jueves, 22 de marzo de 2012

Canción del pirata. José de Espronceda



Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín.
Bajel pirata que llaman,
por su bravura, El Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.


La luna en el mar riela
en la lona gime el viento,
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y va el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
y allá a su frente Estambul:


Navega, velero mío
sin temor,
que ni enemigo navío
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.


     Ayer fue el Día Internacional de la Poesía. Suelo escribir las entradas el día antes por la noche, ya lo he comentado alguna vez, por eso no caigo en las fechas y  voy con un día de retraso. Aún así cualquier excusa es buena para hablar de poesía. Y, aunque todos pensamos en golondrinas, en miradas con pupilas azules que se pasean por campos castellanos, en violetas, coplas por muertes y demás, es cierto que el comienzo que hoy os traje es internacionalmente conocido. Quien no ha jugado a recitarlo engolando la voz en algún momento. Por eso hoy traigo a mi estantería virtual, La canción del pirata.


     José de Espronceda fue un hombre con una vida digna de ser recitada. Intelectual, independiente y activo, fue desterrado por sus actividades intelectuales a un monasterio de Guadalajara en el año 1.825. Viajó mucho como exiliado, recorrió Alemania, Bélgica, Francia, los Países Bajos e Inglaterra, lugar en el que se enamoraría de Teresa Mancha. Fue un revolucionario activo y cuando Teresa se casó no cejó en su empeño tampoco en conseguirla (dicen las malas lenguas que de entrada la raptó), regresando con ella a España tras declararse la amnistía por la muerte de Fernando VII. Como podéis ver, una vida activa e imparable, sobre todo para morir a los 34 años.

     Os cuento esto porque parte de su vida e ideas queda reflejado en el poema que hoy os traigo, un canto a la libertad. Un velero pirata perseguido pero libre, con un capitán feliz cuyo máximo ideal es la libertad, nadie lo puede detener porque se refugia en el mar. El temido hará estragos entre los poderosos de la tierra, su fuerza es su fe inquebrantable en esa libertad por la que lucha con gran valor. Hay una protesta social contra las costumbres y las estructuras rígidas en que se sustenta. Precisamente lo mismo contra lo que se rebeló su autor.

     Es una canción con un ritmo casi marcial, para eso no hace falta saber de métrica, sólo leyéndolo en voz alta nosotros mismos vamos adquiriendo el tono sin darnos cuenta. De este modo vemos al pirata de forma presente, en movimiento, lo que produce una exaltación al ser leído. Libertad e individualismo en esta gran composición que hoy traigo, con cierto retraso, para compartir con vosotros ese día. Un día que es para poetas y que disfrutamos los lectores, sobre todo aquellos que, como yo, carecemos de esa capacidad.
Es algo de lo que me he ido dando cuenta más profundamente desde que empecé a moverme por internet. He ido conociendo rincones con bellísimas composiciones, con manicomios en los que van desgranando historias sobre aquellos que no están tan locos, tabernas que componen diciendo más de lo que se lee a simple vista, haikus compartidos, palabras que van al aire, sonetos magníficos, serpientes ásperas, palabras con cuadros, abuelas, jardines, damas dulces... tantos y tantos sitios que se me quedarían mil en el tintero por mucho que intentara lo contrario.
     Vaya mi agradecimiento, aunque sea con retraso.

     Y me despido con La canción del pirata, la primera que me vino a la cabeza. Si os pregunto a vosotros:
- ¡Un poema!, ¿Cuál es el primero que os viene a la mente?

     Gracias

60 comentarios:

Pilar Muñoz dijo... [Responder]

¡¡Oh, en el colegio me la aprendí enterita y todavía recuerdo gran parte!! Viejos tiempos, aquellos.
Un beso.

Offuscatio dijo... [Responder]

Coincido contigo en que cualquier día es bueno para hablar de poesía. El poema que nos traes, no lo conocía, y indudablemente mi escritor de cabecera será siempre Fernando Pessoa. Tiene una obra tan rica y vasta que permite encontrar un poco de todo. No obstante, el fin de semana pasado estuve fuera, y en una librería extranjera me topé con dos poemas de Yvonne Rainer: uno sobre Madrid, y otro de Bilbao. ¡Muy curioso!

