martes, 23 de octubre de 2012

Entre las páginas de cada libro se esconde un tesoro







     Me he quejado a finales de verano de estar trasladando mis libros. Han sido bastantes más de cuatro mil (dejé de contar) y os puedo asegurar una cosa: pesan.Lo que hacía era coger todos los que tenía repartidos en tres habitaciones y posarlos en el suelo de el que sería su habitáculo definitivo, con lo cual me encontré rodeada de columnas de libros que emergían de mesas, sillas y el suelo desafiando la gravedad. Hubo un conato de alud junto a la puerta.... afortunadamente sin consecuencias de gravedad.
     Lo que si tengo que reconocer es que tardé una eternidad en colocarlos, porque es irresistible la tentación de abrir un libro al azar intentando captar un poco de la magia que nos dieron en el momento de su lectura. Y descubrí una cosa: entre las páginas de cada libro se esconde un tesoro.

     Cuando cogía los libros de mi infancia encontré dibujos hechos con trazo tembloroso en pequeñas hojas de papel, alguna nota peregrina que le había pasado, o tal vez me había llegado a mí, de un compañero escolar cuyo nombre no recuerdo. Oh, Dios mío!! una hoja doblada con un castigo en el que había copiado diez veces que tenía que prestar atención en clase.... ¡pero si yo recuerdo haber sido una estudiante brillante y modosa de toda la vida! Ese castigo debe de ser de otra persona, seguro que sí....
     Cuando pasó el tiempo empezaron a asomar fotos, entradas viejas de cine, de esas que eran de papel alargadas, bien amarillas o rosas y a las que rompían un trozo (quien no las conozca.... sería como las modernas cuando pasa el tiempo y quedan en blanco porque le desaparecen las letras). También encontré una etiqueta que me dijo que uso la misma talla, así que esa la he guardado con muchísimo respeto. Y de repente empecé a poner nombre a los libros en la primera página, así que debió de ser en esa época cuando constaté que no todo el mundo devuelve los libros que le son prestados.
     Mas fotos, un billete de doscientas pesetas, un folleto de un parque un par de recortes de prensa... nostalgia. Casi me da pena no usar ahora marcadores, uso el mando de la televisión para marcar por dónde voy, puesto que en el futuro, cuando tenga que trasladar libros, es fácil que no encuentre una flor seca que me recuerde un momento fugaz. Tampoco podré hacerlo en los libros digitales, en los de la biblioteca sí. Una vez me encontré en un libro sacado de la biblioteca, Travesuras de la niña mala, que decía "sorprendentemente un hombre tan gris acabó por hacerme llorar". Recuerdo que lo hice y decidí compartirlo también en algunos libros que sacaba, supongo que ya apuntaba maneras... Ah, y un par de números de teléfono cuyo origen desconozco y que bien hubiera podido usar para saludar diciendo, "hola, acaso vive ahí un hombre que hace salir de los libros a los personajes cada vez que lee en voz alta..." pero en el último momento decidí que no. Como decidí también guardar todas estas cosas en una cajita, como el que guarda un pequeño tesoro que recorre su vida. Porque nuestra vida va dejando pedacitos en muchos sitios, incluso en los libros que leemos.

     Y vosotros, ¿habéis encontrado algún tesoro en los libros?

     Gracias

87 comentarios:

Lu dijo... [Responder]

Hace poco encontré una rosa seca que me regaló un amigo entre las páginas de un libro. Me dio un poquito de nostalgia recordar aquellos tiempos...
Besos

alcorze dijo... [Responder]

Esas entradas de cine las he conocido yo, y durane muchos años conservé algunas de ellas. Tengo la costumbre de usar un único marcador para cada libro y, cuando abro libros viejos me encuentro desde billetes de tren, bonobuses, calendarios, postales, folletos de publicidad, hojas arrancadas de una libreta e incluso marcapáginas.

Creo que es una de las magias de los libros antiguos. El encontrar en ellos más cosas de las qu eesperábamos. Saber que el 15 de febrero de 1989 uno estuvo subido en un tren que iba a San Sebastián o que uno estuvo en un Museo romántico de Sitges en el verano del 91.

Ismael González dijo... [Responder]

Buenos días por la mañana.
¡Pues sí que te encuentras cosas en los libros, sí! ¡¿Cuatro mil?!
La verdad es que yo jamás me he encontrado nada entre las páginas de un libro más allá de una vieja foto o una postal con un dibujo de Luis Royo, pero sé por otros que lo de las entradas de cine no es algo raro para nada.
¿Alud sin consecuencias? No me lo creo... ;)

Offuscatio dijo... [Responder]

Una maravillosa entrada, muy al estilo MientrasLeo :) ¡Gracias por compartir estos pequeños recuerdos, cargados de nostalgia, en el blog! Un beso.

