sábado, 14 de septiembre de 2013

¿Hay que terminar los libros?


http://www.milideas.net/


     "La vida es demasiado corta para leer malos libros"
     Arthur Schopenhauer

     Es curioso como las propias normalidades se diluyen entre lo que consideramos las manías de los demás. Nos vemos los brazos, las piernas, incluso algunas manías sobresalientes, pero estamos tan acostumbrados a nosotros mismos, que no apreciamos muchas cosas que para otros pueden resultar llamativas. Yo estos días he descubierto que tengo una costumbre poco habitual y es terminar todos los libros que empiezo (menos uno).

     Cuando empiezo un libro, me gusta terminarlo. Conocer la historia, el final. Además, muchos libros mejoran a medida que avanza (alguno hay que es el final justo la parte que estropea la historia, lo sé), así que no soy capaz de quedarme en la mitad. Siempre comento que tiene que ser difícil elegir un programa para una asignatura como literatura y acertar, entrar en esa dinámica de convertir leer en "deberes escolares" que convierten un placer en una obligación. Esos libros hay que leerlos, y terminarlos. Tal vez sea ese concepto de obligatoriedad el que hace que rechacemos la lectura como obligación a medida que crecemos, pero seamos sinceros, ¿leería mucha gente a ciertas edades si no fuera una tarea obligatoria? Y tal vez sea de esa costumbre de donde venga la mía de terminar las historias que comienzo. Me comentaba el otro día un amigo: "Si un  escritor decide cuando termina una historia, ¿por qué no voy a poder yo hacer exactamente igual?" Hombre, es evidente que se puede dejar una historia en cualquier momento, pero a mi no me gusta. No se trata de amor propio, de sacrificarme para terminar la historia... no. Simplemente es como me gusta hacerlo. Para poder formarme una opinión de un libro y comentarlo a gusto necesito conocer el final, y para no poder tener una opinión... pues para eso no lo empiezo.
     Y me sigo topando con gente que deja los libros a medias, y veo que empiezo a quedarme sola en este punto. Tal o cual libro enganchan, dicen. Y no veo ahí normalmente (ni excepcionalmente) tesos libros que se han convertido en grandes clásicos. No te dicen que engancha leer Los miserables o El Quijote. No, esos son libros magníficos, grandes clásicos que hay que leer junto a Dickens y, por qué no, Ulises. Pero no te cuentan que enganchan. Los que enganchan son los de Dan Brown, Zafón y E. L. James... esperad... creo que acabo de descubrir el motivo de las listas de libros más vendidos. La literatura de recreo, la que engancha y se termina y muy posiblemente olvidemos en no demasiadas semanas haber leído (ojo, no lo digo como crítica a este tipo de libros que yo también consumo).

     Mi rincón de lectura es un espacio reducido de una habitación de mi casa. Con luz natural y una lámpara pequeña. Me gusta leer en el suelo y tengo justo al lado un estante con los libros inmediatos. Recién leídos, recién comprados, a punto de comenzar. Y es justo en ese estante en el que tengo el único libro que no he terminado tras varios intentos... ahí seguirá, tal vez para siempre, pero me niego a ponerlo con el resto de los ya finalizados.
     Y por eso me surge la duda de saber si mi costumbre es realmente una rareza tan acusada.
De verdad, os aseguro que me llama muchísimo la atención. No sé si sabría decidir en qué punto un libro ha perdido su oportunidad, darle 50 páginas, tal vez 100... o si acaso se mide por capítulos. ¿Y luego?, ¿va con los ya leídos, los condenados, los jamás terminados, los acaso mañana o el mes que viene..?
   
     Hoy más que una entrada os dejo una duda. Aprovechando que por aquí pasamos aficionados a la lectura...¿termináis los libros?

     Gracias


108 comentarios:

Carax dijo... [Responder]

Siempre, no lo puedo evitar, aunque no me este gustando nada o se me haya atravesado. Muchas veces me lo he planteado porque tengo un montón de libros que quiero leer y me parece que leer todos me resta tiempo, pero es una costumbre y no puedo evitarlo
Besos

lur jo dijo... [Responder]

Hola, si un libro se me atraganta, generalmente lo dejo apartado en el escritorio para darle una segunda oportunidad en cualquier otro momento.
A veces el estado de ánimo influye en el tipo de lectura y en mi opinión, es mejor dejar el libro a continuar su lectura sin la atención adecuada.
Eso sí coincido contigo en que al no terminar un libro éste quede apartado del resto para así recordarme que quizás merezca una segunda oportunidad.

Un saludo.

Rodericus dijo... [Responder]

Suelo acabarlos, salvos algunas excepciones. Una de ellas es "Gargoris y Habidis", de Fernando Sanchez Dragó, un soberano coñazo en dos volúmenes.

No he conseguido acabar nada de lo que he leído de Dragó, y me sorprende que este tipo sea una estrella "mediática". No he conocido a nadie tan engreído, pagado de si mismo y encantado de haberse conocido. Y como intelectual, deja bastante que desear.

Un beso.

albanta dijo... [Responder]

Si la historia me interesa intento terminarlo como sea pero en las ocasiones que me da hasta igual como termine lo abandono sin pudor. No me gusta sufrir cuanto tengo tantos títulos por descubrir.

Nube de Frases dijo... [Responder]

"Un libro sin acabar es una historia de amor sin acabar" (Atlas de las nubes). Un beso! :)

Seri dijo... [Responder]

Que un libro atrape o no es completamente subjetivo: a mí, por ejemplo, El Quijote sí me enganchó y a Dan Brown no lo soporto.
Antes terminaba todos los libros aunque no me gustaran, pero ya lo he dejado de hacer. Lo que me planteé fue muy simple: leo porque me gusta, si se convierte en un sufrimiento, no tiene sentido; no es una obligación, sino una afición, así que prefiero cambiar de libro cuando uno no me gusta, y eso que lo intento y avanzo bastante (hasta que me es imposible dejar de bostezar).

En el caso de los colegios o los institutos hay algunas medidas que pueden funcionar muy bien para ir habituando a los jóvenes a la lectura y que le vayan cogiendo el gusto. Obviamente los clásicos son lo que peor llevan, pero conocí a un profesor genial que tenía algunos truquillos para que también leyeran esos libros sin miedo.
¡Besos!

Ester dijo... [Responder]

Si no me gustan, no los termino. Hay un montón de libros esperando, así que no merece la pena acabar uno que no estoy disfrutando.

Mela dijo... [Responder]

Hola Silvia... esta entrada me ha arrancado varias sonrisas
En primer lugar te diré que no estoy de acuerdo con la cita del comienzo... yo pienso que la vida es muy larga
Reconozco no terminar todos los libros que empiezo a leer pero, claro, yo no los tengo que reseñar
Respecto al Quijote... es el libro preferido de mi padre, no sé las veces que lo ha leído, le encanta
Y más de una vez me ha dicho que es el libro que más verdades cuenta... estoy segura que él te diría que ese libro engancha
Por último te digo... que probaré la técnica de leer en el suelo... intentaré hacerlo a solas porque, si alguien me ve, me costará convencerles de que no es necesario cambiar sofás, butacas y sillas
Besos y feliz finde

Lady Aliena dijo... [Responder]

Yo también suelo terminar los libros que empiezo. Haciendo memoria habré dejado tres sin acabar. Uno de ellos fue " intencionado"; me ocurrió con " la historia interminable", por eso de que es interminable. Y de los otros no recuerdo el título, y tampoco recuerdo por qué no los acabé. Supongo que porque eran infumables.