Tatty dijo... [Responder]

No suelo leer poesía, en época de estudios sí lei bastantes, sobre todo de Becquer que me encantaba, pero ahora ya hace que no me animo con ella
besos

Rosa dijo... [Responder]

Me has traído muchos recuerdos de niña cuando aprendí este poema...
A la cabeza se me viene un poema de Oliverio Girondo que me gusta mucho.
"Llorar a lágrima viva" http://www.youtube.com/watch?v=1ZCp0RHy-gk.
Besos desde el aire

Bejarana76 dijo... [Responder]

Me gusta muchísimo la poesia pero esta de verdad, la cogí una tirria porque en el colegio me tocó aprendérmela y recitarla, pero es que por nada se me quedaba en la cabeza y fíjate, después de pasados los años la tengo muy presente en la memoria y me la sé estupendamente. Un besazo!!

Blair dijo... [Responder]

Pues a mi también me vendría este porque es mi favorito. De hecho fue el primero que puse en mi sección de poetas de cabecera. Besos!!

Pilar González dijo... [Responder]

A mí me vienen a la mente varios, pero sobre todo Veinte poemas de amor y una canción desesperada, de Neruda. También me acuerdo de varios poemas de Becquer, que era uno de mis favoritos. Un beso

Xula dijo... [Responder]

Yo no soy mucho de poesia, tal vez por eso, si me tiene que venir a la mente un peoma, seria algo tipico y sencillo como alguna rima de Becquer o algo de Neruda. Besos y feliz dia de al poesia con retraso.

bichin dijo... [Responder]

La canción del pirata siempre me hace recordar los días de cole...

Un beso!!!

jose maria criado lesmes dijo... [Responder]

Amiga Silvia; sé de memoria casi todos sus poesías que reflejan muy bien su alma inquieta y sin ligaduras como tu dices; la Desesperación es magnifica.
Muchos besos.

Rosa de los Santos dijo... [Responder]

Buenos dias Amor, esta poesia me trae buens recuerdos , pues mi hja mayor ganó un concurso en el colegio cuando era una niña, recitandola , vestida de pirata , y desde luego , actuando como requiere la poesia del pirata. Se llevó el primer premio !!
Mil besos y pasa un fin de semana genial !!!

Valaf dijo... [Responder]

Sí, y lugares donde aprender sobre libros que jamás has leído; lugares sobrios y con gusto. Como el tuyo, por ejemplo.

Ahora mismo?, no sé, quizá alguno de Whitman y su canto permanente a la Vida.

Un beso

Fénix dijo... [Responder]

Pues son dos los poemas que se me vienen a la mente. Uno es este, como no, aprendido durante mi niñez pero cuyas primeras estrofas nunca olvidaré. Quizás uno de los poemas más conocidos. Mi otra opción es una de las estrofas de Antonio Machado que Serrat empleó para su canción "Cantares":

"Caminante son tus huellas
el camino, y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino,
sino estelas en la mar."

Pues la vida no es más que un largo camino que vamos creando allí donde ponemos los pies. Pues "caminante no hay camino, se hace camino al andar". Un beso

Juan Pardo dijo... [Responder]

Un placer volver a leer a Espronceda , mi poeta romántico preferido y con una biografía realmente apasionante.Geniala su maravilloso poema : Canto a Teresa Mancha.Un abrazo.

Marc Verlén dijo... [Responder]

Elogiable poema, no así Bécquer.
¿Un poema?: el albatros, de Baudelaire.

Un saludo.
Marc V.

Marc Verlén dijo... [Responder]

Elogiable Espronceda, no así Bécquer.

¿Un poema?: el albatros, de Baudelaire.

Un saludo.
Marc V.

Nunca dejes de sonreir dijo... [Responder]

Recuerdo perdeme en sus lineas con 15 añitos. El primero que se me viene ' Canto a Teresa' y ' El estudiante de Salamanca'.

Besos.

Azalea Real dijo... [Responder]

Mi madre me la cantaba siempre, y de tanto cantármela, casi la llegué a odiar. Eso sí, cuando hubo que aprendérsela en el instituto, años después, yo ya tenía los deberes hechos.
Un beso.

Elizabeth dijo... [Responder]

La poesía está en tí. Y de que manera. Uno de mis favoritos es Cultivo una rosa blanca de José Martí. Será porque en el jardín y en el papel intento hacer lo mismo, vertír en él de mi vergel hasta morir en otra piel.

Besos amiga mágica.