[Lo de Twitter ayer fue sólo una nota, porque suponía que era un error y quería alertarte]

Valaf dijo... [Responder]

Pues menuda entrada te has currado...es preciosa.

Yo, cosas, lo que se dice cosas, pues no. Más bien dibus: tenía la costumbre de hacer dibujitos en la última hoja en blanco, o en la cara interna de la tapa de atrás.

Un beso

Caminante dijo... [Responder]

Una idea preciosa; yo creo que sí, que dejamos trocitos en los libros, y me gusta que pasen por el mayor número de manos posibles porque sé que les gusta ;) Me gustaría llegar en algún momento a reunir tal cantidad de libros, y poder construir rascacielos y ciudades de libros y esconderme en ellas. Y voy a empezar a coger libros de la biblioteca si se encuentran cosas tan curiosas en ellos... Besos!

Francisco dijo... [Responder]

Una entrada que bien podría pertenecer, por la añoranza que nos trae, a uno de esos capítulos de la serie Cuéntame, que para mi, es de lo mejor que ponen en la tele, pese a que se lo están pensando si sigue la siguiente temporada.Pero, bueno, como se suele decir, que me quiten lo bailao.
En cuanto a lo de prestar y no devolver alguna vez me ha pasado también y me da un coraje que no me veas, sobre todo si es algo que le tienes mucho cariño, aunque estas son cosas muy personales que no suelen pasar de una mano a otra. Pero en cuanto a libros, cd´s de música, etc., ¿a quién no le ha pasado alguna vez esto?
Y en cuanto al tesoro, pues malo sería que algún libro de los que leemos o hemos leído no encierre un tesoro. Todos los libros nos dicen algo. Si no lo hicieran ya ni me molestaría en seguir leyéndolos. También suelen encontrarse en libros casi olvidados en el trastero alguna sorpresa, mayormente agradable que nos lleva a otros tiempos. Pero lo bueno es que sigamos por esta misma senda, si acumulamos libros es que seguimos leyendo y fomentando la lectura. Todos tenemos una señal de identidad común: la pila de libros desciende por un lado pero aumenta por otro. Una nueve ley de la física. Besos.

Rebeca de Winter dijo... [Responder]

¿Cuatro mil libros? Me dejas con la boca abierta. Yo no he contado los míos pero no creo que tenga tantos. Cuando decido ordenar alguna estantería, me pasa lo que a ti, tardo más de la cuenta porque no puedo resistir la tentación de abrirlos y releer algún párrafo y mirarlos, y es verdad que encuentras papelitos con notas que no sabes ni de cuándo son. Los libros encierran tesoros, pedacitos de nuestras vidas. Un besote.

mientrasleo dijo... [Responder]

@Offuscatio
Muchas gracias por avisarme. Lo cierto es que aún estaba espesa y puse mal la programación.
Un beso

mientrasleo dijo... [Responder]

@Caminante
Te he editado el comentario porque es de anoche y no lo ví cuando reprogramé la entrada. Lo siento mucho, de haberlo visto la hubiera dejado puesta.
Besos

Offuscatio dijo... [Responder]

@mientrasleo :)

Kikas dijo... [Responder]

Ya sabes que dicen que solo hay un tipo de personas más tontas que aquellas que dejan libros....aquellas que los devuelven...(Ni con el nombre en la primera página)
;-)

Tinuwel dijo... [Responder]

¡Qué entrada tan bonita y entrañable! :D
Yo como tenga que hacer otra mudanza... ufff!!!! Porque en la última los libros fue lo que más tiempo me llevó, tanto empaquetarlos como después volver a colocarlo... xDD Los señores de las mudanzas me miraban mal... xD

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Qué entrada más estupenda para cualquier amante de los libros (tod@s los que pasamos por aquí a leerte, por supuesto). Sí que es cierto que abrir libros que llevan muchos años con nosotros nos descubre sorpresas entres sus páginas, ¿a quién no le ha pasado? Qué bueno, qué recuerdos...

Tizire dijo... [Responder]

Qué entrada más entrañable! Aunque no tengo ni de lejos tantos libros como tú, si que es verdad que en mi humilde estantería sigo encontrando trozos de vida de otros tiempos... Hace poco encontré 100 euros olvidados que me vinieron genial! A principio de año leí un libro llamado Las aventuras de un libro vagabundo donde el libro protagonista hablaba de estos detalles, a los que llamaba "trufas": con esta entrada me has recordado dicha lectura, que no te recomiendo puesto que creo que ya lo has leído... 1beso!

