jueves, 15 de agosto de 2013

El niño que robó el caballo de Atila. Iván Repila




     "- Agua, solicita.
     El Grande le da de beber.
     - Tengo frío.
     El Grande se recuesta junto a él y lo abraza con todo su cuerpo.
     -Tengo calor.
     El Grande le abre la camisa, remoja su cuello y su nuca con agua fresca, y después ondea la suya propia para hacer corriente.
     - Estoy sucio.
     El Grande la baja los pantalones, limpia con tierra húmeda sus nalgas y lo viste de nuevo.
      - Tengo miedo.
     El Grande lo levanta en sus brazos, igual que haría un recién casado con su esposa, y lo mece.
     - Mátame."

     Hace no mucho traje Una comedia canalla afirmando que era una novela divertidísima y que me había hecho seguir al autor. Bien, pues por eso hoy traigo su segunda obra a mi estantería virtual. Hoy traigo, El niño que robó el caballo de Atila.

     Dos hermanos, Grande y Pequeño, nos aparecen en un pozo excavado en la tierra. Poco más hay que decir salvo que deberán de cuidarse el uno al otro y alimentarse de... lo que pueda haber en un pozo prácticamente seco. Su vida depende de ello, y la vida de cada uno, por mala que sea.. suele ser mejor que la alternativa.

     Tras leer su primer libro y ver el título del segundo, bien pudiera uno pensar que va a reírse de lo lindo con esta historia. Y no es así. Aquí, en unas ciento veinte páginas, el autor se mete de lleno en una truculenta historia de esas que tanto me gustan. Un confinamiento de difícil solución de dos niños pasándolo mal (por no decir una palabra malsonante) y cuyo final es incierto inicialmente. Sin embargo no juega al despiste de no darnos explicaciones; de hecho podemos decir que al final de la novela y aún siendo esa la peor parte de la historia, tenemos bien claro cómo llegan al pozo y cómo se resuelve la trama. La parte central es para nuestro disfrute de unas letras que pasan del diálogo justo y seco a la prosa casi lírica en la descripción; utilizando la repetición de frases y conceptos cortos para imprimirle al libro un ritmo que nos retumba en la cabeza, convirtiendo esas frases en ideas machaconas que no conseguimos quitarnos de encima.
     La novela en sí nos relata las rutinas y los estados de ánimo de los dos niños; ese proceso de hambre, enfermedad, estrés e incluso locura. Estados que nos creemos porque consideramos normales en su situación. A fin de cuentas, ¿quién no se volvería loco en semejante confinamiento? Pero no le sirve a Repila una simple locura sino que la usa para plasmar ideas, símbolos que hacen pensar al lector. Ahí es donde se desdibuja el concepto de novela y aparece casi el de fábula que nos deja entrever las ideas del autor.

     Pese a lo que comento de un final un poco bajo de forma, este libro no sólo demuestra el potencial de un escritor en su segunda novela, sino que ocupa un puesto entre las buenas historias por derecho propio.

     Aprovechando las dos novelas del autor decidme, ¿elegís una historia que nos haga reír o preferís algo un poco más truculento?

     Gracias

38 comentarios:

Tatty dijo... [Responder]

me gustan las novelas protagonizadas por niños pero esta no me termina de llamar. Yo prefiero algo un poco más truculento, aunque no descarto las que me hacen reir
besos

Trinity P. Silver dijo... [Responder]

Me encantaría leer esta historia, creo que prefiero algo truculento, aunque lo que hace reír también está bien ;)

G dijo... [Responder]

Buenos días.
Leído por tu recomendación, tal y como hablamos la única diferencia entre esta novela y otras como "Intemperie", es simplemente la oportunidad que se les brinda a unos frente a otros.
Por supuesto ML, me gustan las historias truculentas.
Buen día y gracias por la recomendación.