Doctora dijo... [Responder]

Ya he comentado que la posesía no es lo mío, pero ésta que pones al menos rima, y eso es un punto a favor, claro :)
Me sé 1500 canciones, pero poesías... así de pronto diría eso de Neruda de "Me gusta cuando callas porque estás como ausente" (que por cierto, siempre me ha parecido un palo a quien iba dirigida, es como decir "calladita estás más guapa"), aunque sólo me sé esa frase :)

Eterna Lolita dijo... [Responder]

Pues yo la primera poesía que tengo en menta es Elegia a Ramón Sijé de Miguel Hernandez. La tuve que memorizar entera cuando era una canija (mas que ahora XD) y la verdad es que me parece preciosa. Muacks!!

raúl dijo... [Responder]

para saber de amor, para aprenderle,
haber estado solo es necesario, y es necesario en cuatrocientas noches
- con cuatrocientos cuerpos diferentes - haber hecho el amor, que sus misterios, como dijo el poeta, son del alma, pero un cuerpo es el libro en que se leen

(gil de biedma)

Narayani dijo... [Responder]

Becquer, siempre Becquer. Hay muchos poemas que me gustan suyos.

El que nos has puesto hoy me ha traido muchos recuerdos del cole. Me lo tuve que aprender de memoria :-)

Besos!!

Fotogramas y Letras dijo... [Responder]

Precioso el poema que nos traes! Y desde luego que es fácil de darle entonación al leerlo en voz alta :) Grande Espronceda.

Un poema? Ya lo he escrito antes en el facebook cuando has hecho la pregunta: el primer poeta que siempre me viene a la cabeza es Bécquer y en concreto estos versos:

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.

Siempre he querido que alguien me recitase algo así... seguiré soñando y recitándomelo a mí misma de vez en cuando jajaja

Besos!

Mika

Nesa Costas dijo... [Responder]

No soy muy entusiasta de la poesía, aunque reconozco que las hay muy buenas, y también encuentro en los blogs algunas que me sorprenden.
Esta es una de las pocas que me sé, al menos en parte, y que aprendí con gusto.
Aun así mi preferida la has mencionado: Coplas por la muerte de su padre de Jorge Manrique.
Besos

merce dijo... [Responder]

Las Coplas, siempre.
A veces son hasta música de fondo.
Y Becquer, pero no tanto por empalagoso y...
La Canción del Pirata, que ahora tiene música en mi mente desde la versión de Tierra Santa y que, como cualquier hijo de vecino de mi generación, podría recitar de memoria.

Besos.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo... [Responder]

Pues mira, este... "Como soy tan pequeñita y no alcanzo al altar, pero alcanzo a la cestita dónde tiene mi madre el pan"
Me lo enseñó mi abuela y yo podría andar a gatas, quizás, ja , ja...

Sabes que con esta canción del pirata me has llegado muy hondo, ¡menuda hondanada me has enviado! Bss amore...

TORO SALVAJE dijo... [Responder]

Este es el primero que se viene a la cabeza.
También es casualidad...

·M· dijo... [Responder]

A mi siempre me viene a la cabeza LA PRIMAVERA BESABA, de Machado :)

MC. dijo... [Responder]

que buena historia, la verdad no la conocía, ni el poema tampoco..
gracias!
Besos

G dijo... [Responder]

Buenos días.
Es curioso pero siempre pienso que perfectamente Robbin Williams, el actor no el cantante que tal vez puse al que no es, perfectamente hubiera podido entonar La Canción del Pirata en lugar de tronar su
Oh capitán mi capitán...
Felices poemas, y bonita fotografía, ¿Dónde es?
Buen día

Javier dijo... [Responder]

Pues casi que no puedo responder a tu pregunta, porque después de leer a Espronceda con su "cancioncilla"... es que este poema es mucho poema, me la enseñaron en el cole y creo que aún no ha salido de mi cabeza...

"Tanto dolor se agrupa en mi costado, que por doler me duele hasta el aliento" Miguel Hernández

Abrazos y buen día

Leira dijo... [Responder]

Es un clásico en los estudios. Todo el mundo lo aprendía de memoria. Mi favoritas siempre fuero las de Becquer y sus golondrinas. Espero que un día hables de ella.