Lídia dijo... [Responder]

Que entrada más nostálgica y bonita Silvia. La verdad es que cuatro mil libros dan para mucho, supongo que habrás guardado los recuerdos en una gran caja !!!! Sí, yo también he encontrado cosas cada vez que he movido mis libros y me han transportado a otras épocas. Es un viaje precioso. Un beso Silvia.

Ithil dijo... [Responder]

Entre mis libros se puede encontrar prácticamente de todo. Aunque me chiflan los marcapáginas, y tengo millones, nunca los uso porque pienso que son demasiado bonitos paa que se estropeen. De esta forma, termino marcando la página con cualquier cosa. Luego, años después lo encuentro y sonrío al verlo. Desde billetes de tres, que me recuerdan viajes, a pequeñas fotos; pasando por etiquetas de diversas cosas e incluso flores o dibujos.
Me encanta también cuando me prestan un libro y tiene algo dentro que no me esperaba.

Mar dijo... [Responder]

Un libro, por sí mismo, esconde tesoros en sus páginas :)
Si además, en su día guardamos algo, al volverlo a abrir, nos sorprendemos y alegramos por es tesorillo que de sus páginas se desprende.

Encontrar, pues hojas de rosa secas. Me gustaba guardar pétalos entre las hojas del libro y cuando despues he vuelto, y las he visto, me he trasladado mentalemente a aquella época.

Bss.

Mela dijo... [Responder]

"Entre las páginas de cada libro se esconde un tesoro"
¡Qué título más hermoso para una entrada! ¡Y qué emotivo todo lo que cuentas! Felicidades.
Alguna nota o alguna foto es lo que he encontrado en algún libro mio y siempre he recordado cosas que creía olvidadas. Un abrazo.

Capitán Smith dijo... [Responder]

Maravillosa entrada, muy buenos días. Cuando alguien encierra tanta vida dentro de si, hasta se le cuelan trocitos en sus libros. Besos

Anónimo dijo... [Responder]

Maravillosa entrada. Nostálgica pero con su parte humorística. ¿Qué he encontrado...? Desde flores secas en la fase libros de "adolescente" a una foto en topless en una playa griega desierta, de la etapa "luna de miel", je.je
Carolina

LAKY dijo... [Responder]

Qué bonito el post de hoy? Pensaba que te ibas a referir a tesoros figurados pero no, son reales y bien reales.
Por cierto, 4000 libros? Pero dónde los metes?!!!!!!!!!!

Darío dijo... [Responder]

Absolutamente. Y tienen un poder de transportación...papelitos...

Nerida dijo... [Responder]

Es una sensación maravillosa coger un libro que llevas años sin abrir y descubrir frases subralladas que te dijeron algo importante en su momento, flores secas entre algunas de sus páginas o incluso alguna notita escrita a escondidas en clase para alguna de tus amigas... A mi me ha pasado, y la vuelvo a poner en el mismo sitio para años más tarde volverlas a encontrar y que me vuelva a hacer ilusión...

Framboise dijo... [Responder]

En cada mudanza o arranque de deseo de organizar, me pasa lo mismo... hojear, encontrar montones de cosas y cositas que no me resigno nunca a tirar (tengo una brizna de muguet desde hace ...¡40 años! :) )
Sí, mis libros también me inspiran estas palabras llenas de nostalgia... y no sólo por sus letras.
Besos.

Elvira P. dijo... [Responder]

¡Madre mía, más de cuatro mil libros! :)
Comparto opinión en que me encanta la entrada, es muy entrañable.
Yo suelo usar marcapáginas y de vez en cuando abandono billetes de bus, calendarios de bolsillo o papeles varios entre las páginas y también me gusta el encontrarlos al cabo de los años y recordar.
Un besico

Pedro Luis López Pérez dijo... [Responder]

Yo me encontré con hojas de Trébol y con fotografías de hace bastantes años entre otras cosas curiosas.
Un abrazo.

Isa dijo... [Responder]

Qué bonito tiene que haber sido todo ese proceso, a pesar del alud. Yo lo más que he llegado a encontrar ha sido alguna rosa.

