezclados al igual que los heredados de mi padre.Tanto en el orden como en el caos, siempre sé dónde está cada uno.
Manías personales.
Un beso.

Pakiko dijo... [Responder]

Qué entrada tan bonita. Yo realmente no los coloco, sino que los voy encajando en aquellos huecos que permiten los estantes. Y luego tengo una gran cantidad en cajas para que no se me estropeen y para cuando tenga una vivienda propia.
Besos

Caminante dijo... [Responder]

jaja Me ha hecho mucha gracia lo del autobús, creo que es muy cómica la forma en que lo has descrito.
Yo coloco los libros como tú, donde les queda espacio, entre el salón y mi dormitorio. A veces tengo que desterrar alguno del dormitorio al salón, donde queda más espacio. Suelen ser los que ocupan un lugar menos importante en mi corazoncito (pobres, espero que no lean esto).
Me pregunto lo mismo que Román, siempre me ha asombrado la capacidad que tienes para reseñar libros leídos hace mucho tiempo. Tengo una memoria mala mala para eso.
Besos!

Waru Waru dijo... [Responder]

jajajaajajajajajajaj Lo de "pajaritos cabreados que intentan matar a cerdos a cabezazos" me ha llegado al alma de verdad, jajaja.
Y respondiendo a tu pregunta, yo tengo todos mis libros en una estantería en la que ya se pelean los unos con los otros por 1cm de diferencia. Están tan apretujados que para quitar uno hay q quitarlos todos, jajaja. Los pobres...
Gracias por esta entrada, por cierto; asi te conocemos un poquito más :)
bss

Mara Oliver dijo... [Responder]

:D
PRECIOSA ENTRADA!!!!
Mis libros podrían entablar conversaciones tan caóticas como las tuyas (por cierto, me ha encantauuu el post) y más ahora, que mi bebé encuentra muy divertido tirar los libros de los estantes al suelo y jugar a las construcciones y, sobre todo, siempre le pillo probando a ver que tapa le sabe mejor :S

Cuando le pedí a la estrellita azul un hijo que se comiese los libros, no pensaba en esto tan literal, pero ya sabemos todos que los que conceden los deseos, la mayor parte del tiempo, lo hacen pa reírse ;)

mil besos!!!

Darío dijo... [Responder]

Los mios están "acomodados" en cordilleras...pero sí, yo me pregunto.como hiciste para leer tanto!!!
No te lo cuestiono, sólo me causa una profunda y sana envidia.
Un abrazo.

Wendy Think dijo... [Responder]

Tu niñez no difiere mucho de la mía, teníamos tele y había dos canales, también jugué al tenis con los palitos en blanco y negro y sobre todo tuve un abuelo maravilloso que desde bien pequeña me guio en el mundo de los libros, se iba a las librerias y preguntaba que es lo que debía leer una niña de ...años, así lo hizo siempre, era rara la semana en que no venía cargado con algún libro, leímos a Verne, desde luego y tambíen las aventuras de los siete de los cinco, Torres de Malory y Santa Clara, Disney (por supuesto), en fin que casi podría decir que nací leyendo jajajjajja
A veces has comentado que no sabes escribir y tengo que discrepar, querida, la entrada de hoy es magnífica.
Enhorabuena.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Qué bonita entrada, admiro tu prodigiosa memoria y el profundo amor por los libros que se trasluce en tus frases. En cuanto a mí, ya quisiera ser tan ordenada, mi biblioteca, pequeña por cierto, está arreglada por bloques, si se les puede llamar así, y creo que solo yo puedo encontrar orden dentro de mi caos.

Besos.

Tizire dijo... [Responder]

Una entrada preciosa, de verdad. Mis libros encuentran su sitio por sí solos: no tengo ningún criterio de orden establecidos, pero suelo encontrar con facilidad los que estoy buscando... Aunque es verdad que agrupo los que más me han gustado juntitos, para tenerlos localizados. 1beso!

