domingo, 18 de marzo de 2012

El malogrado. Thomas Bernhard



     "El ser humano es la infelicidad, decía una y otra vez, pensé, sólo un imbécil pretende lo contrario. Nacer es una infelicidad, decía, y , mientras vivimos, prolongamos esa infelicidad, sólo la muerte la interrumpe. Eso no quiere decir, sin embargo que sólo seamos infelices, nuestra infelicidad es la condición para que podamos ser felices también, sólo dando el rodeo de la infelicidad podemos ser felices, decía, pensé…”

     Hoy traigo una novela corta o relato largo que me gusta a mi decir, en apenas doscientas páginas el autor consigue pasar de extraño a amigo acomodado que nos acostumbra a sus formas y repeticiones como si fueran las coletillas de un confidente que se pasa por nuestra casa a contarnos algo que le atormenta y no le deja dormir.
     Un autor de culto y un libro de los más accesibles que tiene, hoy traigo a mi estantería virtual un libro condensado en esencia, traigo El malogrado.

     El malogrado es la historia de una frustración contada por un narrador improvisado que acude al entierro de un amigo, Wertheimer, pianista incapaz de asumir su mediocridad frente a un compañero, el genial Glenn Gould. Constatando su falta de talento ante la comparación se convierte así en El malogrado optando por el suicidio.

     Este extraño libro consta de tan sólo cuatro párrafos, los primeros al comienzo de la obra, y en él se van desgranando las ideas que siempre rondaron en la cabeza al autor. Vemos como el narrador convertido en observador de la historia reflexiona de una forma que se nos puede antojar inconexa en un principio. Pero nada más lejos, vamos viendo como la mente humana es capaz de plasmarse en todo su esplendor en las hojas que conforman esta historia, con saltos y asociaciones insospechadas que nos llevan entre soliloquios casi obsesivos sobre las virtudes y obsesiones de la mente humana.

      Es una reflexión sobre el talento y la ausencia del mismo y como buscamos muchas veces la justificación de la ausencia del primero en falta de trabajo, entregándonos de manera casi enfermiza a la práctica de lo que consideramos puede llegar a ser una virtud. Pero la vida es cruelmente realista y nos enfrenta muchas veces al talento, que no sirve en caso de no ser nuestro, para otra cosa que constatar la mediocridad de la que somos presa. Asistimos así al desgaste que supone no aceptar que no sobresalimos y como la admiración que se profesa a otra persona se acaba resintiendo cuando somos pasto de frustraciones por no ser capaces de llegar a ello. Se sitúa en una Europa en decadencia, que comparte tono con el malogrado protagonista de la obra, cuestionando así las creencias habituales de la posibilidad de superación de las personas.
   
     Os invito a conocer este libro sobre un hombre cuyo destino se escribe en su carácter, el de muchos, llevado al extremo. Una obra que da para muchas horas de pensamientos y reflexiones, sobre la vida, sobre el arte en Europa, sobre la superación y las excusas en última instancia, llegando al fin último y extremo, la muerte. Y también sobre el talento. Un libro que, ahora que me releo, no puedo evitar añadir que no tiene un tono pesimista sino que encuentra notas de humor y, sobre todo, un libro que merece la pena ser descubierto. Es más que recomendable.

     Cuando era pequeña mi madre me decía: si quieres algo con la fuerza suficiente y trabajas por ello, al final todas las estrellas del universo, se alían para que consigas hacerlo realidad. Ahora, desde la visión que tengo de persona adulta os pregunto...
¿Realmente se consigue todo con trabajo duro? Es muy difícil establecer una línea para saber hasta dónde merece la pena el camino.