Offuscatio dijo... [Responder]

Muchas gracias por traernos precisamente hoy esta reseña. Y, como es natural, no pude quedarme en el fragmento con el que inicias estas exposición. Veo que las temáticas no pueden compararse (ya sabes a lo que me refiero), pero tu reseña sirve para fortalecer mis propósitos de leerla todavía este año. Iré a por ella así que me acerque a una librería. Una pregunta respecto a Bunker: a tí te parece repetitiva? Lo he leído en algunas notas en Goodreads, pero la novela me ha impactado demasiado para poder formular una apreciación objetiva. Creo que el conocimiento del autor del terreno la convierte en un gran texto. Un beso y buen festivo,

Bostezos de Mun dijo... [Responder]

Si te digo la verdad este libro no me llama en absoluto, pero gracias por la reseña, es muy buena ¡un beso!

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Tenía en duda este libro, pero me lo anoto ya, incluso le perdonaremos el final flojillo.

Gracias, un saludo!

Vanesa Morote dijo... [Responder]

Bufff, la veo como muy pesada para mi gusto. Así que no la leeré.
Un beso

Cassia∞ dijo... [Responder]

Yo prefiero las novelas que hacen reir jaja :)
Besos, Cassia.

Ylenia dijo... [Responder]

Me voy a apuntar el título ahora porque me has picado la curiosidad, me gustaría leer este libro y, si me ha gustado, otros del mismo autor.
Y sobre las novelas... Las cómicas, por así decirlo, y las truculentas me encantan. No podría decantarme por uno u otro lado, no sé. También depende mucho de mi estado de ánimo.

Genial reseña y un fuerte abrazo :)

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Vaya preguntita, digo yo que hay términos medios, no me disgusta la risa fácil pero sí la simplona. Las dos opciones me llaman, qué agonías!
Ya son dos Repila, hasta las que no son redondas me las llevo apuntada, luego hablas de arruinarse en la librería...
Un besote

laurita dijo... [Responder]

Sin ninguna duda prefiero una novela que me haga reír, aunque este libro me ha llamado la atención :)

Jerónimo dijo... [Responder]

Pues depende de la época del año y también del estado de ánimo. Ahora, en verano, prefiero las novelas ligeras con algo o con mucho humor. En invierno, con los días más desapacibles, apetece más leer historias más profundas y hasta truculentas.

Abrazos.

Mike dijo... [Responder]

A mí me gustó mogollón. Y aún no he leído la primera, lo que creo es imperdonable.

Carax dijo... [Responder]

Esta la dejo pasar, el argumento no termina de convencerme. En cuanto a la elección, depende del momento, aunque casi siempre me tiro por lo truculento porque es difícil hacerme reir con un libro
Besos

Nina dijo... [Responder]

Yo soy de todo, me gusta lo macabro como lo comico :P

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Se ve que es una historia muy, muy fuerte y con niños de por medio, debe llegar de forma muy especial; tomo nota. Respecto a su prefiero historias que me hagan reír, o truculentas, te diré que me gustan ambas.

Gracias por la reseña, besos.

CHARO dijo... [Responder]

Pues sí que resulta interesante lo que has escrito sobre esta novela.Besicos

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Siempre elijo lo truculento, pero una buena comedia es una buena comedia.

Margari dijo... [Responder]

Suelo optar por lo truculento, que como me cuesta reír con un libro. Aunque también depende del momento. Y con este libro me tientas, que la historia me atrae mucho.
Besotes!!!

Caminante dijo... [Responder]

Me ha gustado ese fragmento que has puesto, y la portada... pero el libro, no sé, me tiene confundida. Por un lado no me convence, y por otro, el que lo consideres uno de los descubrimientos del año me hace tomármelo más en serio.
Un beso!

