domingo, 4 de marzo de 2012

Libros polémicos III. Mein Kampf. Adolf Hitler

"El trabajo os hará libres". Dahau.
(Hoy omito otro fragmento que no sea este)


      Cuando empecé con esto de los libros polémicos sabía que había unos cuantos que no iban a poder faltar, uno de ellos el que traigo hoy. Es cierto que para hablar de determinados títulos como el Kamasutra, es mejor explicar la polémica que suscitan, pero también es cierto que ante esa etiqueta es imposible no aludir a otros títulos cuya relevancia política o social nos afecta aún hoy. Creo que el ejemplo más claro es este título, un libro del que todos conocemos su existencia y que casi nadie ha leído (nótese que esta vez no digo se ha tomado la molestia, parece que también a mi me afecta lo que implica el título). Es por eso que bajo el título de libros polémicos, hoy hable de Mein Kampf.

     Hay que decir que Hitler no fue el teórico del movimiento, si bien si que fue el brazo ejecutor de forma despiadada del nazismo. Los que me conocéis sabéis que siempre me quejo de que tanto libro o película sobre este tema, puede provocar que empecemos a ver unos hechos reales, como una ficción. Ya no nos inmutamos de la forma que debiéramos ante una situación real vivida que conmocionó, y aún lo debería de hacer al recordarlo, al mundo.

     Este libro se empezó a escribir en 1.924, durante los nueve meses que su autor pasó confinado en Munich, y publicada un año después, vendiendo cuatro millones de ejemplares durante el ascenso del régimen nazi al poder. Pero detrás de tanta polémica, ¿qué esconde realmente este título?
      Contiene una primera parte de carácter autobiográfico, en la que cuenta su juventud en Austria, momento en que empezaron los sueños de grandeza de Hitler, una época en la que se une a un grupo activista de extrema derecha Detusche Arbeiterpartei, en el que comienza una suerte de revancha marcada por el racismo y las creencias de superioridad de la raza germánica, hasta culminar en la fundación del partido nazi.  A partir de esta unión comienzan a desdibujarse los datos autobiográficos del autor, mezclándose con propaganda mística y pseudohistórica que justifican el principio racial. Se apoya en una filosofía de Volk que defiende que la importancia de la humanidad está vinculada a la raza. Y necesita una conservación. A partir de ahí sigue "evolucionando" hacia una exaltación de la raza aria defendiendo la conservación de esta sustancia racial, reconociendo una jerarquía de valores que defiende la victoria del mas fuerte y mejor. Pero va un paso más allá, no sólo hay que afirmar sino que hay que transformar a la persona para hacer un nuevo tipo de hombre porque "solos quien está sano puede procrear, que es escandaloso engendrar hijos malsanos o defectuosos", defiende destruir y prohibir los matrimonios mixtos con semilla hebrea. Y no sólo eso sino que entra dentro del principio antidemocrático en el que no hay decisiones del pueblo, sino de personas responsables. Tal vez rodeadas de consejeros, pero la decisión es cosa de una sóla persona, aparece el concepto de responsabilidad absoluta vinculado a la absoluta autoridad que provocará el reconocimiento de unos hombres por encima del resto.
     El desarrollo de este libro nos trae un programa político ya conocido por todos, al menos a través de sus consecuencias. Una época que muchos quisiéramos no hubiese existido, pero no por ello deja de ser real, ni mucho menos ha de ser olvidada. Porque los errores de la humanidad que e pretenden olvidar y enterrar corren el riesgo de ser repetidos. Y en este libro, toda propuesta está concebida para ayudar al régimen, cada afirmación tiene un fondo racista y, pese a que es cierto que se habla de Wagner o Nietszche, no lo hace de forma cultural sino que los interpreta a su gusto y manera para conseguir que defiendan un odio y unas tendencias raciales cuya aplicación sería de forma inmediata.

     Este libro, que comenzó a escribirse en prisión y que no presentaba más que repeticiones de premisas sin originalidad alguna, escrito de una forma simple y directa, sirvió para propagar unas ideas que el dictador pondría en práctica apenas diez años más tarde. Un libro que, no nos olvidemos, generó unos ingresos considerables a su autor en derechos, y que nadie dice haber leído. Se vendieron millones de ejemplares. Por mi parte, siempre he defendido que me interesa no perder el contacto con la realidad, la tangibilidad de algunas cosas que, de tan noveladas, se me antojan ficción. Por eso me acerqué con varias obras a este escalofriante período histórico. Por eso también visité un campo de concentración, una experiencia que no repetiría y que me dejó tan mal cuerpo como espíritu, pero que me sirvió para recordar que cuando pongo el televisor y sale la película de turno, está reflejando algo que realmente ha sucedido y que entre guerras televisadas y modernismos, nos hace volvernos menos sensibles a las imágenes que recibimos, aunque esta vez sean en directo.