     Gracias

     Os presento a un genio en estado puro Glenn Gould

48 comentarios:

Winnie0 dijo... [Responder]

Excelente tu reflexión de hoy. La verdad es que se puede luchar duro por lo que se quiere..pero partiendo de la base de que no podemos llegar a ciertas cosas sin las correspondientes aptitudes personales. Me intriga este relato corto/largo...Besos y buen domingo

Winnie0 dijo... [Responder]

Excelente tu reflexión de hoy. La verdad es que se puede luchar duro por lo que se quiere..pero partiendo de la base de que no podemos llegar a ciertas cosas sin las correspondientes aptitudes personales. Me intriga este relato corto/largo...Besos y buen domingo

Cristelicious dijo... [Responder]

Pues no, yo me he esforzado mucho durante los 31 años que tengo y no he logrado lo que me hubiera gustado lograr, la vida me dio muchos y muy duros palos que me hicieron retroceder y olvidarme de algunas cosas, también es verdad que a veces hasta a los mas talentosos les cuesta alcanzar sus metas y los que no lo son tanto, aun trabajando duro nunca podrán alcanzar los que otros tienen por inercia. Me ha gustado la reseña. Besos.

Espe dijo... [Responder]

Me gusta mucho la frase de tu madre, pero no tengo claro que absolutamente siempre se consiga todo a base de esfuerzo. Es una pena pero lo veo así...

Xula dijo... [Responder]

Lo primero, el libro, que me voy a apuntar. Lo segundo, tu reflexión (cada día lo pones mas difícil). Coincido en que no todo es asequible con trabajo duro. Hay barreras que no se pueden superar solamente con esfuerzo, y cuando tus sueños están muy muy arriba, es necesario cierto tipo de aptitudes personales. Pero bueno, mi visión de la vida es muy cínica. Besos y feliz domingo!

miguel angel zambrano garcía dijo... [Responder]

hola colega¡¡¡ todos los días me doy una vueltita por tu blog, ultimamente estás hablando de libros totalmente desconocidos para mi, por lo que no puedo hacer ningún comentario, solo apuntarme los títulos de los que me parecen más de mi gusto para intentar que lleguen a mis manos. bueno, un beso, que me enrollo como un tal Saramago.

TORO SALVAJE dijo... [Responder]

No.
Ya no.
Ahora por mucho que trabajes duro con suerte podrás sobrevivir.

Beg dijo... [Responder]

Espléndida tu entrada de hoy, me hace especial ilusión ya que ha sido una de mis últimas lecturas. Contestando a tu pregunta, si creo firmemente que con trabajo y esfuerzo se pueden alcanzar los sueños, pero indudablemente a la hora de soñar debemos ser sinceros con nosotros mismos y no olvidarnos de nuestras limitaciones sino queremos acabar como el pobre Malogrado. Pero en esta lectura hay otro protagonista que me ha llamado mucho la atención, el genio de Glen Gloud que sabedor de su genialidad bien poco le importó el reconocimiento y el aplauso del resto del mundo. Que quieres que te diga amiga, mi lema es agarrarme a un clavo ardiendo y ser positiva, sigamos luchando pues. Feliz Domingo.

Tatty dijo... [Responder]

El libro de hoy no me llama especialmente la atención, me ha gustado la reflexión que planteas, no creo que todo se consiga con trabajo duro, hay cosas que sí pero otras veces necesitas algo más que esforzarte para lograrlo
besos

Valaf dijo... [Responder]

Bip, bip, cargando en el sistema el programa P.I (políticamente incorrecto). No.

En la tierra media las cosas pueden mejorar con el esfuerzo y el trabajo duro. Y luego los dioses.

Un beso

G dijo... [Responder]

Buenos días.
Magnífico el libro que traes, y magnífico el vídeo.
Menudo domingazo.
Buen día

Irial dijo... [Responder]

Siempre he querido atreverme con algo de este autor y, por tu reseña, creo que ya sé con cual. Respecto a tu reflexión y a la frase de su madre, pienso que la vida como la recibes es muy dura e infeliz, pero que con esfuerzo y esperanza, puedes llegar a cambiarla. También puede ser que no y, ¿todo habrá sido en balde? Para nada, solo hay una vida y puedes intentar vivirla como en la Edad Media o como los Renacentistas. carpe diem!