Soy de la teoría de que lo que se empieza se acaba; así que procuro acabar todo lo que empiezo.

Besos

Tatty dijo... [Responder]

Yo también tengo por norma terminar todos los libros que empiezo, creo que he abandonado un par. Siempre tengo la sensación de que si lo dejo igual más adelante mejora, por lo que la curiosidad me lleva hasta el final
besos

Déborah F. Muñoz dijo... [Responder]

Generalmente los acabo aunque no me gusten (no en vano la mínima puntuación en mi blog es Lo leí por fuerza de voluntad) pero hay algunos con los que no puedo. No es porque enganchen o no enganchen, sino por el estilo del autor. Y es que si no soporto cómo escribe, ya puede ser la historia una maravilla, pero mi mente se desconecta. Y para leer sin leer, mejor no leo y paso a otras cosas. No es como si me hubiera dado por vencida. Siempre me digo que algún día los leeré. Pero siendo realista... dudo que los acabe.

Vanesa Morote dijo... [Responder]

Yo soy de aquellas que cree fervientemente que hay que acabar los libros. Pero por desgracia a veces te encuentras con libros que no eres capaz de terminar ni que te maten (yo tengo alguno de esos). Así que no puedo ni estar a favor ni en contra. Ya te digo que intento acabarlos siempre pero a veces se hacen tan pesados y te aburren tanto que no puedes acabarlos por mucha fuerza de voluntad que le pongas.
Por ejemplo he intentado dos veces acabarme El Huesped de Stephanie Meyer, la primera vez lo dejé a las 150 páginas, la segunda vez lo dejé pasada la mitad. Supongo que lo intentaré algún día una tercera vez pero de momento se queda guardado en mi estantería.
Un beso

Isabel Romero Cortijo dijo... [Responder]

Yo también soy de esas personas que sienten cierta obligación de acabar una lectura aunque al principio no me convenza. Es como si quisiera darle una oportunidad para más tarde poder gozar de una opinión fundamentada. Pero he de admitir que algunas las he dejado a medias...

¡En fin! Este controvertido tema me recuerda al decálogo de Daniel Pennac y su primer derecho, "el derecho de no leer un libro". ¿Qué pensáis los demás?

Un beso de una lectora y escritora,
Isa Romero Cortijo

Quadern de mots dijo... [Responder]

No me obligo nunca a terminar un libro, si no me llena, atrae o simplemente deja de interesarme lo dejo con un poco de pena, pero lo dejo.
Creo que es mejor así ya que pienso que no disfrutar de una lectura y obligarte a seguir leyendo no tiene sentido. Leer es disfrutar, aprender y pasarlo bien.

Xula dijo... [Responder]

Ayyy... el gran dilema del lector. Hace años te hubiera contestato que si, termino todos los libros (menos uno o dos que no pude por distintos motivos). Y a dia de hoy sigo haciendolo: por compromiso, por cabezoneria, por lo que sea. Sin embargo, hay muchos que he ido eliminando de mi lista a las pocas paginas. ¿Y si coges un libro que pensabas que era un thriller y resulta ser romantica? ¿Una segunda parte de una trilogia de la que no has soportado el primero? Ese tipo de cuestiones son las que me hacen abandonar un libro, aunque pasa pocas veces.

Me parece curioso lo que mencionas de esas listas, de los libros que enganchan. En estas ultimas semanas he consumido mucho de eso y no consegui engancharme a ninguno: el ultimo de Dan Brown (ufff), la segunda y tercera parte de E.L James (re-ufff)... Y sin embargo yo si que te puedo decir que cuando tenia 17 años me enganché totalmente a Por el camino de Swann. Fijate que cosas.

No creo que tenga nada de malo terminar todo lo que comienzas. De hecho, ¿como puedes hablar "mal" de una obra si no has podido leerla? Eso si, los pocos libros que he abandonado por el camino no hay ido a ningun monton. Simplemente han abandonado mi casa. Un poco radical, pero necesario cuando el espacio disponible se reduce a unas cuantas estanterias en una habitacion y un mueble en el salón. Y 4 personas viviendo en casa. Sumale los libros tecnicos, documentacion de trabajo... y te sale un sindome de Diogenes.

Besos y buen fin de semana

Lesincele dijo... [Responder]

Yo como tu, tengo la manía de terminarlos porque nunca sé lo que me pueden deparar. Tengo siempre el recuerdo de un libro que no me estaba gustando nada y luego el final me encantó.
Pero este año he abandonado un libro....no había manera.
Y bueno, las mil y una noches que la he empezado unas 10 veces...las primeras 6 noches me las sé casi de memoria jaja
Un beso!

Mere dijo... [Responder]

Los libros son trozos de vidas, los tomas o los dejas en un momento u otro, solo eso. Tampoco pasa nada si le pierdes la pista a la vecina cuando dejas de coincidir con ella en el super con o se muda a otra casa ¿no? Pues igual ocurre cuando lees. No siempre sabemos como discurren las vidas de quienes conocemos de pasada y mucho menos su futuro. ¿Por qué dejar un libro a medias habría que verse como un fracaso? Simplemente libro y lector siguen caminos distintos.
Probaré alguna vez eso de leer sentada en el suelo, resulta divertido.
Un beso

Polly dijo... [Responder]

Yo soy de las que le gusta acabar todo lo que empieza, pero hay veces que no, no puedo, por la razon que sea (cada libro tiene su razon): igual no es el momento, igual no me adapto a su vocabulario, igual me interesa muy poco lo que les pase a los personajes, igual hay un exceso de pedantería...

Justamente ahora que publicas esta entrada estaba pensando en abandonar Ana de las Tejas Verdes. No es un libro complicado, al contrario, al tratarse de una historia esencialmente para niños es un libro mas bien corto y tiene un lenguaje accesible. El pero lo tiene la protagonista, no la soporto simplemente porque no calla. Hasta el punto en que cada diálogo acaba convirtiendose en un monólogo aburridísimo de la niñita de las narices, en fin, no soporto a la gente asi en la vida real, en libro tampoco. Adios Ana.

En fin, que muy bueno el post, me gustan estas entradas reflexivas. Un abrazo :)

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Suelo terminar los libros, incluso los que no me gustan. Pero es verdad que con algunos a partir de un punto empiezo a hacer una lectura rápida y en vertical únicamente para llegar al final. Con alguno no he podido ni con este sistema. No me preguntes por cuál... los he olvidado.

Besos!

May R Ayamonte dijo... [Responder]

hola!