Winnie0 dijo... [Responder]

Estupendo post!!!!!! tenía ganas de saber esas cositas tuyas.... Gracias.
Yo me uno a ti en cómo los ordenas y en cómo estaban los libros en casa de pequeña. Eso sí...en mi casa mi padre era un lector (y mi mami también lo era) como para que casi nos tuvieramos que salir nosotros de la casa por tanto libro maravilloso que había. Un besote

Lídia dijo... [Responder]

Con esta entrada te conozco un poco más. En mi época también habían solo dos canales de televisión y esas cosas que comentas. La afición a la lectura viene de mi padre que leía muchísimo, sobretodo novela negra y bélica. Yo tengo los libros en una habitación en una estantería de cubos de esas de ikea, en el comedor tengo en el mueble los volúmenes grandes y de tapas duras, pués me gusta tener libros cerca siempre. En mi habitación tengo los pendientes de leer en papel y los que me regalan y gano en los concursos. En un cestito de mimbre en la salita tengo los libros de cocina. Y ahora, el ebook llenooooooooooooo para leer en el tren. Me encantan las estanterías con libros y objetos, los pondría en cualquier sitio. Uff que rollo os he contado!!!!!
Un beso.

Angels Om dijo... [Responder]

Me acabo de quedar ojiplática ¡los libros se pueden ordenar! Ja,ja,ja. Te cuento como son mis estanterías, ¿recuerdas el juego de las sillas? Una menos que el número de jugadores y el que se queda de pie pierde. Pues algo parecido ;)
Preciosa entrada con la que he vuelto de cabeza a mi infancia. Gracias por compartirla.

loquemeahorro dijo... [Responder]

La "biblioteca" que había en mi casa, cuando era pequeña, era también para echarse a llorar amargamente.

A mí la tele me encanta(ba), pero ¡lo que hubiera dado por tener más libros en casa!

Y sigo igual: Nunca dejaré de comprarlos (por mucho que me lo proponga), y la biblioteca se ha convertido en la metadona, no evita la adicción.

Hace poco me dijo una compañera
- ya te has comprado otro libro? No tendrás bastantes?

- NOOO!! Cómo voy a tener bastantes??

Y bueno, van cabiendo en casa como se puede, la verdad, y muchos tienen que ceder su sitio a los nuevos.

Deigar dijo... [Responder]

Tienes toda la razón, hoy en día se hace muy difícil evitar distracciones y dedicarse a leer, al menos para aquellos que comienzan en este mundo. Cuando yo tomé mi primer libro, supe que así aprovechaba mucho mejor mi tiempo y desde ese momento no veo tanta tv aunque a veces me dejo llevar por los pajaritos y las siglas.

Me ha encantado la entrada :D

raúl dijo... [Responder]

entre montones de libros... y poemas! (molaría leer alguno de esos versos de tu cuaderno)

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

¡ Qué entrada tan bonita! Comparto yo también mi historia de lector por aquí. Tengo 32 años pero siempre he vivido fuera, en países donde la televisión es el núvleo del centro de ocio. Mi familia no es nada lectora, en mi casa los únicos libros que hay son míos. A mí nunca me gustó la televisión, mis pasiones eran los libros y el cine. Estoy muy agradecido a mis padres porque se dieron cuenta de esto y desde muy pequeño me regalaban libros. Libros cuando no quería hacer algo como ir a cortarme el pelo, ir al médico o al dentista, libros a final de curso, etc. Como casi todos, empecé con la lectura infantil. Mi último libro fue también La Historia Interminable, una maravillosa edición en el formato original escrita en tinta marrón y verde, luego pasé a Julio Verne, el primero fue El Castillo de los Cárpatos y luego a una colección enorme de clásicos que estaban en mi casa de adorno, en la que descubrí Sinuhé el egipcio, Madame Bovary y El diario de Anna Frank entre muchos otros. Me regalaron una consola de videojuegos y creo que jugaba una vez al mes y hasta exagero, hoy, tengo otra moderna y lo mismo... siempre me da la sensación de estar desperdiciando el tiempo. Mis padres y mi hermana me siguen regalando libros, me los siguen preparando como cuando era pequeño, apilados, sin envolver y atados con una cinta. Mi otra gran pasión es el cine, desde pequeño y ahora que está en decadencia, las buenas series, que a ti no te gustan jajaja :) Me has traído muchísimos recuerdos, me desharía aquí apuntando imágenes pero ya me extiendo demasiado. Gracias y besos :)

mágico dijo... [Responder]

Siento decir que mi librería consta de cuatro estantes y con huecos para minerales, incineso, fotos y cartas. Pero que estoy muy orgulloso de ella, por supuesto que sí, jajaja...