Jara dijo... [Responder]

¡Que entrada tan bonita! Yo no tengo tantos, pero si hiciera un traslado me veo exactamente igual que tu rodeada de montañas de libros y sentada en cualquier espacio libre ojeando uno y otro y la tarea de recolocarlos se eternizaría. Creo que no encontraría muchos "tesoros", no soy dada a dejar nada entre las hojas. Pero me emocionan "esas pequeñas cosas" que aparecen en los cajones cuando menos lo esperas.
Besos

Jo dijo... [Responder]

enlos lbros también alguna vez rescaté información adicional... en las paginas en las orillas como si fueran una cordillera de unmapa.. anotaciones y momentos como si fuera una bitaciora de algún enamorado...

lo digo asi porque a veces me he escapado a alguna librería antigua y he podido encontrarme con cosas que son las que enmarcan un día cualquiera en el que estas disfrutando leer

servilletas
trozos de papel,
hojas o florecitas secas guardadas

vaya que si...

este post me ha encantado...
y lo de mudarse
es todo un reto.

lo que lamentas no es tener demasiados sino cómo llevartelos todos


besos¡

Winnie0 dijo... [Responder]

Un metrobus gastado de los primeros....una foto en blanco y negro...Sí, me has hecho recordar....Un beso

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Cuatro mil libros, vaya número!!!

Bueno, no tengo semejante cifra, pero sí me ha pasado que cuando he tenido que moverlos, ya que hasta hace un tiempo me mudaba con cierta frecuencia, me he encontrada con muchas cosas sorprendentes; anotaciones desde el colegio, notas, dibujos de una prima cuando estaba chiquita y ahora es más grande que yo, y así. En verdad, tesoros.

Besos.

Trotalibros dijo... [Responder]

Qué texto más precioso, consigues que el que lo lea sienta la misma nostalgia que tú. Ahora mismo voy a byscar algo en mis libros infantiles de Roald Dahl!!
Un beso

Marina dijo... [Responder]

Me ha gustado mucho esta entrad ay la verdad es que hace poco encontré hojas de rosas dentro de un libro cuando ya estos de por sí son una maravilla :)

shaka lectora dijo... [Responder]

Preciosa entrada. Yo también me he encontrado cosas muy curiosas cuando trasteo con mis libros de un lado a otro, sobre todo en las mudanzas... plantas secas, fotos de gente a la que hace años que no ves, billetes de tren, entradas de cine... y cada uno de esos objetos te trae recuerdos maravillosos.

Un beso shakiano!!

Olga dijo... [Responder]

Me encanta lo que acabo de leer, y reconozco ciertas manías de mi hija en tus palabras.

Nina dijo... [Responder]

Un dia encontre una bella frase escrita en un libro de Poe, ahora mismo no la recuerdo, pero me acuerdo que la escribi en un cuaderno porque queria recordarla :P

Mere dijo... [Responder]

Son pistas que deja nuestro yo por descuido y que nos recuerda quienes fuimos una vez... momentos perdidos que recuperamos del olvido merced a un pedazo de papel. Ha sido delicado y maravilloso. Gracias, Silvia, un beso

raúl dijo... [Responder]

tendrías que haber hecho esa llamada! es muy novelesco eso de encontrarse un nº de teléfono olvidado entre las páginas de un libro, el inicio de una historia interesante... metaliteratura!

My favorites things dijo... [Responder]

Wooh cuatro mil libros!! Yo no debo llegar a quinientos, pero aún así siempre hallo algo en su interior y a veces me pregunto si se habrá ido algo en esos libros que se fueron y no volvieron. Preciosa entrada y muy nostálgica. Besitos =)

Aurora Lejana dijo... [Responder]

Con lo sientimental que soy yo para estas cosas y sin embargo casi desde que era niña he utilizado de marcapáginas el propio recibo de la compra del libro ¡qué poco romántico de verdad! E incluso cuando los he sacado de la biblioteca, también utilizaba los recibos que me daban en ella. De todos modos todo el mundo encuentra tesoros dentro de los libros: la propia historia ¿no? Bonita reseña!Besitos!

Carol dijo... [Responder]

Q entrada más bonita te ha quedado! Creo que todos los lectores empedernidos compartimos tanto el alud de libros (he vivido una mudanza con ellos y fue horrible ja ja) como encontrar pequeños tesoros entre las páginas de los libros. También me gusta cuando al sacar un libro de la biblioteca encuentro algún posit o alguna anotación, o una entrada de cine o cualquier cosa de ese otro lector desconocido que leyó el libro antes que yo. Muchos besos

Pablo dijo... [Responder]

Una entrada muy interesante. ¡Vaya número de libros! Para mí de por sí los libros son pequeños tesoros, sin embargo a veces podemos encontrar más en cada uno, depende del momento en los que los hayamos leído.