     Por eso hoy traje este título que, evidentemente, no voy a recomendar leer. Porque considero que todos debemos de ser conscientes de los errores que se cometen. Y no desde la perspectiva de un niño en pijama de rayas o de un pabellón, sino desde la de unos edificios apenas conservados en los que resuena un eco a vació donde antes durmieron miles de personas sin nombre, muchas de las cuales no lo hicieron demasiado tiempo.

     No os voy a preguntar vuestra opinión sobre esta época, pero si lo que os parecen las ficciones basadas en momentos trágicos como este. Holocaustos y Segunda Guerra Mundial.

     Gracias

52 comentarios:

Lady I need you dijo... [Responder]

Tienes toda la razón al decir que cada vez somos más inmunes a esas imágenes. Aunque que escriban o hagan películas sobre ellas no se puede controlar ni reprochar, ya que personajes como Hitler, entre otros muchos, marcaron la historia para siempre. Pero si la marcaron para eso, también la marcaron para nosotros mismos, para que recapacitemos y para que no vuelva a suceder, para que cuando estemos en nuestra casa y salgan en la televisión imágenes de un campo de concentraión, no pasemos de largo como si eso fuera sólo una película...
Siento si me he extendido mucho, un beso.

Fénix dijo... [Responder]

Efectivamente, si hay algo que tenemos que aprender de la Historia, es a no repetir los errores del pasado. Pero la única manera de hacerlo es conocer lo sucedido sin adulteraciones ni velos. La insensibilización ante semejantes atrocidades es muy dañina, pues dejamos de profundizar en todo el dolor y terror que se esconde tras tantos relatos y películas sobre una de las épocas más tristes de este continente. Esta entrada me ha parecido muy acertada, pues aunque no sea un libro recomendado, nunca deberíamos olvidar todo cuanto hay detrás de este. Gracias a ti por tus magníficas reflexiones.

Icíar dijo... [Responder]

Yo sin embargo lo veo más que recomendable por la misma razón que te ha hecho leerlo. Lo tengo entre los pendientes. Y, mientrasleo, es historia, de primera mano.
También quiero visitar un campo de concentración, y con mis hijos, debiera ser algo obligatorio, y precisamente por lo que comentas, por ese poder percibido como algo de ficción, tras tanta película y novela.
Cusndo ves un documental del partido, todos perfectamente alineados, andando en perfecta sincronización, con gestos robotizados, y esa muchedumbre que los vitorea, se te pone la carne de gallina, como si estuvieras viendo a la niña del exorcista.
Buena lectura (como fuente)

mientrasleo dijo... [Responder]

@Icíar
Como fuente por supuesto. Es más, no hay que borrar la historia de un plumazo sino ser conscientes de ella. Por eso lo leí. No he querido recomendarlo ni poner un fragmento por no frivolizarlo.
En cuanto a ver un campo de concentración... yo me empeñé y puedo asegurarte que sales con una visión diferente y el corazón encogido.
Un beso

Valaf dijo... [Responder]

No es un libro polémico. Es un libro necesario porque nos muestra los derroteros del Horror por el que puede transitar el espíritu humano. Hoja de ruta de una visión diabólica y repugnante de la humanidad y sus valores.

Aprendemos, entre otras cosas, qué puede ocurrir cuando a un "pueblo" se le da un "destino histórico". Los "destinos históricos" suelen implicar la dominación sobre los otros "pueblos inferiores" y, en este caso, una dominación que pasaba por el exterminio físico de los mismos. "Espacio vital", eso era lo que Hitler reclamaba como consecuencia directa de su hoja de ruta.

Además, haces bien en mencionar a Friedrich Nietzsche. En este punto, hacer notar la sarta de inventos por parte de presuntos estudiosos del pensamiento humano y sus derivadas. Nada más lejos de la realidad asimilar el "Superhombre" del Mein con el Superhombre de Nietzsche en su "Así habló Zaratustra", genocida el primero y un hombre capaz de sobrevolar sus instintos más primarios y sublimarlos en la creatividad pura el segundo.

