miércoles, 13 de junio de 2012

El juego de los abalorios. Herman Hesse



     "Es nuestro propósito consignar en este libro el escaso material biográfico que pudimos hallar acerca de Josef Knecht, el magister ludí Josephus, como se le llama en los archivos del “Juego de Abalorios”. No nos ciega el hecho de que este intento está de algún modo en contradicción con las leyes y los usos vigentes en la vida espiritual, o por lo menos parece estarlo. Porque precisamente la eliminación de lo individual, la inserción más acabada posible de la persona en la jerarquía de las autoridades educativas y de las ciencias, es uno de los supremos principios de nuestra vida del espíritu. Y este principio ha sido realizado también por larga tradición tan ampliamente que hoy es difícil en extremo, y en muchos casos aun del todo imposible, encontrar pormenores biográficos y psicológicos de individuos que han servido en forma sobresaliente a esta jerarquía; en muchísimos casos no se pueden establecer siquiera los nombres propios. En realidad, es una de las características de la vida espiritual de nuestra “provincia”, el que su organización jerárquica posea el ideal de lo anónimo y llegue muy cerca de la realización de este ideal."
   
     Hay autores que nos vienen marcados por una o dos obras. Es el caso del autor que hoy traigo al blog, Herman Hesse, quien era para mí el autor de Siddartha hasta que descubrí que su obra más famosa era el libro que hoy traigo y me lancé a leerlo, eso sí, desde la precaución que viene siempre motivada por el reconocimiento manifiesto de una obra por las grandes voces de la crítica. Me llevé una sorpresa tanto por la temática como por el contenido. Hoy traigo a mi estantería virtual un juego, El juego de los abalorios.

     Nos traslada el autor a Castalia, en el año 2.400. Comparten en este libro protagonismo, el juego que da nombre al libro al que se dedican los intelectuales de esta sociedad futurista y el maestro Josef Knecht, al que conocemos durante su vida y aprendizaje hasta convertirse en maestro.

     Estamos ante la gran obra de Hess, nombrada durante su entrega del Premio Nobel de literatura y, sin embargo, dejada de lado frente a El lobo estepario, Demian o Shiddarta. Se publicó con grandes dificultades, más por empeño del editor que del propio autor viendo la luz apenas un puñado de ejemplares en su primera tirada que fueron considerados pequeños tesoros por aquellos que pudieron acceder a su lectura.

     Lo primero que llama la atención es el ambiente futurista que recrea el autor, basándose en un arquetipo de sociedad que se basa en su propia satisfacción, sin desarrollar ningún tipo de sentimiento crítico hacia lo que les rodea. Resulta cuanto menos curioso que un autor de principios del siglo pasado reflejara de una forma tan vívida una sociedad que se aproxima mucho a la actual en la que los libros han perdido vigencia frente a los televisores que son, muchas veces, quienes hacen de niñeras de lo que serán los dirigentes del futuro. Crea El juego de los abalorios, que da nombre al libro, partiendo seguramente de la idea del ábaco y planteándolo como un sistema que combina todas las ciencias del conocimiento y que incentiva a pensar y descubrir nuevos puntos de vista de aquellos privilegiados que lo practican, siendo el eslabón más alto el del Maestro del juego. Con todo no deja de ser un juego empírico y para ello utiliza Hesse a su protagonista, un hombre que asciende poco a poco estudiando desde su infancia por la escalera social que va asimilada al juego y que, estando en lo más alto, no puede evitar comparar su vida con el mundo viendo que ha estado hasta ese momento en una utopía, no tanto irrealizable como imposible en la práctica, que le lleva a cambiar su concepto de la vida.

     Entra de este modo Hesse en la crítica que tanto le gustaba, diferenciando al pueblo llano y a la orden encargada de legar a ser "Castaglios". Una crítica velada a la iglesia y a la sociedad en la que vivió el autor que muestra su fascinación por las artes y, sobre todo, por las ciencias. No olvidemos que refleja un mundo en el que la cultura ha dejado paso a las ciencias mostrando una utopía repetida mil veces en otras tantas obras y que, como ha de suceder con todo aquello que se nos antoja numérico y carente de sentimientos, termina abocado al fracaso. Una obra con un tinte pesimista en la que nos vemos empujados a valorar aquello que tenemos, sobre todo en momentos como este en que unos números que varían a cada instante en pantallas que recorren el mundo, parecen regir nuestras vidas sin que nadie nos haya pedido nuestra opinión. Una obra compleja, difícil de expresar en apenas un puñado de líneas, pero que tiene muchos puntos para debatir, el primero de todos muy básico:
Aquello que puede parecer perfecto sobre el papel, la teoría... ¿deja su perfección en el camino a la práctica?