Shorby dijo... [Responder]

Me ha encantado esta entrada =)

Pues míos no, pero tesoros de otras personas sí que he encontrado... Al frecuentar librerías de segunda mano, alguno ha caído =)
En uno en concreto (Sido, de Colette) encontré un billete de bus del 79!

Me encanta encontrar chorradas de estas, por supuesto, ahí se quedan =)

Por mi parte, pongo el año en que leí el libro, a lápiz en la primera página.

Besotes

Inna Chérie dijo... [Responder]

¡Hola! ¡¡Qué entrada más hermosa!! Me encanta cómo escribes... <3

Yo aún no tengo tantos libros, pues soy una adolescente de 16 años casi, jaja, pero espero algún día superarte, sería algo de lo que mostrarme orgullosa...
Tampoco me ha pasado lo de encontrar tiquets, etc, en un libro, pero supongo que algún día abriré uno de mis viejos libros y veré mi nombre y algún marcapáginas antiguo y me acordaré de este día en el que te escribo... Me lo imagino hermoso,
supongo que será algo que transmite nostalgía, melancolía o, incluso, puede que ganas de llorar.

¡¡Hermosa tu escritura!!

Inna Chérie

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

¡Qué magnífica entrada! No llego a los cuatro mil libros pero no ando muy lejos y conozco las sensaciones, apilarlos para limpiar las estanterías, abrirlos, retrasar la limpieza simpelmente por quedarse leyendo en el suelo, embobado, receptivo a recuerdos que nos traen las frases ya leídas y en las páginas, la carta de la baraja que faltaba, una postal o una carta de la persona que te regaló el libro y que vuelves a leer, entradas de cine al que te llevaste el libro e incuso el ticket de la librería con la fecha y la hora en que lo compraste... muchos recuerdos, estas entradas son una idea magnífica, tus lectores contribuyen contando sus experiencias y acabamos conociéndonos tanto... dime lo que y como lees y te diré quien eres. Un beso :)

Alejandro dijo... [Responder]

Creo que me he mareado al oír 4000 :)

Las mudanzas y los cambios en casa lo único bueno que tienen es que desempolvas muchos recuerdos. Cuando me marché de casa de mis padres, encontré mis viejos libros de texto de griego, llenos de dibujos en las esquinas para hacer mis primeras animaciones. Los guardé como un tesoro.

Preciosa la entrada Silvia, otro retalito encantador desvelado.

Besos.

Azalea Real dijo... [Responder]

+4000 libros O_O madre mía, eso sí que son libros. Yo tengo unos ciento y pico, pero porque no me cuesta deshacerme de los míos, y estoy todo el día intercambiando.
Me he encontrado 'tesoros', sobre todo leyendo libros que había por casa que antes se había leído alguno de mis padres: billetes de tren/autobús que valían 100 pesetas y cosas así.

Besos.

Yo me llamo Cata dijo... [Responder]

Hola!!
Que nostálgico, me siento muy identificada, la verdad que cuanta razón tienes.
Yo me mudo mucho, y me pasa muchísimo, cuando hago la limpieza igual.

Que entrada más preciosa, es increíble lo que podemos sentir alguna personas por la literatura.

Gracias por acercarnos esta maravillosa crónica.

Un beso.

concha fernandez dijo... [Responder]

Yo también soy de las que mete cosas entre los libros, unas veces para señalar, otras veces para recordar algo y al final se queda allí. Luego siempre hace ilusión encontrarlo cuando vuelves a tener el libro en las manos, o cuando alguien a quien le has prestado el libro te dice con sorpresa sabías que dentro de este libro ..... Un beso.

LA VIEJA ENCINA dijo... [Responder]

Ni por asomo mi colección se acerca cuatro mil libros, pero si que me ha sucedido lo que a ti en alguna ocasión cuando he vuelto a sus páginas por algún motivo y he encontrado verdaderos tesoros. Bonita entrada, besos

Marikiya dijo... [Responder]

Que entrada más preciosísima!! Yo he encontrado flores secas,cromos de chicles del año catapúm, algún recorte de periódico y un día... (que me hizo mucha ilusión porque se me había olvidado que los puse ahí=: 50 eurazos!! wahahahahajjaaja. Estaban en uno de Dan Brown xDDD

Espe dijo... [Responder]

A mí es esto precisamente lo único que me gusta de las mudanzas, que cuando les llega el turno a los libros siempre encuentro algún que otro tesoro...

