lunes, 12 de marzo de 2012

Las ciudades invisibles. Italo Calvino



     "Pero por manifiesto u oscuro que fuese, todo lo que Marco mostraba tenía el poder de los emblemas, que una vez vistos no se pueden olvidar ni confundir. En la mente del Jan el imperio se reflejaba en un desierto de datos frágiles e intercambiables como granos de arena de los cuales emergían para cada ciudad y cada provincia las figuras evocadas por los logogrifos del veneciano.. (…)
     -El día que conozca todos los emblemas -preguntó a Marco- ¿conseguiré al fin poseer mi imperio?
     Y el veneciado: -Sire, no lo creas: ese día serás tú mismo emblema entre los emblemas."



     Llevo tiempo queriendo traer este libro, pero no lo encontraba. Y quería echarlo un vistazo por encima, ver el prólogo del propio autor y releer un par de párrafos que tengo marcados. Me gustó comprobar que no ha perdido brillo con el paso del tiempo y que disfrutaba exactamente igual con la musicalidad de lo escrito, porque fue justo lo que me pasó en una primera lectura. Disfruté de cada palabra. Por eso hoy traigo a mi estantería virtual, Las ciudades invisibles.


     Hoy os presento al emperador de los tártaros, Kan, un hombre que gobierna su imperio en base a lo que le dicen sus consejeros, pero que poco sabe de él. Marco Polo es su embajador favorito, y lo va describiendo las ciudades que visita, que se forman en la imaginación del Gran Kan, generándole una pregunta. Si una ciudad existe y él la imagina, ¿el proceso también se dará al revés? Marco Polo es el encargado de levantar un mapa de ciudades invisibles con nombre de mujer.

     Las conversaciones entre estos dos hombres nos ofrecerán reflexiones e imágenes que me provocaron un enorme placer en su lectura. Es un libro corto, de unas doscientas páginas, que esta estructurado en pequeños capítulos y que pueden leerse incluso por separado. No es un libro histórico pues carece de rigor, tampoco lo es de viajes, no se trata de eso. Tenemos diálogos intercalados con las ciudades. Marco Polo hace de extraordinario narrador al dar la huella de cada ciudad, poco importa como es o sus habitantes, lo importante es la parte de la ciudad que ya se queda en él. Así la ciudad es el verdadero protagonista, pero en su concepto, así lo reconoce el propio Marco Polo cuando, al preguntarle el Gran Kan por Venecia, que no había sido descrita, le responde que en cada una de las ciudades que le ha ído contando, estaba también su Venecia. Invita pues a la reflexión.

     Es, como todos, un libro abierto a las libres interpretaciones, aunque nos encontramos con un prólogo explicativo del autor en el que nos ilustra sobre los motivos de esta curiosa lectura. Según sus propias palabras:

     Creo haber escrito algo como un último poema de amor a las ciudades, cuando cada vez es más difícil vivirlas como ciudades

     Hablemos pues de las ciudades, ese objeto de interés en tanto en cuanto simbolizan una creación humana, con su arquitectura, jerarquía, relaciones entre sus habitantes. Manifestaciones humanas con nombres de mujer para Calvino quedando vinculadas así a la libre creación. Tenemos ciudades de deseo, como Despina, otras que están suspendidas sobre un abismo cual telaraña y Laudomia, la ciudad de los muertos. Las hay microscópicas en expansión, bidimensionales, sutiles, incluso desdobladas en el espejo de un lago. Las hay con descripciones extensas y otras que nos son contadas en apenas un puñado de líneas. Pero todas ellas comparten una suerte de halo mágico hacia el lector, como un hechizo que provoca la sensación de musicalidad, casi de evocación a los oídos, olvidando que nuestra percepción, depende en este caso solo de la vista.

     Una joya que os recomiendo a todos, un libro especial, cosa que no se puede decir de muchos.

     Hoy os iba a preguntar como sería vuestra ciudad invisible, pero no me atreví a entrar en filosofías, temas comprometidos. En lugar de eso, y como si esto fuera un libro de viajes, os pregunto por una ciudad, da igual si es la vuestra o la que os gustaría conocer. Eso lo dejo a elección. Yo... me quedo con Munich.

     Gracias

37 comentarios:

Offuscatio dijo... [Responder]

Éste lo tengo cerca, en la estantería. Curiosamente, me lo ha recomendado mi hermana (aunque suele ser al reverso), porque ha sido objeto de un trabajo de una de sus asignaturas de diseño. He leído algunos de los primeros capítulos y coincido contigo que es un libro abierto a la interpretación y con frases preciosas.

Tatty dijo... [Responder]

No conocía este libro pero parece interesante por el tema de las ciudades, siempre me gusta leer libros que aporten algo sobre ellas, sobre todo si no las conozco. Respecto a cuál me gustaría conocer pues hay tantas que la lista sería interminable
besos

Xula dijo... [Responder]

¿Elegir una sola ciudad? Imposible... Solo en Europa: Berlin, Paris, Praga, Viena, Londres, Brujas... Tantos sitios que me gustaria conocer! Ciudades norteamericanas (NY¨; LA, San Francisco,...) o asiaticas (Tokio, Pekin, Nueva Delhi, Bombay,...). En fin, casi mejor las que no me gustaria, y para eso tendria que pensar mucho. Me apunto el libro, este autor me gusta mucho como escribe. Besos

MariCari♥♥♥♥♥ dijo... [Responder]

Ah, pues mira por dónde me gusta Italo Calvino mucho y además ayer lancé mi entrada sobre cosas particulares de la bella Roma, así que puede servir... Bss...