Te lo han dicho ya pero es que te has salido con la entrada de hoy!

Besitos

Francisco Palacios dijo... [Responder]

¡Me ha encantado la entrada, descubrir un poco más de ti y ese santuario de fantasía en el que todo es posible!
Mis libros se desperdigan entre estanterías, cajones y aramrios que los abrazan con sus puertas, celosos de ojos curiosos. Desde hace algunos años, también se aprietan en mi alma, libros que tan sólo yo conozco, pero que descubriré poco a poco los lectores que estén interesados.
Un abrazo.

Fran

Teresa dijo... [Responder]

Siempre recuerdos. Yo alternaba las aventuras de los cinco, con series en blanco y negro, como "Viaje al fondo del mar" o "El túnel del tiempo" ¡cómo me gustaban!
En fin, que los libros de casa no llevan ni orden, ni concierto, si bien es verdad que los que más me interesan procuro guardarlos mejor.

Me ha encantado esta entrada más personal.
Un beso.

BookLand dijo... [Responder]

Me ha encantado esta entrada, de verdad, me has hecho sonreír durante casi todo el escrito.
Y es que, yo, con 19 años actualmente, recuerdo que en casa de mi abuela no había nada mejor que un buen libro, disfrutar el silencio de la lectura, acompañada de mis primas, oir solo de vez en cuando un suspiro, o una risilla por lo bajo, y mirarnos entre nosotras y verlas, libro en mano, sonriendo.
Para mi era de las sensaciones más gratificantes de esa casa, y al salir esas cosas infernales que van saliendo cada año, haciéndonoslo más dificil, me emocionaba, puede que me la comprase, pero si jugaba, siempre jugaba tras leer algo, por poco que fuera, de un libro :)

Yo ahora mismo estoy de mudanza, así que entre que los traigo y no, no sé como hacerlo. Pero pretendo colocarlos por editoriales :)
Un beso muy fuerte!

Marikiya dijo... [Responder]

Jo Silvia ¿te llamas así, no? Creo que es la entrada más bonita que has escrito. Me ha llegado al corazón porque se parece un montón a la historia de mi padre. Era un joven sin libros y ahora no cabemos en casa de tantos que hay. Y sí, los colocamos como buenamente podemos, en estanterías con dos fondos, uno encima de otro, en huequecillos y cosas del estilo. Porque aunque los hayamos leído, los queremos para siempre con nosotros ^^

Azalea Real dijo... [Responder]

Una entrada preciosa, una historia muy interesante. Me gusta que no seas metódica con eso de ordenar los libros por editorial y por colores. Me da repelús, si te soy sincera jeje. Yo los ordeno según me parezca que quedan bien: pequeños con grandes, tapa dura junto con de bolsillo. Y sólo me quedo con las novelas que más me han gustado o de las que guarde muy buen recuerdo, o las que me ha regalado gente especial. Acumulo mucho pero quiero deshacerme de lo que no me ha terminado de convencer para llenar el hueco con libros que sí merezcan la pena.

Besos.

KONCHA MORALES dijo... [Responder]

Fíjate si seré "madurita" que en mi infancia no teníamos ni tele. A través de las ondas nos llegaban todas las noches las aventuras de "Matilde, Perico y Periquín", después de correspondiente "diario hablado" de Radio Nacional, que era el único informativo que había, común a todas las emisoras. Mis afición a la lectura se inició con el TBO, "Pulgarcito", "El jabato", "El Capitán Trueno", etc. Después, Corín Tellado y Marcial Lafuente Estefanía; para continuar con Julio Verne, Tolstoi, Bécquer... y hasta ahora. En la leonera que es mi cuarto de estar, tengo algunos libros desordenados por temas (enciclopedias, didácticos, poesía, prosa, clásicos griegos...; luego, siempre hay libros rodando por el mueble del salón, en la mesita del ordenador, en el sofá, en otro mueble del pasillo, en mi habitación... ¡un desastre! Yo no sé que les pasa a mis libros que, por mucho que lo intento, no se pueden quedar quietos en un sitio fijo. Y para el final, lo mejor: tu entrada. Una estupenda narración con vocación de relato que he seguido con mucho interés. Un besito, Silvia.