Un tema muy interesante.
Yo jamás he dejado un libro a medias.
Miento, una vez, con ocho años porque era un libro que me resultaba pesadísimo.
Ninguan otra vez he dejado un libro a medias, no me gusta.
Aunque no me guste el libro me obligo a acabarlo para poder opinar sobre él.
Ya demás, ¿quién sabe? Quizás al final te termine gustando (no sería la primera vez que me pasa eso)

un beso!

Manderly dijo... [Responder]

Desde luego cuando empiezo un libro quiero y deseo terminarlo, pero alguna vez me he encontrado con alguno que ya en la mitad se me hace insoportable.... y decido dejarlo.
Por suerte esto no me ocurre a menudo!!! Pero cuando veo que no encuentro momento para sentarme a leer... ¡malo!
Y las causas pueden ser varias: que no me enganche su argumento, o que no me guste como está escrito.
Saludos.

Sara dijo... [Responder]

Por lo general los termino, a no ser que vea que la lectura se me hace demasiado pesada o difícil. Ahora mismo solo recuerdo un libro que dejase a medias y fue El pedestal de las estatuas, de Antonio Gala; llegó un punto en el que vi que se me hacía imposible.
Besos:)

Arila dijo... [Responder]

Intento terminar los libros que empiezo, pero cuando se convierte una obligación y acabo dejando de leer por no coger un libro (que me ha pasado...) pues lo acabo dejando. Otras veces es un poco inconsciente, empiezo otro porque no puedo más con ese y lo acabo dejando ahí olvidado indefinidamente.

De todas formas si decido abandonarlos no es sólo porque no enganchen como lo hagan esos libros que mencionas, en plan de no querer de parar de leer. Muchos clásicos los he leído más lentamente pero los he disfrutado igual.

Tizire dijo... [Responder]

A mí siempre me ha dado mucha rabia dejar un libro sin terminar, así que, con todo el esfuerzo de mi alma, solía sacrificarme y sufrirlo... Hasta que dije "basta ya": si empiezo a leer un libro y veo que el cuerpo no responde a lo que ese me da, lo aparco e intercalo otras lecturas, y suele funcionar que poco tiempo después me apetezca terminarlo. Eso sí, si me tropiezo con uno que no tengo manera de digerirlo, lo dejo sin remordimientos, que no me apetece pasar 500 páginas agobiada y sin disfrutar del mismo. Creo que leer algo que no te gusta de manera obligatoria puede hacer que le cojas manía a un autor o a la lectura en general, y me parece que ese es el problema de los institutos: si fueran más flexibles a la hora de ofrecer títulos a los alumnos, se crearían mejores hábitos de lectura y no se relacionaría el leer como algo aburrido o pesado. 1beso!

Carmen dijo... [Responder]

Hace años no dejaba nunca un libro sin acabar, pero ahora me lo planteo de otra forma, prefiero dejar algo que no me hace disfrutar a pasar a otro de la lista que están esperando, no me interesa saber como termina, si no me gusta lo dejo y punto.
Felices lecturas.

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Pues cuando era jovencita sí que los terminaba, costase lo que costase. Con lo años creo que me he ido haciendo más consciente del poco tiempo que tengo para leer y de los millones de títulos que me gustaría leer. Así que si un libro no me gusta (le doy un margen de casi la mitad de sus páginas) lo cierro y lo olvido.

laurita dijo... [Responder]

Antes de todo, he de darte la enhorabuena por estas entradas que nos regalas de tanto en tanto con tus reflexiones. Tu estilo de escribir, yendo al grano pero con las palabras precisas, hace que entienda perfectamente lo que nos quieres decir y que en la mayoría de los casos esté totalmente de acuerdo.

Al principio, me pasaba como tú: me negaba a dejar ningún ibro inconcluso. Luego, pasé por una etapa en que coincidía totalmente con la cita que has puesto al inicio de la entrada. Y ahora estoy en un punto intermedio, donde intento terminar los libros a pesar de que no me gusten, pero si no me veo con el suficiente ánimo, los abandono.
¿Cuál es mi punto? Un libro no merece la pena por una o dos escenas, tampoco por el principio o por el final, o por tal u otro personaje. Un libro merece la pena por su todo en general, por lo que, si una historia no me gusta desde el principio, aunque mejore, aunque el final sea una obra de arte, no merece la pena.
Y en cuando a dar la opinión, es cierto, no se puede opinar de un libro sin haber leído hasta su última página, por lo que, excepto con un libro, normalmente me abstengo de opinar.

Valaf dijo... [Responder]

Pues verás, cuando era un pimpollo (al tanto que no hace tanto de eso, jajajajaja), pimpollo, digo, me imponía casi la obligación de terminar los libros que empezaba, no sé, era casi como un sacrilegio dejarlos a medias. Pero ya luego, pues no. Ahora, si voy leyendo y me aburre, me deja indiferente o me repatea directamente, lo cierro y santas pascuas. Quizá dejar de ser un imberbe tenga sus ventajas, jajajaja...

Un beso

rousmina dijo... [Responder]

YO siempre que cojo un libro es con la fiel intención de terminarlo (para eso lo he cogido, para descubrir al completo lo que sus páginas esconden). Ahora bien, se me ha dado el caso de veces que he empezado alguna historia y no me ha convencido del todo y la he ido dejando un poco de lado; otras, pues por motivos de falta de tiempo, la lectura se ha quedado estancada; pero al final, siempre sé muy bien qué libro he dejado a medias para volver y retomar su lectura. Si se me hace muy cuesta arriba, entonces es que aún no es el momento apropiado para leerlo. Con el paso del tiempo me he dado cuenta que uno no siempre está en las condiciones ideales para leer todo tipo de historia. Así que antes de rendirse, vale más esperar a que llegue el momento propicio ^^
SAludos

Neftis dijo... [Responder]

Si un libro lo empiezo y no me gusta, o noto que me esta aburriendo, o no tengo interes en seguir con la lectura no tengo ningun inconveniente de dejarlo y pasar a otro por mucha que sea la curiosidad que tenga por saber el final, que no sera curiosidad porque sino no lo dejaria a medias.
Lo que tengo muy claro es que quiero leerme muchos libros y no tengo tiempo para todos asi que no lo voy a perder en uno que no me este gustando.

Saludos
Neftis

Waru Waru dijo... [Responder]

Intento hacerlo siempre, pero hay algunos tan soporíferos que me resulta imposible. Me pasa poco, pero alguna vez me he quedado sin terminar un libro.
Un beso!

Yo Enfeitizado dijo... [Responder]

Siempre los termino. Libros o películas. Yo tampoco sabría explicar el por qué. Cómo tú bien dices: no me gusta. No encuentro el punto en el que digo: abandono.
Todos nos hemos encontrado con libros que no cumplían nuestras expectativas, o que directamente son infumables.
Yo como mucho me limito a cerrarlo y... mañana será otro día (con la esperanza de que la cosa mejore)
Una cuestión muy interesante la que propones hoy!