PD: ahora es el momento perfecto para trabajar y encontrar resultados, los astros (marte y júpiter) están alineados. BSS(Buena suertesuerte)

Aydita dijo... [Responder]

Tiene que estar muy bien! besos

Libros Que Voy Leyendo dijo... [Responder]

Gracias por la reseña de hoy me ha gustado mucho.

En cuanto a la reflexión, voy a decir algo políticamente incorrecto, aún trabajando muy pero que muy duro no siempre se consigue lo que uno quiere. En otras ocasiones el sacrificio a realizar, el número de cosas que hay que dejar a un lado para alcanzar ese deseo, son tantas, que a lo mejor hay que plantearse si merece o no merece la pena.
En cualquier caso hay que trabajar duro para conseguir tus sueños
besos

Caminante dijo... [Responder]

Me ha gustado mucho, tanto la reflexión del fragmento que has puesto (es una idea en la que pienso a menudo), como la que has extraído del libro al final de la reseña. Me gustaría pensar que es cierto, y que si uno se esfuerza por lo que quiere acaba por conseguirlo. Aunque también depende de las circunstancias y de lo que se empeñe el mundo en llevarte la contraria, no?
Besos.

Ángela dijo... [Responder]

Me lo apunto en mi lista de pendientes (que cada vez es más larga :)).
En cuánto a la pregunta, en fin a veces con mucho esfuerzo se consiguen cosas, sí, es cierto, pero otras muchas veces no. Lo bueno es sacar provecho de la experiencia negativa,del fracaso,que siempre nos hará más sabios.
un abrazo.

jose maria criado lesmes dijo... [Responder]

Amiga Silvia;estoy de acuerdo en que si se desea fervientemente algo acaba por conseguirse, lo que sucede que la meta de lo que se entiende por éxito es distinta siempre.
¿Se puede considerar un triunfo ser esclavo de de los bienes materiales obtenidos y olvidar valores fundamentales que verdaderamente enaltecen el alma del ser humano?
Besos

Luis Prieto dijo... [Responder]

El trabajo duro no garantiza nada, pero sin él si te garantizas que no lo vas a conseguir.

mágico dijo... [Responder]

No siempre se consigue pero hay que intentarlo. Qué menos. A mí me decían que quien algo quiere algo le cuesta. Pues eso.

Muy buena reseña aunque el libro no me llama mucho.


Besitos

Meg dijo... [Responder]

No sé si se consigue todo, no lo tengo claro que sea siempre así, interesante reflexión e interesante libro, no descarto leerlo más adelante, aunque me queda la duda si no afectará a mi ánimo esa lectura.

Un beso y gracias por la reseña!

Renata dijo... [Responder]

muy bueno tu blog!!! siempre valoro mucho las recomendaciones =) un saludo!

Nesa Costas dijo... [Responder]

¡Una entrada genial!
De primeras el libro me recuerda a una frase muy común: “Que mala es la envidia” Tendré que echarle un vistazo.
Sobre la pregunta, considero que si te esfuerzas por algo, aunque no logres la meta, siempre encuentras cosas que recompensan tus esfuerzos. Aunque te lleves chascos, más vale buscar algo bueno. Tal vez sea conformista, pero es mejor que terminar con una úlcera ¿No?
Poniéndome filosófica y copiando a Louis L'Amour y a otros tantos: lo importante no es el final del camino, si no el camino en sí.
Besos y gracias por el video.