Un beso

Babel dijo... [Responder]

A mí me parece justo lo contrario, con todo respeto :o). La ficción, ya sea en película o libro, realza la emoción y la capacidad para sentirnos identificados con los hechos que de otro modo sólo serían datos en una página fría. Siempre he sido sensible a ese periodo histórico en particular. Me abruma la barbarie y la propagación social que tuvo. Gracias a las películas, forma parte de mi psique como algo real y terrible, no una simple lección de historia en un libro perdido en los anales del colegio. Además, también visité un campo de concentración. Lo encontré tan aséptico, limpio y vacío de todo recuerdo que tuve que hacer un esfuerzo para colocar la "realidad" del pasado en ese lugar gris sin personalidad.
En cualquier caso, estas son mis impresiones personales, cada cual tiene derecho a las suyas :o).
Gracias por revisar este libro. No he llegado a leerlo porque crecí pensando en él como en un tabú. Quizás algún día.
Besotes de visita.

mientrasleo dijo... [Responder]

@Babel
Por supuesto, parte de la polémica es precisamente por eso. Y es cierto que si no escriben sobre un tema también queda en el olvido. Lo bueno es la diversidad de opiniones, yo sólo expuse la mía y estoy deseando conocer las vuestras :))
Besos

Quadern de mots dijo... [Responder]

Creo que se hay que recordar para no olvidar, aunque está visto que el ser humano a veces tiene poco de humano y repite las atrocidades de muchas maneras distintas, sólo hay que mirar las noticias cada día. Eso sí, siempre justificándolas.

Cuando leí “Pastel de chocolate con Hitler” pensaba esto, escribir sobre historias tristes, crudas y reales para verlas hoy en presente e intentar aprender y evitar repetir esquemas. Porque las víctimas no merecen un olvido, si sus opresores.


No creo que vaya nunca a visitar un campo de exterminio. Es de esos lugares que hay que conservar para mantenerlos en la memoria pero sería incapaz de visitar.

Perkins dijo... [Responder]

Primero de todo felicitarte por este post tan bien escrito. Por mi parte varias cosas, Mein Kampf me genera contradicciones, por un lado hace tiempo que pienso que sería interesante de cara a tener información de primera mano sobre lo que pasaba por la cabeza de esta personaje, y por otro no me apetece nada.
En cuanto a las ficciones relativos al holocausto y segunda guerra mundial, me quedo básicamente con libros. Las películas , por norma general, se me antojan edulcoradas, a veces parecen una broma. Dónde se han visto prisioneros en un campo de concentración como tu y como yo? Qué hay de la piel enganchada a los huesos, las caras calavéricas, la mugre, las enfermedades...? De acuerdo que no se pueden reproducir todos los personajes, sería inhumano, pero por eso mismo a veces me parece una broma de mal gusto, es como mostrar sólo una parte de la realidad.
Es por eso que prefiero los libros, aunque tipo pijama del niño de rayas no los soporto. Estos niños que "no se daban cuenta" me parecen irreales. La verdad es que pocos libros me han gustado relativos a este tema, soy bastante escéptica. Prefiero los documentales, las biografías . Pues eso, me he enrrollado mucho, no? Es que este tema da para escribir y escribir.....un beso!!!

Pilar González dijo... [Responder]

Estoy de acuerdo, hay que conocer esta parte tan terrible de la historia para que no vuelva a suceder. No he leído el libro, ni creo que vaya a leerlo, pero sí he estado en dos campos de concentración, y es muy duro y no se olvida jamás, y es lo que importa, que no se olvide.

Offuscatio dijo... [Responder]

Una estupenda entrada. No puedo decir que lo haya leído, porque estaría mintiendo; pero si que no lo descarto. Este período me llama mucho la atención, y ya he leído bastante al respecto. No obstante, estoy de acuerdo con lo que dice Iciar; actualmente se ha convertido en un tema algo "banal" y eso puede ser nuestro peor error (como temía el mismísimo Primo Levi).

Rodericus dijo... [Responder]

Para entender porque una pesadilla como el partido nazi se apoderó de una sociedad culta y bienestante como la alemana, habría que retroceder al nacimiento del nacionalismo alemán en los soiglos dieciocho y diecinueve. Es un periodo en el que se "inventa" el concepto de identidad alemana, basándose en los mitos de los primigenios pueblos germanos. En este surgimiento nacionalista mezclado con un romanticismo cultural, se utiliza como piedra fundamental una obra del historiador romano Tácito : Germania. No es otra cosa que el equivalente a una guia de viajes actual, donde Tácito hace una descripción algo idealizada y bastante exagerada de las tribus que formaban el mosaico de los pueblos que ellos llamaron "germanos" genéricamente.