Pilar Muñoz dijo... [Responder]

Pues yo sí que dejo libros sin terminar. Una de las cosas que más me machaca desde hace mucho es la falta de tiempo, y me niego a perderlo con historias que no me atraen o con formas de escribirlas que me resultan difíciles de digerir (por demasiado retóricas o por malas, simplemente). Yo creo que la literatura está, entre otras cosas, para entretener y hacerte pasar un buen rato y aunque es cierto que un libro no tiene por qué engancharte en la primera página, tampoco concibo que necesite 200 para entrar en materia y meterte en situación, ni siquiera 100. Siempre apelamos al final de una novela, como si fuera lo único importante. La verdad es que marca muchísimo el sabor de boca que te deja: si el final es bueno y lo anterior mediocre, siempre saldrá mejor parada que si ocurre al revés. Pero no es lo único importante, cada parte de una novela debe cumplir una función y para mí esa función jamás será compatible con la de aburrir. Incluso el planteamiento inicial, que suele ser más descriptivo o mas tedioso (para situar la historia, los personajes, etc) hay que buscar cómo hacer que sea ameno, que interese conocer esos detalles. Y con el desarrollo de la trama ocurre igual, debe resultar atractivo, generar interés. Así es que yo le doy un margen prudencial de páginas para que despierten mi interés por la lectura y si no es así, la dejo, porque una novela que me aburre durante más de la mitad, por mucho que después se arregle no me dejará buen sabor de boca, ni siquiera la consideraré buena (como opinión personalísima), porque hay que mimar las 300 o 400 páginas que se escriben, no solo las 100 últimas. Es como si te obligaras a tragarte los dos platos incomibles de un almuerzo tan solo porque el postre merece la pena. También es cierto que muchas veces no es problema del libro en sí, ni de cómo está escrito, sino del momento en el que lo he leído, pero normalmente sé reconocer esa diferencia. Si me ocurre algo de eso, lo dejo, pero lo mantengo a la vista para abordarlo de nuevo en otra ocasión, eso sí.
Por supuesto, cuando los dejo no hablo mal de ellos públicamente ni los critico negativamente en el sentido de calificarlos como malos, simplemente digo que A MI no me atrajeron y que los tuve que dejar, porque reconozco que sobre gustos no hay nada escrito y a cada cual le puede gustar un tipo de historias, un estilo narrativo o una forma de contarlas muy distinta.

Besitos!

Trinity P. Silver dijo... [Responder]

Por lo general, termino siempre, hay algunos que me cuestan más que otros, pero si empiezo un libro, lo termino. Solo ha habido dos que he dejado a medias: "Los buscadores de conchas" y "La cartuja de Parma", y uno que nunca he conseguido pasar de las primeras páginas por muchas veces que he intentado leerlo: El nombre de la rosa.
Muy interesante reflexión la que has hecho ;)
Besos,

Angry Bego dijo... [Responder]

Yo soy de las de acabárselo, por la simple filosofía de no dejarse los libros a medias, que jode mucho (malamente hablando), pero han habido libros que los he dejado por no entenderlos, aunque no descarto leerlos más adelante (Ana Karenina o Los Miserables)hasta algunos que he llegado a cierta página y ser imposible continuar (De Parte de la Princesa Muerta, El Asedio, La Fiesta del Chivo).

Lo indignante por mi parte consiste en que sí fui capaz de tragarme engendros como 50 Sombras y no esos libros que, aunque no me gustaran, están 50 mil veces mejor escritos.

Quilu (Bibi) dijo... [Responder]

Generalmente,sí, los termino. Pero he de confesar que alguno me he dejado sin terminar a lo largo de mi vida...pero con la intención de retomar su lectura en otro momento ya que creo que cada lectura tiene que ser en un determinado momento y cuando creo que ese momento no es, lo aparco. Pero hay otros libros que no les doy su momento...lo siento, pero es que no he podido seguir con ellos. Y este año me ha pasado con el primero de una famosa trilogía erótica, al que le dí una breve oportunidad para dejarlo en el olvido...sin terminar.
Ahora mismo me estoy leyendo un libro que anoche pensé en dejarlo inacabado. Pero no, lo terminaré.

Azalea Real dijo... [Responder]

Estoy de acuerdo en que 'la vida es demasiado corta para leer libros malos' pero una vez me decido a leer algo lo termino, principalmente, porque tengo un blog y lo quiero reseñar. Si no, no tengo mucha paciencia y los hubiera dejado a la mitad. Pocas veces ha merecido la pena la espera.

Besos.

Marina Ortega dijo... [Responder]

Yo los suelo terminar pero reconozco que es algo absurdo cuando la lectura no es interesante...¿o no?

Nina dijo... [Responder]

Es complicado el tema! yo intento no abandonar libros jamas, me cuesta pero lo hago :)

Caminante dijo... [Responder]

Es cierto que tengo por ahí algún libro sin terminar (precisamente Los miserables), pero no me gusta nada de nada dejaros a medias. ¿Y si al final me gustan? Ese pude dejarlo con la excusa de que eran dos volúmenes y terminé el primero.
Luego está El Señor de los Anillos; ese lo dejé a medias pero creo que en realidad las veces que lo he comenzado no iba en serio. Así que no considero que lo he dejado a medias sino que lo he dejado para otro momento mejor.
En definitiva, me pasa como a ti: lo que empiezo tengo que terminarlo. Aunque a veces pienso que igual me equivoco con mi actitud y que lo único que hago es perder el tiempo. Y que tal vez Schopenhauer tenga razón.
Me he quedado con la intriga de la identidad ese libro que dejaste a medias...
Un beso.

MC. dijo... [Responder]

"La vida es demasiado corta para leer malos libros"...
nunca lo había pensado de esa manera, tal vez ahora pueda abandonar los que no me gustan sin sentir culpa jaja
soy de las que siguen siempre esperando la sorpresa y a veces no pasa.
También soy de releer los que me gustaron mucho.
No tengo mis libros ordenados de ninguna manera, simplemente están por todos lados.

Besos y buen fin de semana!

yoly.h.crego dijo... [Responder]

Antes no me podía permitir el lujo de no terminar un libro, después de comprarlo había que leerlo hasta el final, pero ahora, con la cantidad de libros pendientes y tan poca vida para leerlos, con todo el dolor de mi corazón, si no me gusta lo dejo. Me ha ocurrido con pocos pero lo he hecho, uno de ellos a falta de 60 páginas para terminar.

Margari dijo... [Responder]

Siempre me digo que si no me gusta un libro, lo dejo. Pero la verdad es que luego me cuesta soltarlo. Me digo como tú. ¿Y si la historia mejora? Así que cuando lo termino y el libro no ha mejorado, me digo que la próxima vez no caeré. Pero nada... Vuelvo a caer. Aunque hace poco tuve qeu dejar un libro porque estaba sufriendo muchísimo con todos los fallos que tenía. A veces tenía que leer varias veces las frases y cambiar las comas de sitio para que tuviera sentido. Y es que fallos como éste había en todas las páginas. No lograba meterme en la historia para nada y tuve que dejarlo.
Besotes!!!