Pedro Luis López Pérez dijo... [Responder]

Intento colocarlos por secciones en las que prima la temática...Bueno, es un decir, porque siempre se desordena alguno por despiste de su Propietario.
Un abrazo, Silvia.

Marbelis dijo... [Responder]

Increible entrada! me ha gustado mucho, necesitaba que me teletransportaran en el tiempo y tú lo has conseguido.Me has echo recordar tantas cosas de nuestra época, como lo de la maquinita esa que era una pelota que cruzaba una red y se llamaba tenis, con tal sonido tan particular, que a mi me trae gratos recuerdos.....

Respecto a mis libros los ordeno según van entrando, a veces me molesto en ponerlos por autores, pero casi siempre por como caen, eso si, tengo dos estanterias, una de libros leidos y otra de libros sin leer, la de sin leer es grandisima!, una pena no poder volver hacia detrás y recuperar el tiempo perdido en "El pais de las maravillas"

Espe dijo... [Responder]

Me encanta la pregunta de hoy. :-) Mis libros están colocados por la CDU, como en las bibliotecas públicas. Y la sección de literatura por orden alfabético de apellidos de los autores. Básicamente ese es mi orden, y luego también tengo una estantería donde están los libros pendientes, otra en la que coloco los que tengo que devolver... Me encanta verlos todos ordenaditos; creo que desde el principio tuve claro que lo mío iba a ser estudiar Biblioteconomía...

aldogal dijo... [Responder]

Pero que entrada mas mas espléndida, una de las mejores que he leido en ti blog, sabes que yo sigo tu blog vengo y lo visito sin aviso en el correo, no me he subscrito y te sigo solo por que me gusta tu blog, la dirección me la se de memoria, incluso esta entrada me ha inspirado para publicar una parecida, ojala no te moleste.
Pues yo si ordeno mis libros de forma que se miren bonitos jajaja, trato de comprar por lo menos las sagas de una misma editoria para que preseten formas similares y ordenadças, son fan de los libros en presentacion Debolsillo pero igual tengo los grandes.
Es blog es un encanto un sitio de ensueño, felicito a la creadora por su cración.... "mañana en mi blog, el Prisionero del Cielo" pronto "El Hombre de San Petersburgo"

Lesincele dijo... [Responder]

Qué arte tienes para escribir entradas ^^

Pues yo en cuanto al orden, donde pillo, eso si, tengo una estantería para los leídos, dos más para los que tengo para leer ya, otra con los que me llegan y por fin, un armario con los que tengo sin leer pero que llevan conmigo demasiado tiempo ya...

Y ahora que me he mudado...pues como me faltan muebles, me he hecho unas bonitas mesillas de libros, una mesita para el salon...vamos, tengo arquitectura libreril en casa xDDD.
Soy un desastre pero en mi orden me entiendo.

Y en cuanto comentas porqué lees tanto...yo porque tampoco veía la tele...ahora que convivo con mi pareja desde hace nada y el no lee absolutamente nada me da más trabajo encontrar mis huecos.

Un beso!

Valaf dijo... [Responder]

La entrada, y que lo sepas, tiene muchísimo encanto.

Mis estantes son algo caóticos: libros, libros en doble fila, libros encima de libros y en horizontal y, a veces, alguna que otra pipa en la pequeña banda de madera que queda libre, si es que queda, claro.

Un beso

Sara O. Durán dijo... [Responder]

Muchas veces me he preguntado como haces para leer tanto y para manejarte entre montones de libros, que imaginé tendrías. Lo que tan amenamente nos has relatado hoy.
Yo conservo solo mis imprescindibles y caben bien en un par de libreros. Los presto, los regalo, los hago circular, igual me llegan (vieja costumbre de familia, en la que siempre ha habido demasiados libros, pero que son ¡nada! si lo comparo con las cantidad que tu lees)
Un fuerte abrazo!!!