Icíar dijo... [Responder]

Yo de momento te diría que Rouen (Normandía).
Este libro lo tengo, lo cogí con mucha ilusión y se me hizo tan pesado que lo dejé a las pocas páginas. Pero no es la primera vez que me pasa eso. Me ha pasado, por ejemplo, con toooodos los libros de Pamuk, tanto con "Me lamo rojo", como "Nieve" y como "Estambul" han sido libro abandanonados a las pocas páginas, y que ya preparada del ritmo del libro, cuando tuve la predisposición me resultaron fantásticos, y son precisamente de los que quedan en un buen lugar de mi estantería cerebral. Creo que lo mismo me pasará con este libro que traes. Cuando lo coja, será de los que pasará a ese lugar privilegiado del cerebrito.
Me quedo con la recomendación.

Valaf dijo... [Responder]

Me he ido pillando por el libro a medida que leía tu reseña, además es corto y eso siempre es un plus, lo digo por el tiempo.

Mi ciudad invisible tiene muchos jardines y calles con encanto, tiene callejuelas adornadas con pequeñas luces que dejan ver las estrellas. Sus casas tienen los tejados de un lugar con nieve.

Me has robado la ciudad. Munich (con el permiso de algunas zonas de Edimburgo)

Un beso

Pilar González dijo... [Responder]

¡Qué bonita reseña! Hace mucho que no leo nada de Italo Calvino, habrá que buescar este libro. En cuánto a una ciudad, me quedo con Estocolmo, porque la he visitado hace poco y me impresionó. Un beso

Doctora dijo... [Responder]

Te seré sincera, por cómo lo describes no me ha llamado mucho la atención este libro. No será de viajes, pero si los diálogos consisten en que un personaje le describa una ciudad a otro... no me va :)

Arila dijo... [Responder]

Qué curioso el libro, parece algo filosófico ¿no? Me gusta tu blog porque siempre descubro libros de los que nunca había oído hablar.
Si tengo que elegir una ciudad me quedo con París, he vivido allí una temporada y la adoro, es una ciudad preciosa, y´con una oferta cultural y social inmensa.

Azalea Real dijo... [Responder]

No he leído nada de este autor, pero no me importaría hacerlo.
Ciudades... hace años me encantaba Madrid. Ahora ya no estoy tan segura de que las ventajas superen los inconvenientes. De España me quedo con León y Burgos. Me gustan mucho, mucho ya que no son tan grandes como para ahogarte en ellas ni tan pequeñas como un pueblo, y tienen de todo.
Un beso.

Carlos dijo... [Responder]

He vivido en München durante algunos años pero mi ciudad es Florencia.

MC. dijo... [Responder]

Sueño con conocer Santorini (Grecia), sólo un sueño...
que lindo post!

Saludos!

G dijo... [Responder]

Buenos días.
Preciosa reseña, si me permites, añadiré que pese a lo musical y perfecto que suena en su composición, no es lírica poética ni tiene figuras complicadas a la lectura.
Un gran libro, ciudad es nombre de mujer. ¿La mía? Taormina
Buen día

Fénix dijo... [Responder]

La verdad es que me he quedado un tanto sorprendido. Es un tema curioso y original, pero al menos todo lo que consigues transmitir lleva consigo una atmósfera de grandiosidad y sabiduría. Nunca habría pensado en la existencia de un libro semejante, supongo que me desvío poco del camino de lo clásico y lo "normal".

Ciudades, eh? Un tema que parece dar más de sí de lo que en un principio habría pensado. Yo me quedo con Turku, el punto de inflexión. En cuanto a lo de mi ciudad invisible... Sinceramente no sabría ni por donde empezar a responder. Un concepto demasiado nuevo y confuso para mí. Un abrazo,

Eterna Lolita dijo... [Responder]

Este autor me encanta! Lo conocí gracias a una persona muy especial ^^ Ainss que recuerdos me has traido!!! Un besito!!

Nita dijo... [Responder]

Vim…Gostei…Vou voltar...

Beijo da Nita :)…

kanet dijo... [Responder]

Hola mi querida amiga, pues yo me quedo con Bangkok, por su caos dentro de su orden, todo tiene su sitio y si no lo hay lo cogen de la nada, autovías y trenes elevados, barcazas con que son habitables, decadencia a tu alrededor, que convive con la majestuosidad de palacios y templos, puro asfalto entremezclado con el verdor de los cuidados jardines. Hay tantos como templos, de todos los tamaños. Comercio asentado y el ambulante.
Sí, me quedo con esa ciudad, es de las que repetiría.
Ese libro no lo tengo, parece interesante pero no lo suficiente para ir de cabeza a él.
Ten una hermosa primera tarde de semana, besitos azules muassssssssssss

Quadern de mots dijo... [Responder]

Tengo a Italo Calvino olvidado, hace muchísimo que lo leí.
Una ciudad... cualquiera del norte de Europa.