Personalmente, creo que Tácito redactó su obra sin haber puesto un pié entre las gentes que describe. Probablemente basó su relato en descripciones recogidas entre las legiones que vigilaban las fronteras del Rhin.

Vertió un visión idealizada de la fiereza y la organización social de aquellas tribus que no tenían una unidad política ni cohesión, que tan pronto eran alidadas entre sí, como enemigas en guerras tribales.

Los nacionalistas alemanes, abrazaron con entusiasmo la descripción de Tácito, que describía una supuesta "Arcadia Germánica", poblada por una raza de piel clara, cabellos rubios y ojos azules. De feroces guerreros organizados bajo el mando de un líder tribal. El romanticismo del siglo diecinueve, hizo el resto.

Si el pasado, o la historia no nos gusta, siempre se puede reinventar.

Así fue como surgió la idea de la superioridad racial, mantenida por la pureza de sangre al no haber mantenido contactos "indeseados" con otros pueblos.

El viaje hacia los infiernos, continuó con una guerra mal cerrada, con los abusos del tratado de Versalles, y con el estomago vacío de los alemanes rugiendo mientras buscaban salir de la miseria y el caos.

La realidad de aquella pesadilla, siempre superará a todas las obras de ficción que se puedan escribir sobre ella, sencillamente porque la magnitud de los crímenes cometidos por los nazis rebasa la imaginación mas truculenta.

No soy partidario de prohibir ningún libro, ni siquiera el que nos ocupa. La mejor manera de evitar el triunfo de las mentiras, es demostrar que lo son palabra por palabra, y punto por punto.

El problema que tenemos en nuestro tiempo, es lo que se ha dado en llamar "la banalizacion del mal".

Estamos demasiado familiarizados con las escenas de sangre y destrucción que nos suministran los medios de información día a día. Corremos el riesgo de verlo como algo normal, como algo cotidiano.

Saludos

Arila dijo... [Responder]

A mi esta época tan terrible me obsesiona un poco, he leído varias historias situadas en este periodo pero no creo que eso te haga olvidar que sucedió de verdad, yo siempre lo pienso y eso me pone los pelos como escorpios. Pues fíjate que a mí el libro de Hitler me produce curiosidad en el sentido de que me gustaría entender cómo justificaba él en su mente lo que hizo, que parece que no tiene justificación alguna...
Por cierto, yo visite Auswitch y el nudo en la garganta me duro dos días, es una experiencia que me marcó muchísimo.

Violeta dijo... [Responder]

No he leído el libro y la verdad es que lo que se dice apetecerme, no es el caso.

Soy una persona muy sensible, y solo con las películas lo paso realmente mal.
Recuerdo haber leído El diario de Anna Fran cuando pequeña y desde entonces no veo este tema con los mismos ojos.
La lista de Schindler fue un martillazo en el alma en toda regla. Y desde entonces hago lo posible por no ver este tipo de películas.
Nunca he ido a un campo de concentración, y no se si lo haría porque tendría pesadillas para el resto de mi vida, y si ya tengo el alma rota, a saber cómo saldría de allí.
Personalmente me sería imposible olvidar aquel genocidio, soy incapaz de inmunizarme ante esa atrocidad cometida.

Pero sí creo que las nuevas generaciones, están obligadas a verlo como algo real, no como ficción.

Muy buena entrada, guapa.

Tizire dijo... [Responder]

Quisiera leer este libro para saber qué se le pasaba a Hitler por la cabeza para hacer lo que hizo, porque me parece que hay que ser un completo trastornado para albergar tanto odio en la mente. Aunque coincido contigo en que quizás una sobresaturación de películas, libros, series y demás puede ser contraproducente para la sociedad actual, llegando a quitarle contenido a los terribles hechos acaecidos en la II Guerra Mundial, me parece necesario que existan estas manifestaciones culturales, pues me temo que sin ellas, el Holocausto no sería sino un pie de página en la Historia para el común de la sociedad: que se siga hablando aún hoy en día de este horrible tema en los medios sirve para no olvidar una realidad que sufrieron millones de personas y que se llevó por delante las vidas de infinidad de seres humanos. Aún no he visitado ningún campo de concentración y, aunque son lugares que me horrorizan, creo que, al menos una vez en la vida iré a verlos; no quiero ignorar esos lugares de horror por mucho que me pese ir hasta allí, pues creo que pasar por esa experiencia y ser consciente de que son lugares reales, cargados de connotaciones negativas, es la única aportación que puedo hacer para que la desgracia allí vivida no se olvide con el tiempo. 1beso

Aydita dijo... [Responder]

No es mi estilo..! besos

Azalea Real dijo... [Responder]

No he leído Mi Lucha ni creo que lo haga. Tiene mucha fama por quién lo escribió y por haber estado prohibido durante años, pero no me llama nada.
En cuanto a mi opinión sobre el Holocausto en la ficción, creo que es un tema sobreexplotado que llegó a su punto más bajo con 'El niño con el pijama de rayas'. Para mí, lo peor, incluyendo película.
Un beso.