Libros Que Voy Leyendo dijo... [Responder]

Mi poema favorito es este de Machado:

Anoche, cuando dormía,
soñé, ¡bendita ilusión!,
que una fontana fluía
dentro de mi corazón.
Di, ¿por qué, acequia escondida,
agua, vienes hasta mí,
manantial de nueva vida
en donde nunca bebí?

Anoche, mientras dormía,
soñé, ¡bendita ilusión!,
que una colmena tenía
dentro de mi corazón,
y las doradas abejas
iban fabricando en él,
con las amarguras viejas
blanca cera y dulce miel.
Anoche, mientras dormía,
soñé, ¡bendita ilusión!,
que un ardiente sol lucía
dentro de mi corazón.
Era ardiente porque daba
calores de rojo hogar,
y era sol porque alumbraba
y porque hacía llorar.

Anoche, mientras dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que era Dios lo que tenía
dentro de mi corazón.

angy.w dijo... [Responder]

Hace poco estudiamos a este autor, y vimos el poema entero. Sin duda, su vida fue muy activa. Me gustan mucho sus escritos, tan característicos del romanticismo ^^

shaka lectora dijo... [Responder]

Espronceda, me encanta!! Adoro el romanticismo. Aunque yo me quedo con aquella que dice...

Era más de media noche
antiguas historias cuentan
cuando en sueño y en silencio
lóbrego, envuelta la la tierra
Los vivos muertos parecen
los muertos su tumba dejan.
Era la hora en que acaso
temerosas voces suenan
informes, en que se escuchan
tácitas pisadas huecas
y pavorosas fantasmas
entre las densas tinieblas
vagan, y aúllan los perros
amedrentados al verlas...

Así comienza "El estudiante de Salamanca" del mismo autor. Si he cometido algún error, lo sorry muchísimo, escribo de memoria.

Un beso shakiano!!

PS. Pareciera que tenemos telepatía. En un ratito sabrás por qué.

Soycazadoradesombrasylibros dijo... [Responder]

te puedes creer que me la hicieron aprender para el colegio y algunas partes me acuerdo aisss <3 si ayer fue un dia especial para las letras

Winnie0 dijo... [Responder]

Crecí con este poema!!! Hoy me has recordado muchas cosas...un beso

Kashila dijo... [Responder]

Yo la aprendí en primaria y luego salimos a cantarla disfrazados de pirata por la función de navidad :)
Que recuerdos...

mágico dijo... [Responder]

Venga, le pongo música al poema:

http://www.youtube.com/watch?v=5k-QLyo9Hoc


Besitos

Elvira dijo... [Responder]

Así, el primer poema que me viene a la mente es Río Duero de Gerardo Diego, no sé por qué se me quedó grabado desde que nos lo hicieron aprender en el colegio (que no ha llovido ni nada, jeje).
Un placer leer la poesía y tu entrada. A mí me gusta la poesía así, en pequeñas dosis para saborearla :)

Besos!!

El Joven llamado Cuervo dijo... [Responder]

Siempre tengo en la cabeza alguno de Rimbaud, mi preferido. Pero 1964 de Borges, me puede. Este, es ciertamente un poema de cabo a rabo. Un abrazo.

Luján Fraix dijo... [Responder]

LA CANCIÓN DEL PIRATA ME TRAE RECUERDOS, PORQUE YO EN EL TALLER DE LITERATURA ESCRIBÍ UNA INSPIRANDOME EN ESTE POEMA. CUANDO LO SUBÍ AL BLOG TODOS DECÍAN "SE PARECE A LA CANCIÓN DEL PIRATA" JIJIII, ES QUE ERA UN TRABAJO DE TALLER, ME QUEDÓ LINDA TAMBIÉN.

A MI ME VIENEN A LA MENTE MUCHOS POEMAS PORQUE ADORO LA POESÍA, PERO RECUERDO SIEMPRE NOCTURNO III DE JOSÉ ASUNCION SILVA.

BESITOS

Bubbles dijo... [Responder]

Y esto hace que me venga a la mente la época estudiantil en el cole/insti... aiss *.* qué recuerdos jaja un saludito

Caminante dijo... [Responder]

No es el primero que me ha venido a la mente, pero me gusta y además quiero ser original (si no, diría Becquer =P).
Se trata del poema El Galimatazo, de Lewis Carroll. Me gustan los sonidos de sus palabras inventadas. =)

mientrasleo dijo... [Responder]

@G

La fotografía es un faro, en Santander.
Gracias por tu constancia en las visitas.
Un beso y buen día para ti también.