     Gracias

44 comentarios:

Offuscatio dijo... [Responder]

¿Premio Nobel de Literatura? Otro autor completamente desconocido para mí, y, por todo lo que cuentas, no debería serlo...aunque debo confesar que eso del año 2.400 me echa un poco para tras. ¡Qué tengas un feliz miércoles!

orthos62 dijo... [Responder]

Yo creo que si, una cosa es lo que pone en los manuales y otra muy distinta es cuando lo pones en practica y tienes que solventar los problemas. Es entonces que te das cuenta de que la teoria es muy bonita pero poco practica.
un besote de saborescompartidos

Valaf dijo... [Responder]

De Herman Hesse, El lobo estepario y Shiddarta. Este no lo conocía. Por cierto, no tiene nada que ver, ya lo sé, pero mientras leía tu reseña pasaban por mi mente imágenes de Fahrenheit 451, ya ves.

Y bueno, si tenemos en cuenta que de la teoría somos los dueños; los creadores absolutos, y de la práctica una especie de barquito velero a merced de corrientes y olas imprevistas, pues como que ese perfección es un poco quimérica.

Un beso

Xavier Beltrán dijo... [Responder]

Ay, ésta creo que no me la apuntaré. Después del fracaso de El lobo estepario, que no me gustó nada, dudo que vuelva a leer algo de este autor.

Un saludito y feliz miércoles.

Icíar dijo... [Responder]

A tu pregunta, yo diría que seguro que sí. Qué bien, no sabía que esta fuese la obra, aunque se la llevase la fama las de Sidharta, Damian y el lobo estepario. La apunto para leerlo en breve, lo más pronto posible. Junca hbiera imaginado una obra futurista, y además habrá que hacerte caso a ti y al editor. :P

Azalea Real dijo... [Responder]

No he leído nada de este autor, pero teniendo en cuenta que mi hermana se tuvo que leer algo de él en el instituto y que, odiando la lectura le gustó bastante, creo que debería probar con él.

Besos

Rebeca de Winter dijo... [Responder]

Me sorprendes con tu entrada y reconozco mi ignorancia. Conocía la obra de Hesse y sin embargo no tenía ni idea de que este libro existiera y menos aún que fuera su mejor obra, y por el título jamás lo hubiera imaginado. Interesante reflexión. Bss.

Tatty dijo... [Responder]

No me llaman especialmente los libros que se sitúan en una época futura, me cuesta decidirme a leerlos por lo que no creo que me anime a descubrir este título
besos

pseudosocióloga dijo... [Responder]

Efectivamente, he leido ños otros tres y éste...ni idea...habrá que leerlo.

Lídia dijo... [Responder]

He leído hace años todos los libros que comentas de Hesse, incluso Narciso y Golmundo y algún otro, pero de este no tenía conocimiento. En este momento creo que lo aparco, me apetece leer cosas que me distraigan más.
Un beso.

Meg dijo... [Responder]

Todavía no he leido nada de él, lo mio es grave!! Me ha gustado la reseña, pero creo que empezaré por Siddartha. Un besote!

Wendy dijo... [Responder]

De Hesse he leído El lobo estepario y Sidartha, la lectura me resultó amena pero dura de ahí que le tenga un poco de miedo a este autor, creo que lo coloco en la lista de escritores magníficos pero con los que voy con precaución.
Besos.

Arila dijo... [Responder]

De este autor leí Demian cuando era más pequeña para la clase de filosofía y la verdad que me gustó bastante, ciertamente era muy filosófico. Me gustaría volver a leer algo de este autor, así que me apunto este y los que has citado en la reseña ^^ ¡Un beso! :)

jose maria criado lesmes dijo... [Responder]

Amiga Silvia; la perfección es un concepto abstrato, que varía según el interés de quien lo interpreta, y como nos viene siempre impuesta por intereses espurios,se aleja mucho del fin que dice perseguir, el bien omun.
¿Qué es la perfección, tu lo sabes querida amiga?
Besos

Lesincele dijo... [Responder]

Uy este no me atrae demasiado...lo dejo pasar.
Aunque la reseña me ha resultado interesante.
Un beso!