Wendy Think dijo... [Responder]

Si que me he encontrado algún que otro tesoro y también cosas desagradables, durante un tiempo una persona decidió dejarme cartas entre las hojas de los libros, lo descubrí por casualidad y su contenido no me gusto.
¡4000! jopelines, eso si que es una buena librería, la de espacio que debes de necesitar y lo duro que ha tenido que ser trasladarlos.
Besos.

Bambú dijo... [Responder]

Me ha gustado mucho tu entrada ^^

Y además hace poco que he trasladado todos los libros y mangas de casa de mis padres a la mía, así que sé de lo que hablas XDD

Yo he encontrado fotos, marcapáginas y algún papel viejo, pero poco más.

Tatty dijo... [Responder]

Yo no soy de las que guarda cosas entre las páginas de un libro así que luego no tengo la suerte de encontrar tesoros, lo único que guardo con cariño es un marcapáginas precioso que encontré entre las páginas de un libro de la biblioteca
besos

Román dijo... [Responder]

Me están entrando unas ganas de echar las estanterías abajo y buscar esos tesoros escondidos de los que hablas... Ahora mismo estoy mirando unos cuantos lomos... La familia de Pascual Duarte... los de la colección Austral... Por ahí tiene que estar el billete de cien pesetas de Gustavo Adolfo Bécquer... Y en los billetes antiguos también se encuentran tesoros, ¿verdad? La que nos has liado...
¡Me encantan estas entradas tuyas!
¡Besazos!

ethan dijo... [Responder]

Es la entrada de una enamorada de los libros.
Besos.

Lesincele dijo... [Responder]

Yo por desgracia...no suelo dejarme nada en los libros...pero hace poco cogí un libro que era de mi abuelo y me encontré una dedicatoria con su letra para mi abuela...me pareció preciosa.
Un beso!

Luján Fraix dijo... [Responder]

YO TENGO TODOS LOS LIBROS ESCRITOS Y SUBRAYADOS CON MENSAJES QUE DEBAJO A PROPÓSITO EN EPOCAS ANTERIORES PARA QUE PERDUREN EN EL TIEMPO.
EN LOS DE MI NIÑEZ TENGO LETRAS DEL ALFABETO PORQUE RECIÉN EMPEZABA A ESCRIBIR.
ME ENCANTAN ESOS RECUERDOS.
UN BESITO

Sese dijo... [Responder]

Pues tengo la fea costumbre de revisar cualquier libro que guarde en la estantería o que devuelva a la biblioteca, así que no tengo agradables sorpresas como las que citgas.

Y siempre que cojo uno de la biblioteca lo reviso en busca de tesoros tales como los que escribes, y no, como mucho una tarjeta de cierto comercio que me hizo escribir un post.

Besos

Sese dijo... [Responder]

Pues tengo la fea costumbre de revisar cualquier libro que guarde en la estantería o que devuelva a la biblioteca, así que no tengo agradables sorpresas como las que citgas.

Y siempre que cojo uno de la biblioteca lo reviso en busca de tesoros tales como los que escribes, y no, como mucho una tarjeta de cierto comercio que me hizo escribir un post.

Besos

Aydita dijo... [Responder]

Tienes toda la razón! Los libros son especiales! besos

Simonita dijo... [Responder]

Qué linda entrada! Ya es la segunda que leo tuya,que me produce añoranza y me trae viejos recuerdos. Como hace muchisimo tiempo que no limpio mis libros no sé lo que puede haber adentro, pero lo que sí sé es que "entre ellos" guardo mis folletos de viajes, fotos muy queridas, folletos del ballet de mis sobrinas y de sus obras de teatro, actividades de mi hijo y fotos de cuando era pequeño y divino(ahora es adolescente y no tan dulce jaja!)y supongo que muchas otras cosas que debo haber perdido en su momento.
Un beso y gracias por la entrada a nuestros recuerdos!

miguel angel zambrano garcía dijo... [Responder]

Hola colega. Me has hecho recordar que hace ya muchos años, metí en uno de los muchos libros de mi madre, unos pétalos de rosa para que se secaran. Nunca volví a mirarlo, posiblemente se me olvidaría y ya si que no recuerdo en cual de ellos los metí. Ya apareceran cuando menos lo esperemos. Lo que si encontré anteayer en una biblia que tiene, que es una edición digna de ver, unas letras mías escritas que ya no recordaba, la fecha de la comunión de mis hermanos y mía, y también de la confirmación. Dirás que qué c... hacía con una biblia, muy fácil, enseñarle a mi señora un pasaje en el que dice que la mujer fue creada para acompañar al hombre o algo parecido jejejeje. Un beso.