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Confieso que soy de las que abandonan. Tampoco es que haya abandonado muchos pero leo por placer. Si se me convierte en una tortura, prefiero dejarlo. Justamente ahora estoy terminando uno que se me ha atragantado de mala manera. Lo voy a terminar porque me lo regalaron y me parece una falta de respeto no leerlo pero, si lo hubiera comprado, haría ya un rato largo que lo hubiese dejado abandonado a su suerte... Jajaja. Besotes.

Teresa dijo... [Responder]

Un debate muy interesante.
Yo antes me los acababa, sí o sí. Hasta que un día pensé: "Con todos los libros que hay y que quiero leer, siendo imposible leerlos todos, ¿por qué voy a terminar un libro que no me gusta y no me aporta nada?"
Y desde entonces, si no me gustan, los leo un poco más, y si sigue sin gustarme la historia o la manera de contarla, los dejo sin pudor.
Hay excepciones, porque tal vez el motivo sea que no es el momento adecuado para leerlo (tengo ahí Diario de Ana Frank, esperando que lo retome, porque lo empecé en la adolescencia, me deprimió y tuve que dejarlo a medias).
Pero sino, fuera.
Si son de la biblioteca, allá que vuelven. Si son un regalo, se quedan en mi estantería en un lugar especial. Y si son comprados, se pierden por algún lugar, jajaja.
Me ha encantado tu entrada de hoy, y las respuestas de la gente.

Un beso!

Doctora dijo... [Responder]

Curiosa la frase del principio, Lord Byron dijo que la vida es muy corta para jugar ajedrez.

También he oído alguna vez eso de que no hace falta acabarse un tonel de vino para saber si es bueno o malo, y una vez le preguntaron a Umbral (o a Cela, los dos tenían el mismo estilo musical) si había dejado algún libro a medias y respondió que sí, que si no le entretenía lo abandonaba con el único remordimiento de haber perdido el tiempo con él.

Yo he dejado libros a medias, pero hace tiempo llegué a la conclusión de que si un libro no me entretenía no era culpa del libro, si no mía, por no leerlo en el momento indicado, así que más que abandonarlos los dejo en pausa para otra ocasión. Si fui capaz de terminar "El Hobbit" puedo con cualquier cosa : )

Marisa G. dijo... [Responder]

Para gustos, los colores. Yo antes no terminaba los libros. Los cogía, comenzaba a leerlos y si no me gustaban a otra cosa (con las pelis jamás hacía eso) pero ahora, desde que tengo el blog, siento como si tuviera un compromiso con la literatura y no abandono ninguno. Recientemente he terminado uno a duras penas pero lo he terminado. Besos.

unlibroparaleer.com dijo... [Responder]

Pues yo les doy una oportunidad de unas cien páginas y si no bye, bye. Demasiado generoso soy,que en la vida real ni eso...

Floreal dijo... [Responder]

He dejado unos cuantos a medias, otros los he abandonado nada más empezarlos. Por eso me cuesta tanto elegirlos. Pero tal vez alguno de los abandonados era de los buenos...que se le va a hacer! También soy de las que lo reintento y a veces funciona!

ethan dijo... [Responder]

Suelo acabarlos, es como una obligación, pero hay ocasiones (me ocurre con un autor, una y otra vez) que, consciente de esa obligación, me revelo contra ella y dejo el libro a medias.
Un abrazo.

Christophe Paul dijo... [Responder]

Maravillosa reflexión que sirve para los dos lados del telón. Soy de los que piensan que un buen profesional debe de ir hasta el final de lo que emprende, sea lo que sea. No es siempre una tarea grata pero si un respeto compartido.
Hoy en día los blogs literarios son los críticos en papel de ayer y es estupendo ver que estamos en buenas manos.
Por favor no te plantees más esta duda y sigue con tu línea de trabajo, necesitamos blogueras como tú, imparciales y apasionadas.
No es casualidad que donde vaya siempre se habla de Entremontonesdelibros, la semana pasada en Paris, en una presentación en la que me cruce con un autor español a quién has hecho una reseña hace algún tiempo.


Mille mercis de la part de tous les écrivains pour ton dévouement et ta passion pour les livres.

Très affectueusement.
À bientôt.
Christophe Paul.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Sinceramente, cuando no puedo con un libro y no me gusta, por mucho que le busque el lado bueno no lo encuentro, no dudo en dejarlo, pienso que puedo usar ese tiempo en leer uno que sí voy a disfrutar. Recuerdo algo que dijo Borges: "Yo siempre les aconsejé a mis estudiantes que si un libro los aburre lo dejen; que no lo lean porque es famoso, que no lean un libro porque es moderno, que no lean un libro porque es antiguo. La lectura debe ser una de las formas de la felicidad y no se puede obligar a nadie a ser feliz"

Besos.

Sara O. Durán dijo... [Responder]

Podría llamársele "La ética del lector", sin embargo no todos la practicamos, como tampoco ciertos escritores, merecen ser llamados escritores. Entonces es válido desistir, cuando sus sandeces no atrapan, no agregan, no nos sirven. Hay mucho hit comercial, que solo por la mercadotecnia llegan a serlo, pero no porque lo valgan. Tanto pendiente por leer y perder el tiempo en algo inocuo ¿Pa' qué?... jajaja!
Fuerte abrazo, lleno de paz.

Jara dijo... [Responder]

Cuando era jovencita era incapaz de dejar un libro a medias, por mucho que me costara siempre lo acababa y es cierto que en bastantes ocasiones acabé disfrutando con libros que al principio de costaban.
Con el tiempo sin embargo, conforme voy siendo consciente de la cantidad de libros que se me van a quedar por el camino me he vuelto mucho más selectiva. También tengo claro que no tienen por qué gustarme determinados libros y en esos casos ¿para qué dedicarle un tiempo, que siempre me parece escaso por otra parte, a un libro que no me interesa cuando seguro que hay otros con lo que voy a disfrutar más?
Tengo asumido que aunque viviera varias vidas no conseguiría leer tanto como quisiera así que si empiezo un libro y en un momento dado decido que la historia no me interesa o no me gusta como está escrito o simplemente me aburre, lo dejo sin ningún remordimiento. Otras veces me doy cuenta de que no es el mejor momento para leer un determinado libro y lo dejo aparcado para mejor ocasión y generalmente han encontrado su momento.
Esto no quiere decir tampoco que abandone un libro a la ligera e incluso acabo muchos que no me están aportando prácticamente nada, pero desde luego cuando decido dejar un libro a medias lo hago sin ninguna mala conciencia.
Al final todo se reduce a una cuestión práctica: leo buscando básicamente disfrutar con la lectura, tengo mis preferencias pero no le hago ascos a casi nada, y hay una oferta tan amplia y mi tiempo es tan escaso que no me merece la pena perderlo con libros que no me están gustando.

En cuanto a rarezas y manías en torno a los libros habría para hablar largo y tendido, pero yo no creo que tener por norma acabar un libro sea una rareza.

