lunes, 5 de septiembre de 2011

El fantasma de Canterville. Oscar Wilde




     "-Señor -respondió el ministro-, adquiriré el inmueble y el fantasma, bajo inventario. Llego de un país moderno, en el que podemos tener todo cuanto el dinero es capaz de proporcionar, y esos mozos nuestros, jóvenes y avispados, que recorren de parte a parte el viejo continente, que se llevan los mejores actores de ustedes, y sus mejores prima donnas, estoy seguro de que si queda todavía un verdadero fantasma en Europa vendrán a buscarlo enseguida para colocarlo en uno de nuestros museos públicos o para pasearlo por los caminos como un fenómeno.

-El fantasma existe, me lo temo -dijo lord Canterville, sonriendo-, aunque quizá se resiste a las ofertas de los intrépidos empresarios de ustedes. Hace más de tres siglos que se le conoce. Data, con precisión, de mil quinientos setenta y cuatro, y no deja de mostrarse nunca cuando está a punto de ocurrir alguna defunción en la familia."


     Hoy me asomo a un único relato, El fantasma de Canterville, de Oscar Wilde. Cómo me gustan los clásicos. Por mucho que vaya leyendo novedades, encuentro un placer inigualable sentándome después de comer o cenar con un libro en la mano paladeando una historia ya conocida, de un autor que también tuteo a base de leerlo, sabiendo que no va a decepcionarme. Y eso pasa con Wilde precisamente, que es una apuesta casi segura para quien se encuentra entre sus seguidores.

     Nos cuenta aquí la historia de un fantasma, Sir Simon, británico, que vive en un castillo y se dedica a atemorizar a todos los que se acercan. La verdad, el argumento en sí no suena muy original.. hasta las películas infantiles tienen a Mickey y Pluto con fantasmas en habitaciones de castillos o posadas encantadas. Lo que pasa es que Wilde no es un típico autor. En este caso, el fantasma está cansado de su trabajo, aunque eso no evita que tenga que seguir haciéndolo, ya que su honor depende de ello. El fantasma es familia de los propietarios del castillo, los Canterville, y está allí por haber matado a su mujer y la familia.. bueno, al final consigue vender la maldita propiedad. A unos americanos, que no sólo no se asustan sino que se divierten con el fantasma. Pobre fantasma de Canterville.

    Nos enseña Wilde a través de esta curiosa historia un choque cultural que bien puede tomarse como un paso entre la tradición y la modernidad, basada en la razón. Está lleno de situaciones cómicas. El fantasma, antaño sanguinario, se siente orgulloso de sus terroríficos triunfos en el castillo pero ahora, llega incluso a dar pena al lector porque la sangre que en otra época asustaba ahora acaba siendo lavada como si fuera una mancha común. Y por eso nos da pena, porque vamos viendo el peligro de su supervivencia, acabamos encontrando a Sir Simon un personje entrañable producto de un época condenada a desaparecer. Los Otis, que no se inmutan por tener un fantasma, lo encuentran incluso curioso y se dedican a estudiarlo, haciéndole la vida imposible, representan a la perfección la modernidad de finales del siglo XIX basada en la razón.

     Es un relato irónico hasta la última línea que nos hace sonreirnos en muchos momentos, aún lo hago recordando esa curiosa petición al fantasma consistente en engrasar sus cadenas para así poder dormir sin ruidos molestos, a caballo entre la sátira y la burla en muchos capítulos, con una prosa fluida que bien merece ser conocido por todos. 
     Al final, uno cierra el libro olvidando que Sir Simon fue un saguinario y suspirando dice, "Pobre Sir Simon"

    Gracias

8 comentarios:

Libros que voy leyendo dijo... [Responder]

Un libro que mucha gente no se ha animado a leer, pero que es una gran novela.
Gracias por la reseña
Un beso
Lourdes

Margari dijo... [Responder]

De estas obras que he releído varias veces, porque se lee en un ratito y siempre me arranca la sonrisa. Y es que la ironía de Wilde en todos sus escritos es fantástica. Es uno de mis autores favoritos. Sus pequeñas obras de teatro son una delicia.
Fantástica reseña, Mientrasleo.
Besotes!!!

Xula dijo... [Responder]

Yo lo lei hace muchos años y todavia guardo un buen recuerdo. Me han entrado ganas de releerlo!! Un beso

AKASHA BOWMAN. dijo... [Responder]

Gracias por visitarme en mi saloncito y brindarme así la posibilidad de encontrarte en este maremagnum virtual.Es un auténtico placer.

Concuerdo contigo en lo referente a los clásicos: jamás se crearán, por mucho que vivamos y por infinitas mentes que pongan sus neuronas a trabajar, obras como las de antaño, con similar maestría y similar tratado de las palabras y las emociones.

Y aunque el señor Wilde no es en absoluto de mis predilectos, debo confesar que esta obra en concreto me ha gustado bastante.

Un saludo y feliz semana.

Sandra dijo... [Responder]

Pues otro para la lista, aunque no soy de clásicos. De todas formas, lo apunto.

Un saludo.

G dijo... [Responder]

Buenos días.
Benditos gemelos que hacen la vida imposible al fantasma con sus trastadas. Desde De pronfundis hasta Dorian Gray, todos merecen ser tenidos en cuenta. Este, por ser divertido y de los mas cortos, es bueno para iniciarse, yo, de hecho, lo leí siendo niño la primera vez.
¿Un día nos explicarás cómo coges el tono del libro con tanta soltura para hacer el resumen?
Buen día

Fotogramas & Letras dijo... [Responder]

Descubrí a Oscar Wilde con este libro. Qué risas me he pegado con este fantasma! Me encantó! Creo que Wilde es un autor imprescindible...

Besos!!!

Mika

Anónimo dijo... [Responder]

One user reportedly says that this cover might have got smashed when the phone was ran over by a car, but it did its job
in protecting the phone. Note 2 adopts the same cover material
of Samsung galaxy s3 to make its rear
cover, hence strengthening fashionable aesthetic feelings,
but devoid of flexibility that Note has. 99 for a 5 GB
limit, and 5 cents for every additional MB that is used.