Shanny dijo... [Responder]

Yo no sabía que estabas trasladando tus libros, y estoy segura lo cansado que fue porque yo también hice lo mismo ¡Y sólo eran tres estantes!
He encontrado varias cosillas en mis libros, como un marcapáginas que me había regalado secretamente una compañera del colegio... Lo encontré tres años después, ya que no tenía idea que ella lo había puesto ahí ¡Fue toda una sorpresa!

Soycazadoradesombrasylibros dijo... [Responder]

La verdad es que no me he encontrado ningun tesoro ya que no he tenido que hacer mudanzas ni nada, pero madre mia el dia que lo haga me pasara lo que a ti ^^ un monton de libros por todos lados, es mas, mi madre me dice que solo para mis libros tendrian que alquilar otro camion ^^ ufff

besos

Jane dijo... [Responder]

Hola, he encontrado de todo entre libros, desde una lista de la compra hasta entradas de museos, cine, etc, son momentos nostálgicos, suelo dejar lo que encuentro donde está, besos

Margaramon dijo... [Responder]

Qué entrada más bonita! Es verdad que dentro de los libros encontramos grandes tesoros, sean nuestros o de otros. Un montón de recuerdos afloran junto a los libros.
Estoy alucinando con los 4000 libros. Yo tengo muchos menos y ya no sé dónde colocarlos.
Besos

Paz dijo... [Responder]

Que entrada más buena! También he encontrado tesoros entre mis libros, desde una entrada de un concierto de Serrat la primera vez que fue a Cáceres hace ya la friolera de muchos años hasta las típicas hojas de flores ya secas sequisimas, dibujos de mis alumnos de cuando daba clase, entradas de cine de esas películas que volverías a ver una y otra vez, en fin tesoros que no los olvidaremos y simpre guardaremos en nuestra memoria.
Besos

Margari dijo... [Responder]

Cuando me pongo de limpieza, siempre dejo las estanterías para el final... Y es que me resulta imposible no abrir los libros y descubrir los secretos (ya no tan secretos) que guardan: entradas de cine, flores secas, apuntes en pañuelos de papel, dibujos de mi amiga (que tiene un arte para estas cosas), fotos, postales, y últimamente muchísimos dibujos de mi pequeñaja y marcapáginas que ella me hace. Muchas veces no sé si abultarían los libros menos si le quitara todas las cosas que tienen dentro, pero también forma ya parte de ellos, ¿no?
Besotes!!!

Nesa Costas dijo... [Responder]

¡Casi nada! 4000 y los que quedaron sin contar. Imagino a los que fueron de visita a tu casa esos días de traslado:
- Perdona Mientras Leo ¿El baño?
- Ah sí. Por ese pasillo… sexta torre a la derecha… creo.
Ahora en serio, me ha encantado esta entrada y sí que es verdad la de tesoros que se encuentran en los libros.
Como soy de marcar las páginas con lo que más a mano tengo, al abrir un libro que ya he leído me puedo encontrar de todo.
A menudo son simples papeles, en ocasiones magníficos recuerdos y alguna que otra vez ciertas anotaciones que me hubieran venido muy bien en su momento.
Buena idea lo de ponerle el nombre a los libros. Deberías haber llamado jeje
Besos y enhorabuena por el post.

CHARO dijo... [Responder]

Me imagino lo mucho que disfrutarías cada vez que te salía uno de esos tesoros....yo también los hubiera guardado.Alguna vez sí que me he encontrado con alguna anotación e incluso alguna flor seca.Besotes

Luciana dijo... [Responder]

No tengo la cantidad de libros que tenés vos, y los únicos tesoros que he encontrado en un libro, son sus historias y personajes.
Besos.

Fesaro dijo... [Responder]

Me ha encantado la entrada y ha sido a raíz de leer algo parecido en la página oficial de la biblioteca de mi ciudad que llevo unas semanas preparando un concursillo relacionado con esto.
esto me ha animado mucho más. Gracias

Rober dijo... [Responder]

Me encantan estas entradas, a caballo entre el humor y la nostalgia :)

Yo no tengo tantísimos libros, pero siempre que hago limpieza me encuentro con alguna cosa curiosa. Hace años, una nota cayó de mi "Salem´s Lot" de King. Tenía escritos un par de versos, un tanto infantiles pero preciosos. Nunca supe quién los escribió, sólo sé que no es mi letra ;)

Besotes!!