Ángela dijo... [Responder]

que buenos recuerdos me traen estos versos de Espronceda!! que sonrisa me has robado mientrasleo.

Margari dijo... [Responder]

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Que si no lo recito, reviento, jajaja
Me encanta este poema. Y hace poco lo estuve leyendo con mi peque, que le encantó. ¿El primer poema que me viene a la mente?
Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra, que me llevaré el blanco día;
y podrá desatar esta alma mía
hora, a su afán ansioso linsojera;

mas no de esotra parte en la ribera
dejará la memoria en donde ardía;
nadar sabe mi llama la agua fría,
y perder el respeto a ley severa:

Alma a quien todo un Dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
medulas que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejarán, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrán sentido.
Polvo serán, mas polvo enamorado.
Besotes!!!

mientrasleo dijo... [Responder]

@Ángela
Me complace enormemente que sea así.
Besos

KONCHA MORALES dijo... [Responder]

"Que es mi barco mi tesoro..." Margari se me ha adelantado, jeje.
A la mente se me vienen tantos... pero, vamos a ver:
DÁMASO ALONSO
Yo me senté en la orilla;
quería preguntarte, preguntarme tu secreto;
convencerme de que los ríos resbalan
hacia un anhelo y viven;
y que cada uno nace y muere distinto
(lo mismo que a ti te llaman Carlos).

Quería preguntarte, mi alma quería preguntarte
por qué anhelas, hacia qué resbalas, para qué vives.
Dímelo, río,
y dime, di, por qué te llaman Carlos.

Ah, loco, yo, loco, quería saber qué eras, quién eras
(genero, especie…)
y qué eran, qué significaban «fluir», «fluido», «fluente»;
qué instante era tu instante
cuál de tus mil reflejos, tú; reflejo absoluto
yo quería indagar el último recinto de tu vida
tu unicidad, esa alma de agua única,
por la que te conocen por Carlos.

Carlos es una tristeza, muy mansa y gris,
que fluye entre edificios nobles,
a Minerva sagrados y entre hangares
que anuncios y consignas coronan.
Y el río fluye y fluye, indiferente.
A veces, suburbana, verde, una sonrisilla
de hierba se distiende, pegada a la ribera.
Yo me he sentado allí, sobre la hierba quemada
del invierno para pensar por qué los ríos
siempre anhelan futuro, como tú lento y gris.
Y para preguntarte por qué te llaman Carlos.

Y tu fluías, fluías, sin cesar, indiferente
y no escuchabas a tu amante extático
que te miraba preguntándote
como miramos a nuestra primera enamorada para saber si le fluye
un alma por los ojos,
y si en su sima el mundo será todo luz blanca
o si acaso su sonreír es sólo eso: una boca amarga que besa.
Así te preguntaba: como le preguntamos a Dios en la sombra
de los quince años,
entre fiebres oscuras y los días -qué verano- tan lentos.
Yo quería que me revelaras el secreto de la vida
y de tu vida, y por qué te llamaban Carlos.

Yo no sé por qué me he puesto tan triste,
contemplando el fluir de este río…
Un río es agua, lágrimas: mas no sé quién las llora.
El río Carlos es una tristeza gris, mas no sé quién la llora.
Pero sé que la tristeza es gris y fluye.
Porque sólo fluye en el mundo la tristeza.
Todo lo que fluye es lágrimas.
Todo lo que fluye es tristeza, y no sabemos de dónde viene la tristeza.
Como yo no sé quién te llora, río Carlos,
como yo no sé por qué eres una tristeza
ni por qué te llaman Carlos.

Era bien de mañana cuando yo me he sentado
a contemplar el misterio fluyente de este río,
y he pasado muchas horas preguntándome, preguntándote.
Preguntando a este río, gris lo mismo que un dios;
preguntándome, como se le pregunta a un dios triste:
¿qué buscan los ríos? ¿qué es un río?
Dime, dime qué eres, qué buscas,
río, y por qué te llaman Carlos.

Y ahora me fluye dentro una tristeza,
un río de tristeza gris,
con lentos puentes grises,
como estructuras funerales grises.
Tengo frío en el alma y en los pies.
Y el sol se pone.
Ha debido pasar mucho tiempo.
Ha debido pasar el tiempo lento, lento,
minutos, siglos, eras.
Ha debido pasar toda la pena del mundo,
como un tiempo lentísimo.
Han debido pasar todas las lágrimas del mundo,
como un río indiferente.
Ha debido pasar mucho tiempo, amigos míos,
mucho tiempo
desde que yo me senté aquí en la orilla,
a orillas de esta tristeza, de este
río al que le llamaban Dámaso, digo, Carlos.