Y voy a guardar algo para mañana que por hoy como comentario creo que me ha quedado un pelín largo.

Besos

Besos

Rosi dijo... [Responder]

Hola querida Silvia, yo siempre acabo todos los libros que empiezo por muy "rollos" que me paarezcan. Siempre me interesa saber el final que les dan. Un abrazo fuerte.
Rosi

Ylenia dijo... [Responder]

Puedo decir que he terminado todos los libros que he leído menos uno (que terminaré como que me llamo Ylenia).
A decir verdad, me sabe mal no terminar un libro. Ya sea por curiosidad o porque pienso que ya que le he dado una oportunidad, se la doy entera, sin dejarlo a medias. Yo esa gente que lo deja a la mitad porque no engancha... No sé, lo veo más raro que querer terminarlo entero. A mí lo que me han dicho es "¿Para qué leer algo que no me está gustando? Es perder el tiempo".
Que me llamen loca, pero prefiero desentrañar la historia entera y luego confirmar que no me gustó acabándolo que decir que lo dejé porque no me gustaba sin saber siquiera el final que podría haberlo mejorado bastante.

Así que no estás sola, eh ;)

Un abrazo ^^

Sabinela dijo... [Responder]

Buena entrada y buena pregunta!!

Pues sí suelo leer hasta la última página porque al igual que a ti no me gusta dejarlos a medias o sin terminar... eso sí... cuando un libro no me "engancha" puedo estar un mes o más para terminarlo (tenga las páginas que tenga) pero terminar lo termino. Pero también es verdad que pocas veces me he encontrado con un libro que me disguste tanto como para no continuarlo (son contados, dos, tres a lo sumo...).
En fin, si eso es una rareza... yo también la tengo.

Besos

Margaramon dijo... [Responder]

Desde pequeña me empeñaba en terminar casi todos los libros. Estos últimos años he cambiado de opinión. Hay muchos libros por leer y si alguno no me llega con su historia prefiero dejarlo, si es por mi estado anímico lo aparto para leer en un futuro, pero si no se queda empezado. Al no conseguir engancharme a la historia no me deja con ganas de saber como termina.
Besos

Lila GA dijo... [Responder]


Acabo de descubrir tu blog y me tus entradas me parecen la mar de interesantes, asi que me quedo por aqui a seguirte y te invito a que visites mi blog sobre los trasplantes y la importancia de la donancion de organos . Y si te gusta te quedes mi acompañen en esta andadura.
Un saludo :)

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo... [Responder]

Cuando empiezo un Libro tengo que terminarlo...Es casi como una obligación.
Abrazos y besos.

Zamarat dijo... [Responder]

A mí me gusta terminarlos, aunque reconozco que en mi vida lectora me he dejado más de uno.
Abrazo!

Marivl dijo... [Responder]

Yo no podría dejar a medias un libro por muy malo o pesado que me parezca, al igual que tú necesito conocer la historia completa, hasta el final, primero porque la curiosisdad no me dejaría en paz y segundo porque creo que unas cuantas páginas no me permitirían juzgarlo de una manera justa.
¡Saludos!

Elena Méndez dijo... [Responder]

máximo de cien páginas, y luego, a por otro, que hay demasiadas cosas buenas que leer para estar perdiendo el tiempo con libros malos...

Rober dijo... [Responder]

Bueno, como te comentaba por facebook yo soy de los que siempre intenta terminar los libros que comienzo, independientemente de que me estén gustando más o menos, así que somos dos raros :P

Es cierto que hay un par de excepciones que se me han resistido, pero no es lo general. Y no sé si el motivo puede ser esa obligatoriedad de nuestras primeras lecturas escolares, mira, nunca me había parado a verlo así.

Un besote.

Citu dijo... [Responder]

Uy buena entrada muy reflexiva, antes terminaba los libros así no me gustarán. Ahora por falta d e tiempo los dejo a medio leer o como hice en las 50 sombras lo leí hasta la mitas y busque en que terminaba . Te mando un beso y ten un domingo genial

Anónimo dijo... [Responder]

Hola a todos:

Es de reconocer que todos los libros no son para las todas las personas, cada una tiene sus expectativas, gustos y habilidades para la lectura. Creo que el derecho de no leer el libro puede ser aplicable en estos casos. tengo que reconocer que el libro que nunca termine fue la Montaña Magica, me pareció denso y en su momento la trama se acercaba a mi momento personal y me deprimió. Mas allá de terminar los libros, lo que realmente me preocupa es que ahora las personas no muestran el mas minimo interes por la lectura, no se dan la oportunidad de ser conquistados por los libros y los autores, ni siquiera hacen el esfuerzo.

Saludos desde Bogotá
Ssanabria

Nozomi dijo... [Responder]

Pues coincido totalmente contigo. Soy de las que terminan los libros que comienzan, por más que la lectura se me haya hecho bastante aburrida. Y es que hay que hacerse una idea y opinión con el material total, no con una parte de él.

Enzo dijo... [Responder]

Procuro terminarlos todos, pienso como tú, ¿y si en las últimas 100, 50, 10 páginas están las ideas mejores que me haya encontrado? Hay alguno que he dejado sin leer pero sin pensar llego hasta tal página y lo dejo, ha sido cuando me ha resultado insufrible.
Un beso.

Enzo dijo... [Responder]

Intento terminar todos los libro, pienso como tú ¿y si en las últimas páginas se encuentra lo mejor que he leído? También es verdad que he dejado alguno sin terminar pero por insufrible.
Un beso.

sabores compartidos dijo... [Responder]

Menos uno de Alan POe siempre termino los libros que empiezo, es ya una mania jejeje
Besotessssssssssssssssssssssss

raúl dijo... [Responder]

yo antes me empeñaba mucho en terminar. ahora ya no. si no me gusta lo dejo ¿para qué insistir en algo que no nos produce satisfacción, que no nos convence? es como las series, si con dos o tres episodios no estás enganchado, mejor gastar el tiempo en otra.

theamericanbeat dijo... [Responder]

Depende como de largos sean y como de malos, pero por lo general no termino los libros que no me gustan. ¡Con la de libros que hay por leer!

Meg dijo... [Responder]

Bueno, ya sabes más o menos lo que pienso, si me pongo a recordar, creo que los he acabado todos, pero me han indignado unos cuantos, jeje. Un besote!!

Darío dijo... [Responder]

Ya no me exijo, ya no. Hay tantos millones de libros, que obligarse a terminar uno que no te place, es una pérdida de tiempo. Un abrazo.

Conxi dijo... [Responder]

Yo también soy de las que dejan muchos libros incompletos, leo para disfrutar no para padecer y desde que tengo el kindle tengo muchos títulos al alcance de mi mano, no me da la vida para leer tantos y tengo que ser selectiva. Además es raro que le de una segunda oportunidad a una lectura que he abandonado (se la di a Los pilares de la Tierra y hace poquito a Purga porque empecé, la dejé porque no era el mejor momento y cuando la volví a empezar la devoré del tirón, una obra impresionante), pero luego hay otros que leyendo unas pocas páginas sé que no me va a enganchar y lo acabaré dejando...
Interesante post este!!