Aydita dijo... [Responder]

Creo que no es de mi estilo! besos

Aydita dijo... [Responder]

Creo que no es de mi estilo! besos

Félix dijo... [Responder]

Este lo tengo pendiente, como casi todo de Calvino quitando Palomar y El barón rampante. En cualquier caso el próximo será Si una noche de invierno un viajero, que ya lo tengo en el montón de libros a leer.

Yo tengo mi propia ciudad invisible, Ciudad Lejana pero eso tú, querida mietrasleo, ya lo sabes ;)

Merlino dijo... [Responder]

He escuchado mucho sobre el autor, pero confieso que aún no me adentro en su obra. Y mi montaña de libros pendientes crece y crece tanto que seguro antes de que yo acabe con ella, ella acabará conmigo.

TORO SALVAJE dijo... [Responder]

Macondo.
Sin dudarlo.

Ruben dijo... [Responder]

Hola, había oído mil veces sobre este libro, pero no lo tenía claro.
Ciudades invisibles? La de los barcos de plata de la historia interminable.
Abrazos

ssanabria dijo... [Responder]

Hola a todos.
Cuando leí las ciudades invisibles, me pareció que era un libro increíble, donde el número de páginas poco o nada tiene que ver con la calidad. Es una obra que invita a la reflexión sobre como estas las ciudades y ante todo sobre el comportamiento humano, esa naturaleza que influencia los espacios, grado de humanización o deshumanización, colores, olores y sabores. Es un libro que incita a la imaginación, uno va junto con el emperador revisando como son estas ciudades y con cuales tienen relación en la actualidad.
Con respecto al sitio escogido, puedo decir que cumplí mi sueño de conocer Estambul y cumplió fielmente mis expectativas, con sus paisajes, cocina y su riqueza histórica…Ahora quisiera conocer otra joya San Petersburgo.
Saludos

Margari dijo... [Responder]

Aún no he leído nada de Italo Calvino, algo a lo que tengo que ponerle remedio pronto. Y desde luego, si puedo, con esta obra que nos traes hoy.
Besotes!!!

El Joven llamado Cuervo dijo... [Responder]

Realmente es brillante. Releer esa prosa es casi un orgasmo. Un abrazo.

Shorby dijo... [Responder]

No he leído nada de este hombre!!!
Pero sé con cuál empezaré jejej (no es este, ojo), algo es algo =)

Besotes

·M· dijo... [Responder]

¡Yo suelo despierta con Buenos Aires!

Don't cry for me, Argentinaaaa...

Un besazo!

Libros Que Voy Leyendo dijo... [Responder]

No lo conocía, pero tras leer tus impresiones, esas frases que le dedicas... no puedo hacer otra cosa que apuntarme esta pequeña joya

LA VIEJA ENCINA dijo... [Responder]

No conocia la novela ni al autor, no tiene mala pinta, ya veremos si me la apunto. En cuanto a la ciudad,, tengo tantas en mente...no podria decidirme, besitos
Silvia

Citu dijo... [Responder]

Uy yo tengo varias ya que cuando hice una historia me toco imaginarlas. Un beso y el libro me parece interesante.

Lo Siento por Interrumpir dijo... [Responder]

Cómo me gusta!! Una de mis ciudades: Edimburgo.

Marikiya dijo... [Responder]

Buu, mi novio se leyó hace poco un tochaco de Marco Polo y me iba contando sus experiencias, entre ellas ésta, cuando estuvo al servicio del Khan. ^^

Ciudad invisible: soy una ansiosa y cojo el mundo entero de Fantasía de la Historia Interminable. :D

Ciudad terrícola: Estambul me llama mucho, pero no podría coger sólo una. 1besito!

Rober dijo... [Responder]

New York o Londres, no me importa mucho el órden, pero ojalá pudiera conocerlas. Lo de Londres, de momento, está en camino jaja.

¡Besines!

Mere dijo... [Responder]

Pienso que las ciudades te empapan de otras vidas, de sueños vagos que no alcanzas a comprender y sin embargo consideras un poco tuyos. Mi favorita... Oporto, porque la encuentro sencilla, auténtica y consigue respirar a diario a pesar de las cicatrices.
Maravillosa entrada, te prometo que este me lo leo.

Lis dijo... [Responder]

Nuevamente llego a este blog y me sorprende una recomendación. Italo Calvino. Soy profesora de dibujo en enseñanaza media en Montevideo- Uruguay y haces unos años llegó a mis manos este libro. Para mi es bellísimo además de una herramienta de trabajo. Seleccionar una de esas ciudades con nombre de mujer, por ejemplo este año "Octavia" la ciudad que es una telaraña y entusiasmar a los alumnos aque lean luego a través de las palabras encuentren imágenes, dibujen cómo es Octavia.
Mis saludos y hasta otro libro. Lis