Sileny dijo... [Responder]

Me has tocado de lleno con este tema. He leído recientemente "La ladrona de libros" y "El niño con el pijama de rayas" que no han hecho más que aumentar mi curiosidad sobre esta parte de la historia, incluso había estado pensando en hacerme con el Mein Kampf pero me daba la sensación de que estaba cruzando una frontera al querer el libro, como si estuviese haciendo algo mal. No tengo ni idea de si lo tendrán en la biblioteca.
Tengo en casa el libro "Los niños de Hitler" de Guido Knopp. Hace años que está en la estantería y no me había parado a mirarlo dos veces, pero seguramente ahora me lo lea.
¿Alguien se lo ha leído?
Gracias por esta entrada.

Nesa Costas dijo... [Responder]

Genial entrada y muy buena reflexión.
Por mi parte, ni loca me leo este libro porque apuesto a que ya en las primeras páginas me cabreo.
Considero que tanta novela, pelicula o lo sea, si que nos vuelven menos sensibles.
Aun así es complicado, porque también creo que es importantísimo tener presente la historia para no cometer los mismos errores, y el cine o la literatura son un buen medio para ello.
Yo no puedo con la mitad de las peliculas o libros sobre este tema, aunque algunos me han gustado porque también es positivo recordar que hubo gente buena, capaz de superar el miedo que movia a la gran parte.
Deagraciadamente, también los hay que ven el filón en esto, pasandose el rigor histórico por el forro, para crear historias preciosas y felices en una de las épocas mas rastreras del ser humano.
Besos

Doctora dijo... [Responder]

Todas las novelas y pelis sobre el Holocausto me dejan mal cuerpo, así que procuro evitarlas. Me pasa igual con los reportajes y documentales, pero ahí mi curiosidad histórica me puede y he visto varios.
Pensar que no hace ni 100 años de esto y que sigue habiendo gente que defiende estos ideales es preocupante.

Manderly dijo... [Responder]

La foto que has puesto ya pone los pelos de punta. He entrado en un campo de concentración (Sachenhausen, en Berlín) y he atravechado una puerta cocon una inscripción como esa y la sensación de impotencia y horror fue increíble... y eso que yo solo esta 'de visita'.
Me gusta el tema del Holocausto y de la Segunda Guerra Mundial y suelo leer y ver películas sobre el tema y sigo sin entender el porqué de todo.
Ahora mismo estoy leyendo 'Flores de sombra' de Aharon Apperlfeld, cuyo protagonista, un niño judío, pasa parte de la guerra oculto en un prostíbulo, algo que también hizo el autor.
Saludos.

Libros Que Voy Leyendo dijo... [Responder]

Suelo leer bastante de este tema, el holocausto es algo que ojalá no hubiera sucedido, pero sucedió, y creo que es una buena manera de aprender, así seremos conscientes de lo que ocurrió, lo que no se puede es hacer como si nada hubiera pasado.
Hace poco leí "Flores en la sombra", no es uno de los grandes libros que he leído de la época, pero da otro punto de vista.
besos

Kashila dijo... [Responder]

Es verdad que tenemos que saber lo que pasó para que no vuelva a ocurrir y por lo que a mi respecta, la realidad a veces parece tan atroz que supera a la ficción. Solo de pensar que el Holocausto fue algo real, me pone los pelos de punta. Por lo que a mi respecta, no leeré este libro. Supongo que es porque soy demasiado susceptible, demasiado sensible con estos temas, pero es porque pienso que NADIE tiene derecho a quitarle la vida a tanta gente, por el motivo que sea (y menos solo por su religión).
Buena entrada. Saludos.

Cristelicious dijo... [Responder]

La verdad es que no me gusta mucho la temática ni en los libros ni en las películas, me entristecen mucho. De todas formas me parece, para mi, un libro difícil de leer. Besos.

Pedro Luis López Pérez dijo... [Responder]

No he leido ningún libro sobre esta temática. Habrá que empezar cualquier día y este me parece que es un buen momento.
Un saludo.