Darío dijo... [Responder]

No sé. Hesse me parece un adelantado y un escritor enternecedor...

Aydita dijo... [Responder]

Tiene buena pinta ! besos

G dijo... [Responder]

Buenos días.
Hoy traes una de mis obras favoritas. No tan conocida como otras del autor pero con una vertiente que me dio mucho en que pensar.
Buen día, gran elección.

CHARO dijo... [Responder]

Pienso que la teoría suele ser mucho más facil que la práctica y que en la mayor parte de las veces no van unidas de la mano.Besotes

Francisco dijo... [Responder]

Es Herman Hesse, pero este tipo de novelas tan futuristas no me atraen mucho. Saludos, Paco.

Rosa de los Santos dijo... [Responder]

No lo conozco , ni su autor ni su obra...
y no debe de ser fácil . plasmar la perfección en el papel , que llevarlo a cabo... se puede intentar , se puede mejorar, pero nunca quedara perfecto ... Ni Dios , pudo con sus ángeles ni su creación !!!
Besos y esperemos que a DON MARIANO , le salga todo como lo tenga previsto en el papel !!! jajajaja
mas besosss

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Uy, qué mal voy con Hesse, mientras Leo, ni he leído este que hoy nos traes, ni Siddharta ni El lobo estepario. Sólo he leído El caminante, que me gusó mucho. Me tengo que poner, me llevo la recomendación y el propósito de enmienda con el suizo. Un beso :)

raúl dijo... [Responder]

aquello que puede parecer perfecto sobre el papel deja de serlo en la práctica... en el 99% de ocasiones! bueno, un poco menos, vale, pero poco! yo creo.

Jo dijo... [Responder]

No lo sé de cierto ero supongo que siempre he de equivocarme cuando sobre teorias y postulaciones afirmo que la perfección no existe...

tambien equivocada estoy cuando a hesse lo relaciono con otro titulo y soy una ignorante teniendolo ahi en mi estante y no le he hecho caso!!!

:o

InésM dijo... [Responder]

La verdad es que las obras futuristas no son lo mio.
Una reseña fantástica.
Besitos.

Nesa Costas dijo... [Responder]

Sigo sin conocer a Hesse, no me has dado tiempo desde la ultima entrada jeje, mi lista de pendientes aumenta y aumenta.
Curioso lo del mundo futurista descrito hace tanto.
Sobre la pregunta, perfecto no puede ser nada que siempre estamos las personas para estropearlo.
Besos

Rober dijo... [Responder]

Qué portada más colorida para el "contenido", ¿no?

Me llama mucho, casi todas las novelas que de algún modo se "anticipan" al mundo o la sociedad que están por venir lo hacen.

Creo que me sumergiré en Hesse definitivamente con este juego.

Besines.

MariMari dijo... [Responder]

Muchas gracias :) Ese relato hizo que me animara a escribir, y desde entonces no he parado, con minirelatos y participando en varios concursos. Subiré pronto un minirelato con el que quedé finalista en un concurso del blog :)
Un besazo!

Margari dijo... [Responder]

No he leído nada de este autor aún, pero este libro no termina de llamarme, que cuando los libros están ambientados en épocas tan futuras, como que no me gustan mucho.
Besotes!!!

Román dijo... [Responder]

Shiddarta lo ley de adolescente y me marcó. No lo he vuelto a leer y algún día debería hacerlo (otro más para releer). El lobo estepario fue la base que elegí para un trabajo de la asignatura de Religión en el Instituto, por los años de la Transición (suena raro, ¿verdad?). No recuerdo si me aprobaron y no guardo el trabajo. Herman Hesse lo descubrí en aquellas épocas y fue importante para mí. El libro que nos has traído hoy no lo he leído (imperdonable) y lo acabo de apuntar en mi cuaderno.
¿La perfección fuera de la teoría? Siempre la práctica descubre infinidad de cosas que no se ven sobre el papel. Por fortuna. Qué aburrido sería lo contrario...
Por cierto, me ha gustado tu número de seguidores al leer tu entrada: 1111.
¡Un besazo!

shaka lectora dijo... [Responder]

Conocía a este autor, pero nunca he leído nada suyo, a pesar de tener en casa "El lobo estepario". De este que hoy nos traes ni lo conocía ni me atrae, ese año 2400 me tira un poco para atrás.

