viernes, 9 de marzo de 2012

El idiota. Fíodor Dostoyevski







     «Dicen que existen tantas oficinas de gobierno, tanto burócratas, que sólo el pensarlo marea. Todo el mundo ha sido, es o será funcionario del Estado. Todo el mundo está dispuesto a ponerse a su servicio. ¿Cómo es posible entonces que de esta masa no puedan seleccionarse los elementos necesarios para organizar una compañía de navegación? La respuesta que suele darse a esta pregunta es muy sencilla; tanto, que resulta difícil creerla. Verdad es, se nos dice, eso de la frondosa burocracia; copiando un excelente modelo germánico, se es funcionario desde hace doscientos años, de abuelo a nieto. Pero precisamente en nuestro país los funcionarios son los hombres menos prácticos del mundo, y las cosas han ido tan lejos en este sentido, que hasta hace muy poco ellos mismos consideraban que la ignorancia de las nociones prácticas era la suma de todas las virtudes y cualidades.»


     Me gusta la literatura rusa, y perderme entre las páginas de Dostoyevski buscando el sentido real de lo que allí figura. De entre todas sus obras, la que hoy traigo figura según muchos expertos, como la más sobresaliente. No se si eso es así, pero desde luego no deja indiferente a nadie partiendo ya del título. Hoy traigo a mi estantería virtual, El idiota, conocida muchas veces como El príncipe idiota.


     Estamos en Rusia a mediados del siglo XIX, conocemos al príncipe Lev Nikoláyevich Mishkin (no pienso volver a poner el nombre, será Lev), quien padece epilepsia. Lo envían a Suiza para ser tratado por un médico que se hará cargo del niño al quedar sin tutor. Sabiendo Lev que tiene una pariente viva decide ir a conocerla.

     Lev, comparte con el autor la epilepsia, pero es también un hombre bueno, noble y sincero que acaba sucumbiendo a sus más bajos instintos. Es sometido por el autor a una experiencia durísima. El autor fue condenado a muerte y, ya  en el patio, escuchó como su sentencia era conmutada enviándolo cinco años a cumplir trabajos forzados en Siberia. No podía menos que someter a su personaje a una experiencia así.
     Pero nuestro protagonista, nuestro príncipe pobre y tachado de idiota por su enfermedad, es un hombre bueno y cautivador para quienes lo rodean, precisamente por su bondad y aunque vive en una sociedad estereotipada que desprecia las bondades por marcar diferencias. Lev despierta igualmente las simpatías del lector desde las primeras páginas y Dostoyevski no necesita recurrir a una acción trepidante para mantener el interés en este retrato de almas. Lo único que tiene que hacer es dejar caer al personaje por su propio peso, lo "suelta" en una sociedad envidiosa y corrupta y haciendo suyo el dicho "de tan bueno tonto", y vemos a Lev confundirse en sus juicios y perdiendo incluso el amor de su vida.

     Es, no me cabe duda, una novela que permite múltiples lecturas, yo ya hice dos y en ambas saqué conclusiones diferentes aunque complementarias, pero sobre todo es una novela de las que dejan poso, llevada por uno de esos personajes de los que siempre nos quedamos un pedacito dentro y que recordamos con una sonrisa en los labios por el placer que nos proporcionó descubrirlos.
     Un clásico, no me cabe la menor duda, imprescindible en cualquier biblioteca. Ha que perder ese miedo que se tiene a este tipo de libros pues son, doy fe, altamente disfrutables.

     ¿Qué opináis? ¿Hay buenas personas o prima el egoísmo?

     Gracias

44 comentarios:

Winnie0 dijo... [Responder]

Sí creo que en la vida yo intento rodearme de buena gente!! No entiendo de egoismo, de verdad que no.... No conduce a nada más que a un dolor de estómago...
El libro es una de mis lecturas siempre pendiente.
Un besote y buen finde

Rodericus dijo... [Responder]

Un tema intemporal, el descenso a los infiernos de un inocente. La verdad, leer a Dostoyevsky, y a los clásicos rusos siempre me ha impuesto respeto. Quizás porque me quedé embarrancado leyendo "Guerra y Paz". Pero voy a intentarlo con "El Idiota".

Sobre la bondad y el egoísmo, en estos tiempos tenemos claras referencias de ello. Quizás lo haya a partes iguales, pero el egoísmo siempre destaca sobre la bondad silenciosa. Aunque de momento, nuestras modernas Sodomas y Gomorras, estan a salvo. Aún quedan personas justas. Esperemos, que siempre las haya.

Saludos.