Francisco dijo... [Responder]

Una entrada muy buena que me trae grandes recuerdos tanto de la vida en blanco y negro como de mis primeras lecturas. Se podía ver más tele habiendo solo dos canales como en aquella época que con los tropecientos que hay ahora. Pese a todo tenía tiempo para jugar, para leer, para estar con los amigos...
Mis comienzos con la lectura fueron también con Julio Verne, con Emilio Salgari o Mark Twain. Siempre tenía un libro entre las manos.
La estantería, pues según me dé. Esta temporada la tengo ordenada más o menos por géneros literios, hasta que me aburra y deje que siga el curso del río a su aire. Besos.

Carla dijo... [Responder]

Una entrada muy bonita. Me ha gustado saber tus inicios en la lectura.
Respecto a como ordeno los libros, pues lo hago por géneros para así orientarme mejor yo y después intento poner los del mismo autor juntos. Admito que soy un poco maniatica con mis estanterías.

Un beso!!

Simonita dijo... [Responder]

Qué entrada tan original!
Y como dice Yossi, me hiciste retroceder a mis primeras lecturas, en un dormitorio con una ventana casi identica a la que tengo de fondo en mi cuenta de twitter, leyendo los comics que traía y volvía a llevar para volver a traer otro de la librería de segunda mano.
Luego las novelas romanticas de Puck en pie de guerra, Mujercitas y el paso a la biblioteca de mi abuela, que me tenía fascinada por la cantidad de generos y tamaños, y pedirle que me recomendara qué leer.
Ella gran lectora me dió Cumbres Borrascosas, para luego pasar a Ana Karenina y luego Rojo y Negro.. con la condición siempre de devolverlos sanos ;).
Mi biblioteca cada día crece y los libros se van acumulando en cualquier espacio apretadito.
Pero para mi cumpleaños y Navidad siempre les dejo una lista con los libros que quiero, porque me olvidé de aclarar, pero mi marido e hijos son teleadictos!
Besos! (Perdón por la extensión)
Feliz Primavera!!

Nina dijo... [Responder]

Me encantan tus entradas. Tan sinceras y bonitas. Pues yo los ordeno por leidos y no leidos. Como dispongo de poco espacio, los ordeno como puedo la verdad ;)

Besitos!

My Eyes dijo... [Responder]

Que bonito lo que cuentas y que ilusión ver que también empezaste con Verne ^^
Mis libros están desperdigados, algunos en estanterías, otros en cajones que me he apropiado para ellos y otros dentro de las mismas cajas donde vinieron (los que pedí por internet a alguna librería). Algunos en la mesita de noche y otros en las librerías, esperándome ;-)

Shorby dijo... [Responder]

Me encanta la entrada que nos traes hoy por aquí =)
A mí también me preguntan que para qué los quiero si los he leído ya... pero hay algunos que merecen relectura, aunque sea con el paso de los años =)
Por mi parte, juego al tetris con ellos ya (mi madre se queja porque estoy colonizando el salón xD); ya colgué una foto de mis estanterías en el Día del Libro, de una de ellas, vaya.
Los tengo por géneros y autores, depende de la estantería que toque, mientras me entere yo... xD

Besotes

Margari dijo... [Responder]

Me ha encantado tu entrada, desde la primera mayúscula hasta el punto y final. Ya con lo de las siglas me has sacado la sonrisa. Y es que llevo todo el dichoso día pensando a que se refiere el profesor de gimnasia de mi hija con el RAF... Que lo tienen que llevar al cole y yo de raf, sólo conozco el tomate, y no creo que sea eso...
Sobre el orden de mis libros, en la medida de lo posible, por orden alfabético, para así poder buscarlos mejor. Aunque cuando hay un hueco libre por algún sitio, me tengo que saltar el orden. Pero más o menos... Y sí, a mí también me dicen que si ya los he leído, para qué los quiero... ¿Por qué cuesta tanto trabajo comprenderlo? Y por qué al que tiene miles de películas no le hacen la misma pregunta?
En fin, que te has lucido otra vez con esta entrada. Que me ha encantado esas conversaciones entre personajes literarios. Con tu permiso, la voy a guardar. ¿Me dejas?
Besotes!!!