G dijo... [Responder]

Buenas tardes.
Bravo por una entrada diferente, de un libro que pasará a la historia y polémico donde los haya.
Cada vez lo digo más alto.
Me gusta este sitio.
Y felicidades por la publicación de tu reseña en la revista.
Buen día

FELIX JAIME dijo... [Responder]

Lo primero felicitarte por haber tenido la valentía de haber publicado una entrada como esta, que aún a día de hoy puede levantar ampollas.

Recuerdo que cuando lo leí, me sorprendió sobre todo no ser capaz de identificar el momento en que empieza a odiar a los judíos de la forma tan extraña en que lo hizo. Pasaba de consignas más o menos válidas, más o menos solidarias con el trabajador, a creerse el paradigme de la raza aria. Tuvo que haber un momento en su vida en el que se sintió iluminado por alguna fuerza desconocida, y ese momento, si te fijaste, no lo revela en el libro. Es algo que siempre me ha sorprendido, porque me hubiera gustado leer algo que justificara ese odio radical hacia toda una raza.

Tienes razón, no se puede olvidar lo que sucedió, entre otras muchas razones porque todavía existe gente, y yo diría que cada vez más, que se empeñan en demostrar que aquello no existió, que fue mentira, y si nos dejamos influenciar por ellos, o simplemente hacemos un gesto de fastidio con la mano cada vez que nos hablan de un tema que para muchos ya está quemado, acabaremos convenciéndonos, no te quepa duda, de que aquello realmente no existió, y será entonces cuando volverá a repetirse.

Una magnífica entrada, muy bien escrita, y sobre todo, lo que ya te he dicho, muy, muy valiente.

Tatty dijo... [Responder]

Me ha encantado la reseña, diferente y de un libro que no he leído pero que aborda un tema que no se puede obviar, a mí me gusta leer sobre este periodo porque aunque haya libros que en parte son ficción siempre aportan algún dato que te ayuda a profundizar y aprender cosas nuevas, son cosas que no se pueden olvidar ni pasar por alto
un beso!

Yo me llamo Cata dijo... [Responder]

Un gran libro sin duda,
no soy muy fan de los libros de esta temática, pero este me gusto bastante.
MUCHAS FELICIDADES!!! Te lo mereces, sin duda tus reseñas son geniales.
Un beso.

Eleanor Atwood dijo... [Responder]

Hola querida,
Por mi parte pienso que las películas o libros basados en esa terrible época pueden ayudarnos a explicar a nuestros niños el Holocausto y los horrores de la guerra sin herir su sensibilidad, pero por otra me parece mal la obsesión de sacar continuamente largometrajes sobre este tema y hacer revivir a las víctimas todo su sufrimiento.
Hay una frase del libro que mencionas en tu post que me ha parecido muy interesante:

"solo quien está sano puede procrear, que es escandaloso engendrar hijos malsanos o defectuosos".

Y la gente cuando lee esto se lleva las manos a la cabeza....pero luego están de acuerdo con que una madre aborte al enterarse de que tendrá un bebé con síndrome de Down...
Esa era precisamente la política de Hitler: "eliminemos a minusválidos y subnormales de la sociedad". Suena muy duro, pero así es.

Besos.

Candy glam dijo... [Responder]

Toda mi vida vengo escuchando de la polemica de este libro y en verdad no es de mi agrado.. pero hiciste una reseña excelente.. :)

MariCari♥♥♥♥♥ dijo... [Responder]

Querida amiga mía, sabemos que no existe mayor depredador del hombre que el propio hombre porque se sirve de toda clase de artimañas, la pura fuerza, la bruta fuerza, a la fuerza, la fuerza, y siempre, siempre en provecho propio... Bss

Ylenia dijo... [Responder]

Recuerdo cuando comenté que quería leer este libro y me todos me miraron con cara extraña. Yo únicamente quisiera leerlo porque querría saber qué demonios le llevó a Hitler escribir y hacer lo que hizo (una barbaridad con todas las de la ley). Sin duda, esa época de la historia la gente lo recuerda como "una mala etapa que seguro que no se repetirá", pero yo soy de las que piensan que hay que informarse bien de los errores del pasado, sin olvidarlos, para no cometerlos de nuevo.
Me ha gustado la entrada, felicidades por ella ^^
¡Saludos!