Valaf dijo... [Responder]

Lo tenemos en casa, yo no lo he leído pero my mujer unas cuantas veces. Una de ellas, al verla con el mismo libro, le pregunté...otra vez? "No sabes lo que te pierdes", me contestó.

La pregunta es complicada. Incluso las buenas personas tienen su parte alícuota de egoísmo, yo supongo que depende de cómo lo extendemos hacia el entorno que nos importa, en suma, de cómo somos capaces de ir más allá de ese instinto primario que tiene que ver con la supervivencia del yo.

Un beso

Olga Olmedo dijo... [Responder]

Genial la reseña, Mientrasleo. Efectivamente es imprescindible. A tu pregunta pues cada vez estoy más convencida de que incluso en las buenas personas hay veces en las que prima el egoismo. Un beso!!

Olga Olmedo dijo... [Responder]

Genial la reseña, Mientrasleo. Efectivamente es imprescindible. A tu pregunta pues cada vez estoy más convencida de que incluso en las buenas personas hay veces en las que prima el egoismo. Un beso!!

Luis Prieto dijo... [Responder]

Uno de mis libros favoritos, y el protagonista me cae realmente bien. En muchos aspectos me da pena, pero él sigue fiel a sus principios llueva, nieve o le apedreen. Además con la reseña me has abierto nuevas perspectivas del libro. Gracias.

Luis Prieto dijo... [Responder]

Uno de mis libros favoritos, y el protagonista me cae realmente bien. Aunque me da pena se mantiene fiel a sus principios. Gracias

Tatty dijo... [Responder]

Pues no lo conocía pero me gusta lo que cuentas y que admite más de una lectura así que me lo anoto, un clásico de vez en cuando viene bien
besos

Lídia dijo... [Responder]

Sílvia me encanta la reseña yt nunca se me hubiera ocurrido leer este libro, pero ahora lo apunto a mi lista por dos motivos y así espero contestar a tu pregunta. La primera porque me ha encantado y despertado interes tu reseña y la segunda es porque hace un año y medio que he convivido ocasionalmente con una persona cercana a mi familía política que es epiléptica, y he podido distinguir dos cosas. Una cosa efectivamente es la enfermedad y la otra, muy diferente, la persona, su corazón y su educación. En este caso mi personaje en cuestión me ha salido rana!!!!! Ufff, no quería enrollarme tanto.
Un beso.

Lupa dijo... [Responder]

No será por las veces que mi amigo Óscar me ha dicho que tengo que leerme este libro por lo que no lo he hecho! jeje Este año, palabrita.

Mi respuesta: prima el egoísmo, sin ninguna duda. Y no lo digo como algo malo, es así. Todos tenemos ombligo.
Besos
Lupa

Xula dijo... [Responder]

Yo soy una fanatica de este autor, desde que lei por primera vez El jugador. En aquel momento me esperaba una novela rusa densa, que era la idea que tenia, y me sorprendio muy gratamente lo que me encontré entre sus paginas. El idiota es un libro que no he leido, pero esta en mis lista para este año. Besos!

Nesa Costas dijo... [Responder]

La verdad, si no he leído este libro es precisamente porque pensé que sería muy, muy latoso. Está claro que debería echarle un vistazo.
Sobre la pregunta, aunque no se puede negar que estamos en una sociedad cada vez más individualista, si creo que hay buenas personas.
En mi opinión nadie es bueno buenísimo, ni malo malísimo. Todos tenemos un poco de los dos aspectos volviéndonos egoístas en ocasiones, aunque también generosos en otras.
Supongo que para catalogar a una persona, hay que basarse principalmente en sus actuaciones cuando pasa algo importante, no por errores en los pequeños detalles.
Besos y buen fin de semana

kanet dijo... [Responder]

Hola mi querida amiga, yo apuesto por decir que hay buenas personas, por supuesto que el egoísmo también, es parte de la identidad del ser humano, como tantos otros "valores" igualmente sujetos a la condición humano, pero estamos en esta vida para bailar el baile del momento y en ello estamos, burdos aprendices a ser humano.
Parece muy interesante, no lo descarto.
Que tengas un hermoso día, enfilando el fin de semana jeje
Besitos azules muasssssssssssss

Offuscatio dijo... [Responder]

¿Literatura rusa? Un campo totalmente desconocido para mí. Todavía tengo tanto que aprender, y el tiempo disponible no acompaña el ritmo de las descubiertas que hago.

Respecto a la pregunta, yo creo que hay buenas personas (aunque pueda parecer algo ingenua). Me gusta acreditar en ello. Sin embargo, se cuenta por los dedos de la mano las que pasan por tu vida.