Icíar dijo... [Responder]

Jajajaja, me ha hecho gracia lo del libro con algo de erotismo y tú en el autobús mirando a diestro y siniestro por si te leían el pensamiento, jajaja.
Qué entrada más rica. Me hubiera gustado que me hubiera dado de pequeña por Julio Verne, pero no, perdí ese tren?¿Dos filas por estante?¿Y cómo ves los del fondo? No tengo orden en la colocación de libros, salvo que me dé una fiebre de ordenar, ero sì me gusta verlos todos, por eso no podría poner eso de las dos filas que una tapa a la otr. No. Pero claro, supongo que no te queda más remedio.
Bonita historia que expica lo de "Entre montones de libros"

Nagini dijo... [Responder]

+111111111111111111111111111111

Totalmente de acuerdo, aunque yo la tele no la veo tan mala, entretiene, pero, donde esté un buen libro....

A mí una cosa que me desmotiva es que muy poca gente lea, no saben lo que se pierden y lo peor es que algunos ven la lectura como algo maligno, si hasta me han llegado a preguntar ¿cómo te puede gustar leer?, para que veas la clase de elementos que pueden rondar por ahí.

Y yo leo desde chiquitita, y nadie me inició, yo recuerdo que ya me ponía a leer y me entretenía de lo lindo, yo ando a ver si mis hermanitas pican el anzuelo de la lectura a ver, me gustaría que hubiera más gente leyendo y de nuestras edades, sólo con mi madre puedo hablar de libros y eso también me desmotiva un poco.

Solo habrá que perseverar.

Un saludo.

Mere dijo... [Responder]

Tengo pocos libros, la mayoría los cojo de la biblioteca. Me gusta compartir los libros con otros y encontrar dentro la tarjeta de un pub o la lista de la compra. Me han encantado todos esos personajes que confraternizan alborotados sobre tu estantería y sobre el cuaderno de poemas... de algún modo siempre supe que existía :) Un beso

shaka lectora dijo... [Responder]

Qué entrada tan bonita te ha quedado, me encanta. Mi casa es un verdadero caos literario, ya mi madre empezó a comprar y almacenar libros de soltera, más los que he comprado yo y los cuentos de mi sobrina, vamos que te puedes hacer una idea :P

En cuanto a cómo los colocamos, de forma que tan sólo yo entiendo, cada cual tiene un sitio único e irremplazable pero sin orden aparente. Mi madre se vuelve loca cuando necesita encontrar alguno :(

Un beso shakiano!!

Nesa Costas dijo... [Responder]

¡Qué entrada más genial!
Me ha encantado esta explicación de porque actualmente estás Entre montones de libros.
Nunca encontraré una definición mejor para los hungry birds jajaja
Y qué razón tienes, hoy en día hay mil cosas que te pueden distraer y que te quitan tiempo para disfrutar de una buena lectura.
Yo no soy mucho de videojuegos. Creo recordar ese del tenis, aunque yo soy más de la época del tekken jeje… aunque nunca tuve paciencia para otra cosa que darle a los botones sin ton ni son con lo que me aburría pronto. Pero aun así, sí que es verdad que a veces, a la que te despistas, pueden atraparte.
Y del whatsapp mejor no hablo, en eso si que caigo.
Una vez más, insisto, me encanta como enlazas los títulos. Vale, no vuelvo a repetirlo que al final me quedan todos los comentarios iguales.
Sobre el orden de los libros, intento que tengan una ligera armonía… pero cuesta. Quitando algunas colecciones, el resto son cada uno de su padre y de su madre, así que no hay manera.
Y ya paro, que hoy me ha salido un testamento.
Besos y enhorabuena por esta entrada.

Marta Dolce far Niente dijo... [Responder]

Pues yo los coloco por autor en estanterias. La verdad es que me ha encantado tu entrada. Me has recordado muchas cosas, muchas anecdotas y detalles... Me has recordado que la primera vez que mi padre me costigó, fue por leer con una linterna debajo de las manatas... pasaba las noches sin dormir. Cada libro es un viaje o una aventura nueva. Si algo me apena de la sociedad de hoy en día, es que a los pekes no se les incite a leer más! Un besote guapa

Rober dijo... [Responder]

Yo menos mal que me he rendido bastante al e-book, y el problema del espacio físico se ha minimizado un poco.