Noe dijo... [Responder]

Pues el titulo de esta novela me llama poderosamente, aunque me das un poco de miedo con lo que me dices del final pero la verdad que me he quedado bastante interesada en leerla.
Un beso

Alejandro Romera dijo... [Responder]

Leí este libro hace unos meses y me gustó bastante. Una historia que es imposible que te deje indiferente. Un libro distinto.
Yo también soy más de historias truculentas que de comedias la verdad

Hojas de Alisio dijo... [Responder]

Me gustan ambas cosas. Todo tiene su momento, no?

Besotes ;-)

Azalea Real dijo... [Responder]

Uf, me parece complicado escribir con niños como protagonistas, y más si lo pasan mal. Muchos escritores no logran hacer verosímiles este tipo de personajes... quizá me anime con este, pero no me llama del todo la atención.

Besos.

Shorby dijo... [Responder]

Pues no la conocía, me la llevo apuntada =)

Besotes

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo... [Responder]

Prefiero las lecturas que me hagan reír un poco.
Esta me la anoto en Futuribles.
Abrazos y besos.

mientrasleo dijo... [Responder]

@Offuscatio
Te entiendo perfectamente. No, no tiene nada que ver, hay un comentario por ahí que habla de Intemperie y lo entiendo hasta cierto punto.
Si te digo la verdad no me ha resultado repetitiva, pero me daré un tiempo para seguir con Bunker porque si me da miedo que sus libros me lo puedan resultar por lo que he visto. Y eso que La fábrica me llama cada vez que miro.
Besos :-)

mientrasleo dijo... [Responder]

@Mike
Pues ya verás la comedia canalla... no tiene nada que ver con este libro. Pero te diré que me reí muchísimo. De verdad, ya estás tardando.

Citu dijo... [Responder]

Parece un libro muy interesante, muy buena reseña. Respondiendo a tu pregunta prefiero los libros que me hagan reír.
De paso te comunico que tengo un regalo en mi blog http://enamoradadelasletras.blogspot.com/2013/08/feliz-aniversario-entre-montones-de.html te mando un abrazo y te me cuidas mucho.

Rober dijo... [Responder]

Pese a ese final, a mí eso de que sea truculenta ya me hace abrir un poco más los ojos :)

Yo creo que la elección de las lecturas depende también mucho de nuestro estado de ánimo. A mí me encanta el terror y todo lo que huela a él, pero hay veces en que me apetecen historias con otros tintes, más ligeras, más fáciles y no tan oscuras. Cuestión de gustos y de momentos :)

Besines!

Génesis García dijo... [Responder]

me entere por Citu que ya iban dos años asi que felicidades ;)
este se ve interesante asi que lo apunto!.
Saludos

carmen clemente troncoso dijo... [Responder]

me llama más la atención el primer libro de este autor. No quiero pasarlo mal con esta. Gracias por tus reseñas. Un saludo

Yo Enfeitizado dijo... [Responder]

Desde luego para mí depende del momento.
Hay épocas en que prefiero un libro amable, rápido de leer y que haga reír. En otras una historia bien enmarañada y truculenta!

Un saludo,


ebookenfeitizado.blogspot.com

Meg dijo... [Responder]

depende del mometo elijo un tipo de historias u otro. Me anoto el título, aunque con interrogantes. Un besote!!

Eva M Martín dijo... [Responder]

No me llama la atención. No me gustan demasiado las novelas donde los niños sufren y me da que esta es una de esas.

aldogal dijo... [Responder]

Me inclinaría por lo truculento, creo que es para mi las historias que más disfruto y claro la historias con dosis de comedia son buenas pero prefiero lo truculento saludos

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Pues tengodos títulos anotados de este autor que salieron en una conversación contigo así que me pondré con ellos en cuanto pueda, dos títulos muy distintos si no recuerdo mal y los dos me atraían por igual. Besos :)

Ariel dijo... [Responder]

Ya hiciste que me apuntara el nombre de Iván Repila con su anterior novela, imagina ahora con esta otra.

Creo que la elección se debe a los estados de ánimos. En ocasiones apetece una comedia ligera (guiño...) y en otras historias más retorcidas.