AnaMari dijo... [Responder]

Yo creo que puede haber buenas personas pero personas egoístas que se aprovechan de su bondad,
unbeso!

JOAQUIN DOLDAN dijo... [Responder]

prima el egoísmo pero una persona buena ilumina

MariCari♥♥♥♥♥ dijo... [Responder]

Creo que esta vez sí que debería dejarme llevar por un libro y leer el príncipe idiota de Dostoyevski (en adelante Dos, por favor... je ,je...) porque parece que Dos crea a su personaje Lev como pariéndole en la miseria, en la innobleza de la reclusión en vida, preso de una sociedad que le abandona en cada segundo... y es tan inspirador... amiga creo que tu reseña hoy es espléndida en todas sus luces... ((aparte de la bromilla del Dos que espero te haya hecho reír)) Pues nada que tengas un buen finde y si cae en mis manos un ejemplar manoseado y ajado de este libro seré la blibliotecaría más feliz de ese día... (se aceptan también los que contengan dibujos y migas de pan y manchas de café... no puedo evitarlo... amo lo que está vivo!!)) Bss

MariCari♥♥♥♥♥ dijo... [Responder]

Ahhh tu pregunta,,, por favor, lo olvidé... si rebusco en mis tripas puedo decirte que creo que a nuestro Dos le sobraba egoísmo... pero tampoco mucho, la dosis justa para ser un genio. ... Más besos...

Mrs Brightside dijo... [Responder]

No leí nada de Dostoyevski, pero es un autor que tiene un par de libros que me llaman la atención. De momento pienso leerme Crimen y Castigo más adelante ya que lo tengo en casa, pero este, El Idiota, es el libro que más me llama de él. Ya veré si me gusta el estilo y y de ser así me leeré este :)

Besotes e interesante crítica. Como siempre, de hecho ^^

El Joven llamado Cuervo dijo... [Responder]

Es increíble que amando tanto a Kafka yo no soporte a Dostoyevski, sobre todo, leyendo el párrafo elegigo. Voy a intentarlo de nuevo.

Icíar dijo... [Responder]

¡Otro para leer!
Hace muchísimos años, pusieron en la tele una obra de teatro o una serie, no recuerdo bien, que se llamaba el idiota, estaba protagonizada por Gutiérrez Caba. Yo era pequeña, pero me impactó mucho, porque ese idiota no era tan idiota, era tan bueno, y tan "puro" de pensamiento, que parecía idiota.
Bueno, hace unos dos años, vi el libro y lo compré. Y ahí lo tengo esperando. Veo que es algo diferente. No sabía que fuera un príncipe y con epilepsia.
Parece que traes una joyita, lo cual ya veo que haces muy amenudo :D

Eve dijo... [Responder]

ME suena mucho este autor, no me he leído, creo, nada suyo hasta ahora, a lo mejor de la biblioteca jejeje
Dios, tengo tantas lecturas pendientes, necesito terminar muy bien todos mis exámenes...
Pero el idiota me ha llamado mucho la atención, del único autor ruso que he leído ha sido de... uf... tiene un nombre muy complicado, de todos modos fue muy bueno.
Dos besos :D

Aydita dijo... [Responder]

No me llama mucho..! besos

Anna dijo... [Responder]

Que maravilla ver que hay blogs que también reseñan clásicos.
Aún no he leído nada de Dostoyevsk, aunque lo tengo pendiente des de hace bastante. A ver si me animo.
¡¡Besos!!

Margari dijo... [Responder]

Es de esos libros que siempre digo que voy a leer, pero todavía está esperando... Del autor sólo he leído hace ya unos cuantos años Crimen y castigo. Otra obra magistral. Pero después de leerte, prometo hacer un huequito este año para esta obra. Sobre la pregunta... Difícil. Prefiero pensar que hay mucha gente buena en el mundo, aunque los hechos siempre te llevan a pensar que hay más egoísmo.
Besotes!!!

Rosa de los Santos dijo... [Responder]

yo creo que me rebelaría , ante ese personaje que deja perder su vida y su amor, por mantener una idea de vida...pero son rusos de honor ¿ no? jajajajja besossss

Mari dijo... [Responder]

Bueno, bueno...Tocas una de las obras cumbre del Siglo de Oro de la literatura rusa, quizá la mejor obra de Dostoyevski.