Ylenia dijo... [Responder]

Recuerdo cuando comenté que quería leer este libro y me todos me miraron con cara extraña. Yo únicamente quisiera leerlo porque querría saber qué demonios le llevó a Hitler escribir y hacer lo que hizo (una barbaridad con todas las de la ley). Sin duda, esa época de la historia la gente lo recuerda como "una mala etapa que seguro que no se repetirá", pero yo soy de las que piensan que hay que informarse bien de los errores del pasado, sin olvidarlos, para no cometerlos de nuevo.
Me ha gustado la entrada, felicidades por ella ^^
¡Saludos!

Leira dijo... [Responder]

Es un tema muy duro, pero no hay que olvidarlo. Que yo recuerde, quitando El niño del pijama de rayas, no leí nada más relacionado con el Holocausto. En el cine la que más recuerdo es La lista de Schindler, k me pareció redonda.

Carolina Campos Velasco. dijo... [Responder]

Creo que de vez en cuando es bueno leer un libro con algún fundamento histórico, porque así podemos contemplar la situación desde puntos de vista muy divergentes y tener una mentalidad mucho más crítica sobre la historia, el paso del tiempo y la sociedad. Pero leerlos todo el tiempo no es bueno, uno necesita un poco de ficción y fantasía para poder soportar la pesada carga de lo real sobre los hombros, creo que tu como buen lector sabes a lo que me refiero :).

Gran post compañero, me encanta tu espacio.

El Joven llamado Cuervo dijo... [Responder]

Sólo pude leer diez páginas. Me daba un poco de repulsión. Quién me habrá robado ese libro?

labrujafeliz dijo... [Responder]

No me gusta nada que suene a guerra, conflictos belicos, ni cosa parecida- Que las mentes brillantes de la humanidad, no lo consientan nunca mas- aunque , ilusos, con las historias como en Iran , quien sabe lo que tardara en sobrevenir la cuarta guerra mundial...uf, nono-TRABAJO PARA ESPAÑA Y LOS ESPAÑOLES!!

Hancastera dijo... [Responder]

Estoy de acuerdo contigo, se han hecho tantos libros y tantas películas que ya somos incapaces de ver realmente la masacre que se produjo, lo vemos como una ficción, estamos insensibilizados ante este tema.
¿Has visitado un campo de concentración? :O
Supongo que debe ser una experiencia traumatizante.
Besos

ROMÁN dijo... [Responder]

¡Estupenda y muy valiente entrada! No he leído el libro. He leído muy poco de ficción sobre Holocausto o guerra civil española. Y posguerra. He visto muchas películas, eso sí, buenas, malas y regulares. Y he leído mucho de no ficción. Tampoco he tenido la oportunidad de entrar en ningún campo de concentración. Pero he estado en el Valle de los Caídos. Por supuesto que es fundamental tener claro lo que han supuesto todas estas atrocidades en la historia mundial. Por desgracia mucha gente piensa que eso no va con ellos. Y otra mucha se deja llevar por el odio al distinto, al extranjero, al de otro color, al que viene de fuera a quitarte lo que tú crees que es solo tuyo. Y etc., etc. Ese es el gran peligro. Perdona, mientrasleo, si me he desviado de tu pregunta y si me he extendido demasiado, pero es que es un tema muy grave y no solo alemán, o español, sino de la humanidad entera. Y tantas veces me da la sensación de que no aprendemos... Muchas gracias de nuevo por tu estupendísima entrada y
¡un besazo!

Margari dijo... [Responder]

Gran entrada y grandísima reflexión. También me he acercado a este duro período a través de novelas, películas, documentales. Y siempre te sobrecoge el corazón. Cuesta trabajo imaginar que la crueldad del ser humano llegara a tanto... Pero llegó, y no hay que olvidarlo. Este libro no lo he leído, tampoco creo que lo haga. Aún me queda por leer mucho de este período pero no está este libro entre mis pendientes.
Besotes!!!

Shorby dijo... [Responder]

Estoy totalmente de acuerdo, ya somos inmunes a tantas cosas que da miedo...
La verdad es que es una temática que me gusta, me llama la atención aunque me resulta realmente duro leer sobre el tema.
Me encanta esta sección, me parece muy interesante =)

Besotes

Lo Siento por Interrumpir dijo... [Responder]

No he leído este libro, supongo que, independientemente de quién y porqué lo escribió, al menos debemos conocer de qué va. Me gusta mucho tu entrada de hoy.

Saludos.