Liz dijo... [Responder]

Yo no suelo dejar nada en los libros que leo, pero a veces dejo papelitos. Me gusta mucho escribir dedicatorias a los libros que regalo :P

Citu dijo... [Responder]

Uy que hermosa entrada y si aveces cuando leía en normalmente antes de la compu yo también era de las que ponía anotaciones y y aveces garabatos . Y como soy golosa utilizaba lo envoltorios de los chocolates de marca paginas. Te mando un besos y te me cuidas

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

qué bonito!! yo reconozco ser un poco adicta a estas inspecciones de retazos de cosas del pasado, me encanta encontrar cosillas de otros tiempos que me traen recuerdos.
Y sí, en casa de mis padres siempre recordamos una anécdota y es que en una mala época económica olisqueando me encontré esta sorpresa, 50.000 de las antiguas pesetas guardadas en un libro. El caso es que yo daba por hecho que mis padres lo sabían y lo olvidé, tardé días en decirlo (era pequeña, comprendedlo). Para los "mayores" fue una alegría importante y yo me sentí como la protagonista de en busca del tesoro, jajaj.
Besillos

Rosa de los Santos dijo... [Responder]

Supongo que cuando revise los mios , o tenga mudanza , seguro que que de alguno de ellos sale un " tesoro de recuerdos y emoción " .
besos y muy bonita entrada!
y por cierto , porque y donde te has cambiado ? ¿ y sola o acompañada ? me pica la curiosidadddd-como debes de saber , no estoy todos los días por aquí y me pierdo mucho de lo que os pasa a tod@s !
de nuevo besos-

Mario Salazar dijo... [Responder]

Yo recuerdo haber hecho dibujos del escritor del libro en algunos, hice uno que me costó, fue Cortázar, algunos rostros a sombras con lapicero, también en cien años de soledad hice el árbol genealógico de los Buendia, apuntes de varios personajes. Antes tenia una cajita de vino con recuerdos, tarjetitas, entradas, carnets, etc, pero como soy algo contrario al pasado, las he votado, pasando la página, pero siempre se hayan recuerdos, abstractos en los libros, tengo varios, una vez se mojaron unos libros por una pequeña cañería rota que trajo mil y un vueltas con ello y ahí queda la mancha de esa experiencia, algunos con cinta adhesiva por compras de libros antiguos buscados en épocas económicas, etc. Buen tema, genera nostalgia. Un beso.

Ssil dijo... [Responder]

¡Qué texto tan bonito! ¡y cuánta razón tienes! Es un placer reencontrarse con pequeños cachitos, instantes retratados en papel, de nuestra historia.
Me has dejado patidifusa con esos cuatro mil libros que tienes. Creo que me encantaría visitar tu casa/biblioteca.

Un saludo

Cari Jiménez dijo... [Responder]

¿Cómo quieres que 4000 libros no pesen? pues claro que pesan, pero al peso te van a dar poco ¿eh? ja, ja... si son tu tesoro! Bss

Elysa dijo... [Responder]

Estoy ahora en eso, intentando agrupar todos los libros en una sola habitación, creo que voy a fracasar y seguiran poblando el pasillo también, y sí, mientras lo hago estoy encontrado tesoros, flores, cartas, ¡un pañuelo de tela! fotos... No sé cuando acabaré de ordenarlos si me tomo tanto tiempo ojeándolos.

Besitos

Andie Earnshaw dijo... [Responder]

Pero qué bonita entrada... la nostalgia que siento atraves de mí no es natural.
Hace poco encontré un poema escrito para mí... me lleno de sentimientos inimaginables...

Icíar dijo... [Responder]

Jajajaja, qué mona la entrada. Sólo faltarïa verte entre tanto libro, 4.ooo ¡madre mía! ¿Vives en una biblioteca? Me he reïdo con el amago de alüd.
En fin, a mí lo que más me gusta ver entre los libros son las anotaciones. Los que más me gustan son unos libros de mi abuela, entre ellos un diccionario, y me divierte ver sus anotaciones, porque pienso, ¡mira, por aquí iban sus obsesiones de la época! Bueno, también una vez me encontré un dinerito nada despreciable, que supongo que en la época me tuvo que dar un disgusto el haberlo creído perdido.
¡Qué entrada más divertida!

Violeta dijo... [Responder]

Hola! Cuánto tiempo sin pasarme por aquí.
No sabes cuanto te entiendo. He estado perdida durante todos estos meses porque me estaba mudando. Han sido dos meses interminables, y la gran mayoria de las cajas transportadas, eran libros. Cada libro era un tesoro, y me recordaba momentos, situaciones, personas.... Y dentro de los libros, todo!!
Buena entrada. Besos. Espero estar por aquí durante muuucho tiempo. Besotes