Tu reseña es magnífica y me da que poco más se puede añadir.
¡Enhorabuena!
B7s

sabores compartidos dijo... [Responder]

Yo siempre intento de rodearme de buena gente, aunque también he conocido el egoísmo de algunos y la verdad es que te hacen sentir mal.
Sobre el libro lo he visto en muchos sitios pero no me llamó la atención, ya veremos, jeje
un besote metalero

G dijo... [Responder]

Buenas tardes.
Me gusta mucho ver que no te olvidas de los grandes libros.
Imprescindible con mayúsculas.
Buen día

Luján Fraix dijo... [Responder]

DOSTOYEVSKI ES UN CLASICO POR EXCELENCIA. HE LEIDO OTROS LIBROS, ÉSTE NO, PERO SUPONGO QUE DEBE SER BUENO; A MI SIEMPRE ME GUSTARON LOS GRANDES AUTORES, AUNQUE MUY POCOS LOS LEEN.

EXISTE MUCHO EGOÍSMO...

BESITOS

Félix dijo... [Responder]

Todavía no he leído este Dostoievski, lo tengo pendiente pero sin prisas, espero que mi vida aún sea muy larga y sus obras son las que son, si me las leo todas apretadas luego ya no habrá más y echaré de menos no poder leer una nueva.

Citu dijo... [Responder]

Yo he leído otros libros de este autor, pero siempre te logra conmover. Y yo si creo que donde hay luz hay oscuridad y donde hay desesperanza siempre hay algo de esperanza así mismo que el ser humano puede ser un demonio como un ángel . Te mando un beso y cuídate

Yo me llamo Cata dijo... [Responder]

Tiene muy buena pinta ,
yo creo que quedan pocas personas buenas la verdad...
Y sí mucho egoísmo, quizás soy muy pesimista, sin duda me haré con el libro.
Un beso.

Tontorrona dijo... [Responder]

Lo leeré, tiene buena pinta! :)
Besos!

Kikas dijo... [Responder]

En fin, Mientrasleo...
Gracias por pasarte por mi sitio...
Yo creía que era un lector impenitente....
Está claro que todo depende de con quien se compare uno...
Me quedo por aquí si me permites...a ver si aprendo algo
;-)

Rosa de los Santos dijo... [Responder]

No , no , hoy , mejor que mañana, si- y potencia la roja...o mañana antes de....resultan bonitas y atractivas... besosssss

Espe dijo... [Responder]

Todos estos clásicos rusos de los que has hablado alguna vez los leí a fragmentos hace años, en el último curso de ruso. Demasiado espesos, o mi nivel demasiado bajo para entenderlos a la perfección, así que algunos los volví a leer pero en español. Este es de los que me faltan todavía... Respecto a tu pregunta, yo creo que las personas somos egoístas "de serie", aunque hay buenas personas en el mundo, por supuesto. Pero, mal que me pese, prima el egoísmo, o eso creo yo.

Mundo de tinta y papel dijo... [Responder]

Actualmente estoy leyendo Crimen y castigo, me apunto este título para cuando lo termine, ya que me gusta bastante el autor por lo que llevo leído.
Besos.

Shorby dijo... [Responder]

Muy buena reseña.
Se me resiste este autor, no he leído nada suyo todavía, pero espero hacerlo más adelante =)

Besotes

Eterna Lolita dijo... [Responder]

Mmm... Me lo apunto. Últimamente no leo nada de literatura clásica. Muy mal por mi. Un besito!

Rober dijo... [Responder]

Uf, yo tendría que releer hoy en día, y con calma, a Dostoyevski. Lo hice hace tiempo y no le encontré el punto en absoluto, aunque sí reconozco que su visión crítica y casi pesimista de la sociedad, y su modo de plasmarla, es muy interesante.

Sin duda, para mí prima el egoísmo, sería casi utópico pensar otra cosa. Pero también creo que existen personas que, digamos, van un poco "a contracorriente".

¡Besines!

Sese dijo... [Responder]

También me encanta la novela rusa, Crimen y Castigo es de los mejores libros que he leído, así que algún día caerá El Idiota y Los hermanos Karamazov.

Guerra y Paz, Anna Karenina, qué placer y en estos casos, cuanto más largos mejor, qué penita cuando se acaban.

Y en estas novelas es común que los malos sean muy malos y lo peor del caso es que hasta los podemos imaginar en esta sociedad en que prima el egoísmo pero que aún quedan buenas personas, sin duda.

Besos

Neriah Fendel dijo... [Responder]

Leí Crimen y Castigo y me quedé con ganas de leer más de Dostoyevsky, un día de estos intentaré hacerme con El Idiota! Gracias por la reseña :)

Anónimo dijo... [Responder]

La mitad de la gente que hace comentarios no ha leído el libro. ¿Para qué demonios comentan bobadas?