Hasta entonces, tenía a mi madre loca para ordenar los libros. Primero era uno cada mes, el que venía por el "Círculo de Lectores". En cuanto llegaba la revista se la arrebataba de las manos a mi padre para escoger mi favorito. Ya por entonces se llenaron a rebosar las estanterías de casa.

Después, cuando llegaron mis primeros sueldos, llegaron con ellos mis pedidos de siete u ocho libros a la FNAC, además del "Círculo de Lectores". Y mi madre no daba crédito. ¿Dónde vas a meter todo eso? ¿Para qué quieres tanto libro? Pues los tengo en una pila en mi escritorio, y el resto aún en las cajas de los propios pedidos. No hay sitio, y aún así yo sigo comprando de vez en cuando.

Un besote

Libros Que Voy Leyendo dijo... [Responder]

Yo tengo verdaderos problemas para colocar los libros en mi casa.. de hecho he empezado a invadir la de mi abuelo, que gustosamente los da acogida y cariño tras su lectura.

Un beso

Jo dijo... [Responder]

los consentidos en mi habitación un mueblito especial para los que estén cerca de mi cama...

los mas pesados .. je en un estante lindo que les da la luz de la ventana porque para mi es importante que tambien respiren
y por lo general... por colores.
si .. no terminan en orden de género pero por colores los encxuewntro mas facil
:)

este post me ha resultado magnifico conozco mas de ti
aunque no me he preguntado demasiado como es qu elees tanto... a veces si se lee se nota hasta por la forma en que colocas una sola frase

sin titubeo y sin parafrasear nada que se haya inventado para impresionar.

:)


Citu dijo... [Responder]

Uy una entrada muy original y yo como soy una terrible desordenada donde pueda aunque últimamente leo en mi compu. Te mando un beso y te me cuidas

LaLolaSh dijo... [Responder]

La biblioteca de una persona refleja mucho de sí mismo. Me encanta ver bibliotecas ajenas. ¿Has leído algo de Jesús Marchamalo? Seguro que te gustaría "Donde se guardan los libros".
En mi caso intento colocarlos primero por autor. En un lado literatura extranjera, en otro el sector del terror... Pero al final cada libro va cogiendo su sitio sin que yo pueda decidir mucho su posición. Estoy llegando a la conclusión de que la localización de mis libros es un reflejo de mi subconsciente. ¿Para qué nos empeñamos en ordenarlos si ellos se ordenan solos?

Sol dijo... [Responder]

Me ha encantado tu post. Yo también tengo montones de libros en diferentes idiomas, muchos de ellos diccionarios: español, inglés, francés e italiano. Ahora están en cajas, y una buena parte siguen en casa de mi madre, esperando desde hace años a que vaya a rescatarlos. Me mudé hace poco más de un año y no tengo sitio donde colocarlos. Como espero volver a mudarme en breve, tampoco he hecho ningún intento por encontrarles su sitio. Sufro cada vez que me acuerdo de uno que me gustaría releer. Hace poco hice una apertura de cajas y ahí están, esperando a ser leídos. Ahora tengo un e-reader y estoy alternando la lectura y tratando de comprar menos libros, pero ya me he dado cuenta de que es una batalla perdida. Si entro en una librería....compro;). Un saludo.

Paloma dijo... [Responder]

Una sonrisa de reconocimiento me ha acompañado durante la lectura de hoy, por la similitud y la añoranza al recordar esos inicios. Yo empecé "en serio" con las aventuras de Los Cinco y ya no pude parar. Al principio releía muchísimo porque no había para mas y hasta las novelitas de Marcial Lafuente Estefanía pasaron por mis manos insaciables.
Y ahora se amontonan como pueden como los tuyos, en dobles filas y por encima de ellos. Cuando no tuve mas remedio que admitir que mi espacio era finito fue cuando decidí comprar un lector electronico y reducir los libros en papel a casos muy concretos que coloco en el estante que me queda mas a mano.
Besos.

Ssil dijo... [Responder]

¡Qué texto tan bonito!