Shorby dijo... [Responder]

Me encanta Espronceda, es un escritor que me ha gustado mucho siempre, desde que lo "conocí" en el cole =)
Buena elección!

Besotes

Eleanor Atwood dijo... [Responder]

Espronceda. Un grande entre los grandes. Recuerdo que el grupo de música metalera Tierra Santa compuso una melodía para los versos de este poema. Pérez-Reverte dijo lo siguiente sobre ellos:

"su balada sobre el poema La canción del Pirata consiguió lo que treinta años de reformas presuntamente educativas no han conseguido en este país de ministros basura. Que, en sus conciertos, miles de jóvenes reciten a voz en grito a Espronceda, sin saltarse una coma".


Por mi parte tengo como favorito este poema de Antonio Gala:

A trabajos forzados me condena
mi corazón, del que te di la llave.
No quiero yo tormento que se acabe,
y de acero reclamo mi cadena.

Ni concibe mi mente mayor pena
que libertad sin beso que la trabe,
ni castigo concibe menos grave
que una celda de amor contigo llena.

No creo en más infierno que tu ausencia.
Paraíso sin ti, yo lo rechazo.
Que ningún juez declare mi inocencia,

porque, en este proceso a largo plazo
buscaré solamente la sentencia
a cadena perpetua de tu abrazo.


Besos.

Citu dijo... [Responder]

Muy bello poemas un libro de poesía es muy difícil de hacer y que ha la vez llega a emocionar es aun mas difícil de lograr parece un buen libro lo tendre en cuenta un beso y te me cuidas

Princesa Gitana dijo... [Responder]

Espronceda! Me encanta :) que buen blog, te descubrí por medio de Don Vito y me vine a ver...y bff que paraíso para alguien adicta a los libros jeje, espero que estés bien, un abrazo enorme, besitos dulces, te sigo ya mismo!

Madre desesperada dijo... [Responder]

Poesía eres tú de Becquer. Me encanta. Aunque La canción del pirata también me gusta mucho. Sela recito a mi hijo mayor de vez en cuando porque ahora le ha dado por los piratas.

David C. dijo... [Responder]

"Los Heraldos Negros" de Becquer.

Rober dijo... [Responder]

Alguna rima de Bécquer, seguramente. Por aquello de que las leí más jovencito, en plena "edad del pavo" xD Siempre he sido bastante más de prosa aunque leo de todo. La poesía siempre se me ha "escapado" un poco.

Respecto a la "Canción del Pirata", como dices simplemente con leerla en alto su sonoridad no resulta algo bello. Hasta en forma de canción la he escuchado por ahí!

¡Besines!

Rebeka dijo... [Responder]

Gran poema el de Espronceda, lo he entonado alguna que otra vez, y gracias a la versión del grupo de heavy español "Tierra Santa", al musicarlo, más fácil de aprender.

Un poema que siempre me venga a la mente...

"Romance a la Guardia Civil Española" de Federico García Lorca. Uno de mis preferidos.

El grupo de rock, "Marea", ponen música a algunos de esos fragmentos del romance, en su canción "Ciudad de los Gitanos".

Las canciones son una buena forma de acercar la poesia a todo el mundo. La música es poesía, (aunque no toda claro está).

Besos.

Rebeca.

Neriah Fendel dijo... [Responder]

Qué curioso que hayas puesto este poema, es uno de los favoritos de mi padre y siempre me recuerda mucho a él.

El primero que me vendría a la mente sería "L'Angoisse" (La Angustia) de Verlaine, es uno de mis favoritos. Pero en una línea favorita está el de "L'Albatros" de Beaudelaire, que también me encanta, al ser Las Flores del Mal mi libro de poemas favorito. Siento ponerte tanta literatura francesa de por medio... es la que más conozco :)

Carmen dijo... [Responder]

Lo primero que me viene siempre a a la cabeza, si hablamos de verso, son unos de Calderón de La vida es sueño...
"Ojos hidrópicos creo
Que mis ojos debes ser...".
Los recuerdas?
Besos,