Waru Waru dijo... [Responder]

Decididamente me has dejado absorta en el mundo que describes con este libro. No hay duda de que he encontrado mi siguiente libro de obligada lectura. Además, me pilla de camino hacia mi estado de ánimo actual, así que seguro que aprendo alguna cosa y me hace reflexionar, jeje.
Muchisimas gracias por todos los libros que nos recomiendas y por el tiempo que pasas desgranando ese complejo mundo que es la literatura.
Un beso!

sabores compartidos dijo... [Responder]

Pues yo creo que en la vida cada uno conseguimos lo que tengamos destinado a lograr. Habrá quien con poco esfuerzo consiga grandes cosas y todo lo contrario.
Bueno al menos me conformo con lo que tengo y hoy mientras escribo escucho un tema de Iced Aearth, Melancholy, y no por que la tenga, ejejej
un besote

Fénix dijo... [Responder]

La respuesta es no. No todo está a nuestro alcance por mucho que trabajemos hasta agotarnos. Y eso es tan importante de asumir, como que muy poco está a nuestro alcance sin esfuerzo alguno. La clave es luchar por nuestros sueños hasta donde estemos dispuestos, pero reconocer cuando una meta es inalcanzable o demasiado exigente. Un abrazo,

Arila dijo... [Responder]

Una reflexión muy interesante la de hoy, yo siempre he pensado que es importante luchar por conseguir tus sueños, pero siendo realista en lo que aspiras y disfrutando del camino porque quizá nunca logres llegar a la meta. Un besito ^^

Azalea Real dijo... [Responder]

No he leído este libro ni a su autor. Pienso que la perseverancia, la constancia y el trabajo duro son buenos ingredientes para conseguir nuestras metas, eso sí, habrá que fijarse objetivos realistas.
Lo que sí es cierto es que el ser humano valora más algo conseguido con su propio esfuerzo que el trabajo ya hecho.

Pedro Luis López Pérez dijo... [Responder]

Es verdad que trabajando duro, normalmente, se consiguen las metas que uno se ha fijado. Hoy en día esta máxima está un poco en desuso, ya que existe mucho enchufe, subvenciones...etc.
Puedes trabajar mucho y bien y quitarte el empleo alguien sin experiencia pero que tiene subvención para el empresario...y a la calle.
De todas formas este ideal hay que continuar teniéndolo y siempre hay que dar lo máximo de nosotros.
Muy buena reseña.
Un abrazo.

Pablo dijo... [Responder]

Me ha gustado mucho tu reseña de hoy. Primero porque no conocía el libro, y segundo por el enfasis que le diste. Seguro acabaré leyendo el libro, me ha llamado muchísmo.
Un abrazo.

Carmen dijo... [Responder]

Eso que te decía tu madre lo recuerdo yo de Paulo Coelho. Es como hay que afrontar las cosas, creo yo.
Besos,
Ah, el libro no creo que lo lea por ahora...

Carla dijo... [Responder]

No conocía el libro, pero me ha llamado la atención, así que lo tendré en cuenta.
Y respecto a tu reflexión, me ha encantado lo que te decía tu madre cuando eras pequeña. Quiero pensar que así es, pero una vocecita interna me dice que no siempre es así.

Un beso!!

Margari dijo... [Responder]

No conocía el libro, pero tras leer tu reseña imposible dejarlo pasar. Sobre tu reflexión. Sí, a veces se consigue, pero muchas otras no. La suerte y otros factores son también muy importantes... No siempre el esfuerzo es premiado.
Besotes!!!

Doctora dijo... [Responder]

A veces no se consiguen las cosas por mucho que te esfuerces, pero, como dijo Henry Ford, son más numerosos los que renuncian que los que fracasan ;)

Luján Fraix dijo... [Responder]

No sé si se consigue todo, todo... siempre algo nos falta.
Desear una cosa fervientemente nos lleva a alcanzarla quizá, pero pienso que a veces el destino nos deja un poco vacíos.

Un beso

Violeta dijo... [Responder]

Uffs, una pregunta compleja, la verdad, porque también he tenido unos padres que han dicho lo mismo que tu madre, que con tesón y trabajo se consigue cualquier cosa. Yo soy más pesimista, la verdad.

interesante libro, aunque no me llega a llamar del todo la atención. Eso sí, la reseña muy buena, como siempre.