Yo no recuerdo el momento exacto en el que me enganché a la lectura. En mi casa no se leía nada más que el periódico y alguna ocasional revista, pero mis padres siempre tuvieron claro que era importante que leyese así que cada Navidad y cumpleaños me regalaban algunos ejemplares. Si salíamos y se me antojaba un libro me le compraban. Les tengo que agradecer ese apoyo que me brindaron, no eran lectores pero a mí me dieron la oportunidad de serlo desde pequeña.


Un saludo

Alejandro dijo... [Responder]

Encantadora entrada, llena de magia igual que los libros de los que te rodeas. Yo fui combinando la lectura con todos esos cachivaches llenos de siglas y una pelota gorda y naranja.

En mi caso, y dado que no dispongo de demasiado sitio, mis libros comparten distribución con los tuyos. Al tuntún y bien apretaditos.

Seven things about you... no te digo más :)

Besos.

Carla Villalba. dijo... [Responder]

Me ha fascinado esta entrada. Una vez una chica me miró raro por nunca había jugado "Angry Birds" y porque preferí seguir leyendo a que ella me enseñara a jugarlo.

En cuanto a mis libros, los tengo guardados en un baúl, porque en mi cuarto no hay espacio para una estantería y la biblioteca de la casa está llena de enciclopedias álbumes de fotos, diccionarios, cuentos para niños y mis cuadernos de primaria que "podrían servirle a mi hermana cuando le toque". Así que los libros que voy leyendo los guardo en un baúl y los que me prestan los guardo en una gaveta de mi mesita de noche, porque me ha pasado que los guardo en el baúl y se me olvida que son prestados.

Mis comienzos en la lectura fueron con El Principito. Mi madre solía leérmelo cuando estaba pequeña, y cuando tenía unos diez años lo leí por mi cuenta. Ayudó bastante que fuese una edición hermosa del libro (tapa dura acolchada, grande, con lustraciones a color, páginas estilo revista y una letra bastante grande), pues fue el que más me llamó la atención en la biblioteca.
Sin embargo mi madre no me recomendaba libros (a pesar de que ha leído mucho), me dejaba elegir con libertad en las bibliotecas y librerías lo que se me antojase.
Es mi padre quien ahora insiste en que lea tal o cual libro de algún escritor latinoamericano.

Saludos. (;

Luciana dijo... [Responder]

Qué dónde coloco los libros?
Entre los de estudio y los de placer...donde quepan!

Elysa dijo... [Responder]

Exactamente como tú: amontonados en doble fila en cada estante, y buscando huecos constantemente. Luego están las dos torres de los libros que voy leyendo, esas también son permanentes, en la mesilla de noche. Cuando tengo que buscar alguno, paso un buen rato buscando, pero no me importa es algo que me gusta.

Besitos

Navegante dijo... [Responder]

Me gustan este tipo de historias y mas si son largas.
Hasta hace poco que estrené mis repisas y ahí acomodo mis libros por tamaños los ya leídos y en otra parte los que esperan su turno.
Un saludo!

Meg dijo... [Responder]

Jo, se me habn pasado varias entradas, y esta ha sido una Sencillamente preciosa, debemos andar por la misma quinta, porque el juego de los palitos, el tenis de Atari es de mi época, y la Historia interminable también...

Mis libros están en un una libreria, pero cada vez peor, no caben, también soy cinéfila y colecciono películas. En breve me mudo a una casa más pequeña y es un tema que me agobia, porque no voy a dejar de adquirirlos o pedirlos en las fechas importantes, jejeje. Un besote!

Meg dijo... [Responder]

Ah! al decir que están en una librería, me refiero a que está sin orden, a veces los colocos según tamaño, pero vaya, casi ciempre como encarten. :-)

Rosana dijo... [Responder]

Pero qué vas a ser tú en blanco y negro!!!!! Si eres "asquerosamente joven"!!!
Mis libros (que leo más de los que compro y siempre ha sido así, porque adoro las bibliotecas) también se tapan los unos a los otros, en dos filas, pero lo normal es que los agrupe por temas o por autor, pero sin mucho orden ni concierto. No me da tiempo a ser más ordenada!
Besitos