Félix dijo... [Responder]

Hace mucho tiempo que siento curiosidad por leer este libro. No soy simpatizante del nazismo, pero tengo un interés, llamesmoslo intelectual, por su contenido. Me llaman poderosísimamente la atención los mecanismos que utilizan la gente carismática, y creo absurdo negar que Hitler lo era, para salirse con la suya. Pero la cuestión es que me da vergüenza comprar el libro, un estúpido miedo al "que dirán" que, por otro lado, es bastante atípico en mí. Supongo que el tabú es muy grande.

Espero ver en tu estantería virtual de libros polémicos la Biblia Satánica de La Vey, supongo cuales serán tus comentarios, pero seguro que interesante ver tu opinión (en ese momento te daré la mía, jajajaja, me reservo para entonces) Otro personaje muuuuuuuuuy carismático.

Respecto a las películas sobre nazis y la IIGM... intento no verlas. No he visto la mayoría. Hay cosas en las que es mejor no pensar.

Una última cosa que se me ha ocurrido mientras escribía esto. No necesito comprar el libro, seguro que lo puedo bajar de algún lado, jojojo, voy a leerlo. Ya te contaré cuando lo haga.

Citu dijo... [Responder]

Hay mujer la verdad es que el ser humano a pesar de los siglos siempre sera cruel y se en las cosas que hace no es necesario pensar en los campos de concentración de los nazis solo ver lo que pasa en áfrica con su hambrunas o en el medio oriente y una se queda horrorizada pero tienes razón cada vez es mas fácil pasar desapercibida la violencia . Te mando un beso y gracias por hacerme pensar

Deigar dijo... [Responder]

Me ha encantado esta entrada, todo lo expresado contiene una realidad tan absoluta que resulta escalofríante. Es lamentable cuán acostumbrados estamos a las violencias que ocurren ahora en el mundo, a tal punto de no llegar a sorprendernos de una manera aceptada. Ya nada es igual.

¿Decirte que no intentaré leer el libro? No creo que lo haga pronto pero en algún momento de seguro lo haré.

Saludos.

NuriaLourdes dijo... [Responder]

Holaaaaa, es grato visitar tu espacio.
Soy franca que hablar de HITLER, me hace recordar todo lo el exterminio de la raza judía y el corazón se me parte.
Discúlpame por ello, pero me embarga la nostalgia.
Por otro lado, agradezco el lindo gesto de pasar por mi rinconcito y desde ya, eres bienvenido cuando gustes.
Te dejo un cálido abrazo

Toni Fresnel dijo... [Responder]

Vaya escalofríos al ver esa imagen que encabeza la entrada, estuve en ese campo de concentración y fue cuanto menos escalofriante...desde entonces soy aficionado a cualquier lectura relacionada con la Alemania nazi!

http://www.toni-fresnel.blogspot.com/

Luigi Castelli dijo... [Responder]

Algo que me gusta de tu blog es que te atreves con ¡cada libro! Y ésta es sin duda una de tus mejores reseñas, si no es que la mejor. Felicidades.

Nuemiel dijo... [Responder]

Desconocía totalementa la existencia de este libro. Me ha gustado la profundidad de tu reseña y aplaudo tu esfuerzo al leer un libro de estas características, ya que la política (entre otros) no es un género que precisamente atraiga mucho público...

Como bien has dicho, es cierto que nos estamos volviendo totalmente insensibles a las desgracias. Estamos tan acostumbrados a los continuos bombardeos de los telenoticias con reportajes de muertes, destrucción, hambre y pobreza que nuestro cerebro llega un momento que no lo toma en serio y miramos para otro lado. Lamento decir que es algo que me pasa muy amenudo...
Saludos ;)

Rober dijo... [Responder]

Lo de libros polémicos iba muy, muy en serio xD

No lo he leído y tampoco pienso hacerlo, seguramente no podría terminarlo sabiendo como hoy sabemos todo lo que trajo consigo años después.

El problema es que cuando vemos una película que trata el tema, por ejemplo, tendemos a ver las cosas demasiado lejanas. Sabemos que es ficción, sabemos de sobra que está basada en algo que realmente ocurrió, pero pensamos que es muy lejano. La experiencia que tú comentas en un campo de concentración, seguramente, pesaría más de cara a no olvidar y no volver a cometer errores que cualquier película.

¡Besines!

Karla Cruz. dijo... [Responder]

El holocausto fue una una parte de la historia que ojalá y jamás hubiera ocurrido, pero lo hizo. Las ficciones basadas en momentos trágicos como esta etapa no me parecen tanto de ficción, ya que muchas realmente te describen como fue la realidad y lo crueles que eran las personas. Excelente reseña.

Saludos!