Luciana dijo... [Responder]

Suelo obligarme a terminarlos, aunque no me gusten o me cuesten o me parezcan absurdos y dignos de denunciarlos a Greenpeace por talar árboles en su elaboración.
Creo que hay uno sólo que nunca terminé y lo tengo por ahi, esperando que le llegue el momento.
Besos

Arya dijo... [Responder]

Hola! (✿◠‿◠)
Me gusta terminar los libros aunque no me estén gustando nada, normalmente, si un libro me empieza a resultar pesado o aburrido lo dejo y lo retomo un tiempo después, así, poquito a poco lo leo entero ^^
Besitos!!

Marikiya dijo... [Responder]

Me suelo obligar a terminarlos, a darles segundas oportunidades aunque tengan que pasar años hasta el próximo intento. Si no me sentiría mal, como dices. ¿Y si en algún momento se vuelve fascinante? No puedo quedarme con la duda :D

Saru dijo... [Responder]

Intento por todos los medios terminar libros, ya que siempre queda la cosa de saber el final, por muy mala que sea la historia. Sólo he dejado un par a medias y porque ya no podía más, pero sino, hago el esfuerzo ya que he decidido enfrascarme en la lectura.

Diego Alejandro Majluff dijo... [Responder]

Personalmente me tomo el tiempo necesario para terminar de leer un libro, ya sea una novela o uno de cuentos. Los libros de microficción me llevan más tiempo porque soy de volver a los microrrelatos ya leídos.
Forma parte de un hábito y va con la personalidad de cada uno. A veces se deduce el final; o la lectura se torna una desilusión; incluso me ha sucedido -y me sucede- que me esfuerzo en terminar un libro cuya traducción no es buena.
Hace poco -a pesar de ponerle empeño- traté de terminar una novela de un escritor argentino, pero está mal escrita, mal puntuada, tiene errores que dificultan la comprensión del texto. Entonces evalué si se justificaba seguir la lectura; y la verdad no, no se justificaba.
Si es un padecimiento, es mejor seguir con otro libro. Hay muchos -y muy buenos- de los que se puede aprender, y sobre todo su lectura es gratificante.
Un abrazo desde Pergamino, Buenos Aires.

Diego Alejandro Majluff dijo... [Responder]

Perdón, compartí esta nota en Twitter y Facebook. Me olvidé de comentarlo. Un abrazo.

Esther dijo... [Responder]

Yo les dejo y sin muchos remordimientos. Hay tantos po leer...
Y una pregunta, ¿cuál has dejado sin acabar?

La biblioteca de Seshat dijo... [Responder]

Tampoco me gusta dejar los libros a medias, o al menos, no he encontrado uno que sufriera tanto como para querer abandonarlo. "La Divina Comedia" lo tengo en 'proceso', y aunque voy a mi ritmo porque algunas partes de me hacen algo densas, sin duda también lo terminaré.
Un entrada muy interesante.

Un fuerte abrazo,
Nimue

mientrasleo dijo... [Responder]

@Esther
Confieso que tengo sin terminar tras varios intentos y que por cabezonería terminaré: "Los perros de la guerra" de Frederick F.
Pero caerá, vaya si caerá...
Besos

Kotek dijo... [Responder]

Siempre termino de leer los libros. Solo recuerdo dos libros en la vida que me han vencido. Aunque se me atraganten intento continuar, si no es en ese mismo momento, algún tiempo más tarde, ya que considero que para opinar primero hay que conocer.

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Es que yo soy un cabezota integral, ya hablamos de lo de Contraluz y hay más ejemplos, incluso si no me convencen los leo pero creo que es una pérdida de tiempo, sinceramente, si no se conecta o no llena creo que es mejor dejarlo. Besos :)

Paloma dijo... [Responder]

Pienso igual que tú. No soy capaz de dejar un libro a medias por mucho que lo odie. o se me haga pesado. Sencillamente no puedo. Me siento mal dejando un libro a medias.

Saludos!

Alejandro Laurenza dijo... [Responder]

Me pasa lo mismo. Me resulta difícil abandonar un libro, una vez empezado. Creo que sólo dos o tres veces lo hice, y eso después de haberle dado vueltas y vueltas.

En fin, manías que uno tiene.

Saludos!

Offuscatio dijo... [Responder]

Buenos días S. Ya sabes que yo sí tengo la costumbre de abandonar un libro en el caso de que no me guste o cuando considero que no es el momento oportuno. Me pasó, por ejemplo, con "Mortal y rosa". No obstante, ahí sigo peleándome con Dos Passos. Sin ninguna causa aparente, me empeño en terminar un libro que, desde el principio, no me dice demasiado. Un beso y buena semana,

Lídia dijo... [Responder]

Muy interesante tu entrada Silvia. Yo suelo terminar los libros que empiezo, ya que intento que con la sinopsis asegurarme un poco el éxito de la lectura. Algunas veces ha habido alguno que no he podido más y la verdad y lo he abandonado. Pero son los menos. Los acostumbro a acabar.
Un beso !!!

Al rico libro dijo... [Responder]

En nuestro caso (somos dos), una de nosotras siempre procura terminar los libros que empieza, la otra tiene menos paciencia y, si no puede con un libro, no lo termina. Pero lo dicho: solamente si no puede con él (en serio, hay veces que los libros se hacen imposibles, y para pasarlo mal leyendo, mejor dejarlo).

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Aquí estamos, mi neurona casi completa y yo :)
A ver, yo firme adepta a la lectura por impulso y creyente en los "momentos" creo que puede pasar que te topes con un libro que no es el momento de leerlo y te des cuenta de que chirría. No solo por el libro, sino por ti misma (o será que esto me pasa a mi más de una vez). En ese caso, puedo posponer, que no abandonar. En otros, que veo que no voy a ninguna parte y que no y no, yo opto por el abandono ¿que me quedo con la duda? la verdad es que sí, e incluso, que se hacen "inolvidables" por no haber conseguido seguirlos, pero de ese tipo ahora solo recuerdo uno (que tengo claro, no voy a leer, porque no). Me pasa más lo de postergar porque lo que sí que no me gusta es leer con sensación de me aburro o de obligación (que lo llevo mal). Besitos
PD: Esperaba otra entrada ¿qué pasa? ya que iba a por los garbanzos... :P

Sese dijo... [Responder]

Pues también debo ser un bicho raro porque libro que empiezo libro que tengo que acabar, me pasa como a ti, que si lo dejo tengo la sensación de que quizá me he perdido algo que valga la pena.

Es por eso que no cai nunca leo nada sin saber lo qué encontraré, y si lo hago son lecturas cortas.

Y qué lástima que Schopenhauer se haya adelantado con la frase, que suscribo plenamente

Besos

loquemeahorro dijo... [Responder]

Nada, nada, yo los dejo rápidamente, si me aburren o no me enganchan, rarísimamente me empeño en continuarlos.