Icíar dijo... [Responder]

Hace tiempo que quiero probar a este escritor, desde que un escritor me lo recomendaba ardientemente. Parece que este sería una buena elección para empezar.

Kericolo dijo... [Responder]

Lamentablemente en la vida, a veces, por mucho que te esfuerces no consigues aquello que anhelas, simplemente te estampas contra el muro llamado Imposible...y otras veces con el más leve de los intentos consigues maravillas..cosas de la vida. Buena reseña. Un saludo

Towanda dijo... [Responder]

Yo estoy con tu madre. Sin esfuerzo no consigues nada. La actitud ante las cosas ayuda muchísimo.
Acabo de ver un video que se llama "el camino de los sentidos" -creo- y cuenta como un chico sordociego ha hecho el Camino de Santiago... increíble ¿verdad? Ha sido para mí un ejemplo más de que con voluntad y ganas y esfuerzo podemos conseguir nuestras metas, aunque parezcan imposibles.

Un besazo.

Amelia Noguera dijo... [Responder]

Me gusta mucho Bernhard por cómo juega con el estilo para lograr transmitir más allá de lo que dicen las palabras. En eso, me recuerda a McCarthy.

Enhorabuena por la reseña y por la elección de autor y título.

Un fuerte abrazo.

Lo Siento por Interrumpir dijo... [Responder]

Gracias por el video. Saludos!

Rober dijo... [Responder]

Yo creo que el trabajo, casi enfermizo a veces, es fundamental si se quiere conseguir algo. No es lo único que importa, pero sí quizás lo único que podemos controlar. Después influyen otros factores, como la suerte o ese talento innato que algunos tienen, que son también decisivos.

Interesante libro y reflexión la de hoy! ¡Besitos!

Citu dijo... [Responder]

La verdad todo lo que uno desea requiere sacrificio muy buena reflexión y parece un buen libro

Mrs Brightside dijo... [Responder]

Muy buena reseña. No conocía el libro ni había leído nada de él, pero me dejaste con ganas de leerlo, así que me lo apunto ^^

Besotes ^^

Nunca dejes de sonreir dijo... [Responder]

Interesante reflexion,es verdad si no se parte de ciertas aptitudes no puedes o puedes lograr la cima. Me ha llamado la atecion este corto.

Besos.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo... [Responder]

xD qué lástima de hombre, siempre con el moco caído... anda, anda,,, éste lo que necesitó fue un buen... pero no seré yo quien cizañe tu hermosa reseña... ainss dices que hay notas de humor... "ahondetáelfuegor??" juas, juas... Bss amiga...

Offuscatio dijo... [Responder]

Una reflexión bastante pertinente para los días que nos pasan delante. Tal como bien dices, creo que no hay una respuesta lineal a esa pregunta, ni tampoco un destino cierto en un camino en que cada paso viene marcado por la persistencia, la fuerza de voluntad y el deseo de vencer. Desde otra óptico, escusado será decir que no conocía el libro o el autor; pero, sin duda, se va directamente a mi lista de pendientes de Goodreaders. ¡Muchas gracias!

Neriah Fendel dijo... [Responder]

Tu reseña me ha dado muchísimas ganas de leer este libro!

Creo que, tengas talento o no, el esfuerzo es algo imprescindible para conseguir lo que quieres (y para mantenerlo). No obstante, tengo mis dudas sobre si la relación va en ambos sentidos. Pero creo que es algo que no se puede generalizar, a parte de que el "éxito" es algo relativo y que depende de muchos otros factores que no están en nuestras manos. De todas formas, para mí siempre hay que mantener una actitud positiva. Aunque quizás cuando lea el libro cambie de opinión, espero que no.

fus dijo... [Responder]

Si se trabaja duro, con esfuerzo y si las circunstancias lo permiten, entonces y solo entonces, puede llegar tu momento estrella.

un abrazo

fus