Un beso shakiano!!

Mara Oliver dijo... [Responder]

Me gustaba mucho Hesse a los 15-17 (Siddharta, Damien y El lobo estepario los leí entonces), no me han vuelto a dar ganas ;) Este no lo conocía, a lo mejor me animo.
besotes!!!

Àlex N. Everett dijo... [Responder]

De Hesse he, más que leído, devorado "Demian" y "El lobo estepario" y me han parecido una pasada.
Enamorado me hallo de este autor por esas dos obras. No he leído el juego de los abalorios. Aunque creo que este verano me dará tiempo de leer "Siddartha" y puede que después "Peter Camenzind" dejaré esta obra para más adelante... porqué no quiero que la lista se haga interminable xD

Un abrazo.
Me alegra visitar tu sitio y encontrarte siempre hablando de autores que me fascinan.
(:

Un fuerte abrazo.

Luciana dijo... [Responder]

Sólo leí El lobo estepario, a este no lo conozco, en cuanto a la pregunta, creo que llevar a la práctica una teoría, es siempre más difícil y no necesariamente sale como se planea.
Besos.

Citu dijo... [Responder]

Me encanta ese autor yo lei el lobo estipario pero no esta . Mas tu reseña me ha hecho tener ganas de leerlo ya te cuento cuando lo lea. Un beso y te me cuidas

TORO SALVAJE dijo... [Responder]

Cuando empecé a trabajar una jefa que tuve me inició en Hesse.
Leí casi toda su obra en dos años.

Cielo dijo... [Responder]

http://www.facebook.com/#!/mariadelcielo.cortez/posts/247423468703577
este es el link para votar la foto de mi pa, espero que ahora si puedas entrara y votar! Gracias por intentarlo igual, es importante para mi!! :)

Shorby dijo... [Responder]

Tengo pendiente a este autor, no he leído nada suyo, pero me gustaría conocerlo =)

Besotes

Pablo dijo... [Responder]

Para la clase de Lengua tengo que leer uno libro de Hesse, Demian. Se ve muy interesante este que presentas. Si el otro me gusta, claro que seguiré por aquí.
Un abrazo.

Elysa dijo... [Responder]

El lobo estepario, Demian... los he leído hace mucho tiempo, mucho y me sorprende encontrar este título, ni idea de su existencia y más tratandose de la temática que dices, que me interesa. Me lo apunto.
Y en cuanto a tu pregunta, creo que sí, podemos formular muchas teorías, magistrales pero al llevarlas a la practica encuentras los escollos y las imperfecciones aparecen.

Besitos

MC. dijo... [Responder]

me gusta Hesse y creí que ya te había comentado esta entrada, eso me pasa por leer tantas cosas juntas!
sigo por ahí leyéndote...

besos!!

Carlos Calvimontes dijo... [Responder]

Homenaje a Hermann Hesse al recordar los 50 años de su muerte.
http://calvimontes.webs.com/ABALORIOS.htm

El Angie Cordobés dijo... [Responder]

Hermoso libro que leí porque a mi viejo le encantaba Hesse y lo encontré en la biblioteca. Y de lo que lei de él este es el unico que me gustó sin ningún tipo de duda. Para los que no se animan a leerlo porque no les gusta lo futurista, les aclaro que si bien esta ambientado en el futuro, no hay ni autos voladores ni nada de eso. Hay que meterlo mas dentro de las novelas utópicas o distopicas que dentro de la ciencia ficción. Increíbles los curriculum vitae (creo que se llamaban así) del final del libro

Juan Manuel Rodríguez dijo... [Responder]

Lo encontré por casusalidad en una vieja libreria a 1€, y como había leido otros libros de Hesse lo compré.
Comentar que es un libro muy complicado y quizá no apto para todos los lectores, pero si insistes en su lectura y no lo abandonas en los primeros y desconcertantes compases, encuentras la recompensa.
Saludos.