Por cierto que dejé "El ocho" la decimoquinta vez que contaron lo guapa y divina que era la prota (debía ser la cuarta hoja) y David Copperfield me enganchó en todas y cada una de sus hojas, así que no debe tener mucho que ver.

Isa dijo... [Responder]

A ver, yo siempre he sido de terminar los libros, por muy mal que vaya la cosa, contados con los dedos de una mano son los que he dejado. Eso sí, lo del tiempo es verdad, y últimamente me lo estoy planteando. De hecho, si no hubiera sido por las reseñas que había leído de Perdida lo más probable es que lo hubiera dejado, no arranqué hasta la página 200, un gran error de la autora, puesto que se guardó lo mejor para el final corriendo el riesgo de que yo lo hubiera dejado en la página 50.

autotomiarelatos dijo... [Responder]

Yo me considero un pésimo lector porque no termino la gran mayoría de libros que comienzo, pero cada vez más estoy convencido de que hay que leer libros que te entretengan. No hay nada de malo en buscar ese tipo de literatura. En mi opinión hay que disfrutar leyendo y punto. Y, si no te gusta algo, a otra cosa.

Nesa Costas dijo... [Responder]

Me gusta tu forma de leer, más cómoda imposible.
Estoy contigo: para juzgar hay que conocer… pero si un libro no me está gustando lo planto. No puedo evitarlo. Más adelante vuelvo a intentarlo por si entonces no era el momento. Algunos los termino, la mayoría no.
También coincido en lo de las lecturas obligatorias y buena teoría lo de las listas.
Buf, la organización en una biblioteca es la cosa más personal y complicada del mundo.
Un beso.

Lara del Cofre dijo... [Responder]

Yo me jactaba de no abandonar ningún libro pero desde hace unos años y tras varias decepciones seguidas opino igual que Schopenhauer. Cuando el tono de un libro no me convence, tras un tiempo prudencial lo aparto y sigo con otro. Intento retomarlo mezclándolo con otras lecturas, pero si tras varios intentos no me engancha, pasopalabra. Besitosss

L.I.M dijo... [Responder]

Me cuenta muchísimo dejarme un libro sin leer porque como bien dices no es la primera vez que a mitad de lectura el libro pasa de ser tedioso a ser adictivo. Creo que en toda mi vida me he dejado sin leer unos 3 libros en total y fueron casos imposibles en los que o bien no entendía la prosa del autor, con lo que no tenía sentido seguir leyendo o bien la historia me resultó aburridisima hasta el extremo de no tener absolutamente nada de curiosidad por su evolución.
Besos!

Jorge Pozo Soriano dijo... [Responder]

He visto que ya se ha citado a Pennac y a sus "derechos de los lectores" en un comentario. En su libro "Como una novela", habla de esos derechos que, como lectores, podríamos (y deberíamos) hacer nuestros. El derecho que han citado es el de "no leer un libro", pero Pennac va más allá aún y nos habla también del "derecho a no terminar un libro".

Muchas veces nos obligamos a nosotros mismos a terminar una historia que no nos engancha, que no nos atrapa o que, simplemente, no nos gusta. Lo hacemos por orgullo, por cabezonerío o por miedo a que, finalmente, esa historia nos termine aportando algo. En mi (humilde) opinión, si un libro no te atrae desde las primeras páginas, lo más normal es que no lo haga por muchas páginas más que leamos. Puede ser el libro más maravilloso del mundo. Puede que a otros lectores les haya encantado. Puede que sea un best-seller o un long-seller. El caso es que a ti no te convence, así que, ¿por qué terminarlo? No tenemos que considerarlo como un fracaso, sino como algo tan simple como que leer, igual que muchas otras actividades, es cuestión de gustos.

Un saludo y enhorabuena por la entrada y por el blog :)

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Por más bodrio que sea, siempre termino el libro. Me hace sentir en fata no hacerlo.

Framboise dijo... [Responder]

Verás... me educaron en el hábito de terminar la comida que había en mi plato por respeto hacia el o la cocinera y por la gente que no dispone de comida... Y esta norma me la apliqué yo a los libros pero... con el paso de mis años y la creciente oferta de manjares, confieso que de unos años a esta parte, lleno menos el plato y con los libros me pasa lo mismo: les doy de plazo un tercio o algo más y si no me alimentan, dejo que otros los disfruten. (y lo mismo hago con las peliculas)
Las nuestras son manías que no hacen daño a nadie ¿no? ;)
Besos.
Y sonrisas enteras. :)

aldogal dijo... [Responder]

Pues por lo general yo los termino sabes, y muchas veces lo hago aún a pesar de libro, sin embargo, hay más de alguno que no he podido digerir, me he regresado al principio, para darles otro chance, y luego, casi en el mismo punto, digo no, no más, algunos han sido clásicos como El Siglo de las Luces, otros de consumo, pero no, a veces no puedo con ellos.

Javier dijo... [Responder]

No me gusta dejar libros a medias, siempre procuro acabarlos. Algunos me han parecido auténticos tostones, pero prefiero llegar al final, ya que lo he empezado... recuerdo que una vez, con uno de Terenci Moix estaba sufriendo, literalmente hablando, no me gustaba nada, y ya casi al final dio un giro inesperado y la historia me atrapó. Lamentablemente esto ocurre pocas veces...

Abrazos

Soycazadoradesombrasylibros dijo... [Responder]

Te dije que te contestaría la pregunta y estoy aqui, suelo terminar los libros, lo intento pero hay veces que me resulta imposible, te lo juro me tiré 2 años con La Gargola de Andrew Davidson y lo intenté continuar pero nada...otras veces pasito a pasito zas, la palabra Fin acude a mis ojos, y en otras ocasiones me puedes llamar tonta, pero los libros saben en que momento debes de terminar de leerlos, ellos te susurran ¡Ahora es el momento!
pero libros sin terminar 12 que los he contado :(

besos

Icíar dijo... [Responder]

¿Y qué libro es ese que no has conseguido terminar? Desde luego que ya tiene que ser tela marinera, si alguien como tü que tiene la norma auto impuesta de termianar los libros, y ese en concreto: imposible. ¿Lo vas a decir? Seguro qué como yo hay muchas interesadas, jefe.
Yo no me encuentro en la necesidad de terminar libros. Siempre digo que El judío, lo dejé a falta de 5 hojas más o menos.
Creo que no leo mucha lectura de entretenimiento, o al menos yo no lo vivo así, si lo sentía así, tendría que dejarlo, porque eso es para mí tirar el tiempo, como dices en tu cita del principio, la vida es muy corta para leer cosas que no te aporten nada. Aunque sí de vez en cuando puedo leer algo así, pero no es habitual.
Contesto, que si tengo que dejar un libro sin terminar, no me supone ningún problema.

Shorby dijo... [Responder]

Yo soy de las enfermas que terminan todos... aunque sea por orgullo jajaja
La verdad es que me ha pasado solo con 3-4, hubo uno que tardé la vida porque leía 4-5 páginas diarias hasta terminarlo. Horrible.

Besotes

Rosana dijo... [Responder]

No.
Besos