viernes, 21 de octubre de 2011

El desprecio. Alberto Moravia




     "La presente historia pretende explicar como, mientras yo seguía amándola y no juzgándola, Emilia, por el contrario, descubrió o creyó descubrir algunos defectos en mi y me juzgó y dejó, en consecuencia, de amarme"


     Hace unos años me tropecé con una película en la televisión titulada El desprecio, dirigida por Godard e interpretada por Jack Palance, Fritz Lang y Brigitte Bardot entre otros. Me encantó la historia, el cine dentro del cine, los personajes.. y me puse a investigar un poco. Resulta que era una adaptación de una novela de Moravia. Una buena excusa para leer algo suyo que quedó olvidada hasta que me tropecé no hace mucho con una librería de estas que tienen siempre libros en oferta y allí estaba, una edición pequeña y un poco fea, llamándome.
Y me llevé a casa El desprecio, de Alberto Moravia.

     Conocemos a Ricardo, un guionista de cine, y a Emilia, su mujer. Ambos forman un matrimonio que refleja los éxitos o fracasos personales del marido en su relación. Ricardo ve frustrado como su fidelidad y cariño hacia Emilia aumentan en la misma proporción que los de ella disminuyen, condenándolo a un desprecio en forma de silencio.
     Todo esto sucede dentro del mundo del cine, un mundo atractivo en el que nuestro guionista revive la historia de Ulises y Penélope.

     Es curioso como disecciona los sentimientos Moravia mostrándonos los más difíciles, la impotencia, la desesperación del torpe del marido que da por hecho su matrimonio, descuidándolo hasta que se descubre distanciado de la que sigue considerando la mujer de su vida. Es, para muchos, una reflexión sobre una causa habitual, un ejercicio de exploración de las faltas comunes que se ve mezclado con el apasionante mundo del cine. Asistimos con Moravia a una reinterpretación de la Odisea en la que el desinterés hace que Ulises se decida por el viaje, y tal vez a Penélope le importe poco la fidelidad que su marido le ha profesado durante su larga ausencia.

     Usa a Ricardo como narrador, un personaje sólido que se convierte en nuestro amigo y nos cuenta cada día el relato del desamor que sufre, ajeno totalmente a los motivos de su mujer para alejarse de él, lo cual hace que toda su seguridad vaya resquebrajándose poco a poco. No estaba preparado para ese desprecio que va sintiendo en forma de indiferencia de su esa mujer que no reconoce, esa que él veía de una forma y ahora se le muestra tan distinta. Asistimos como observadores privilegiados a través de sus ojos al proceso de negación y caída de su protagonista paso a paso. Casi podría decirse que es una novela psicológica por todo lo que nos enseña.
     Nos enseña un mundo en el que vales tanto como suena tu nombre hasta que buscas la razón. Nos conduce despacio hasta un final que no somos capaces de ver, llega un momento en que nos atascamos junto al protagonista, no vemos salida posible. Pero ahí acude Moravia a guiarnos otra vez por el camino adecuado concluyendo el libro de una forma maestra.

     En resumen, hoy os traigo un libro de sentimientos, pero no de amor. Traigo un libro de frustración, igualmente poderoso y magníficamente transmitido.

     Gracias

     PD. Para quien no le sonase, seguro que el cartel con esa mítica foto les ayuda a ubicar este film.

13 comentarios:

El españoleto dijo... [Responder]

Interesante libro para adquirir, es un gran escritor, leí “El conformista” y “El hombre que mira”. He encontrado una frase de él sobre el amor: “El amor puede hacerlo todo, y también lo contrario de todo”. Gracias por rescatar y reseñar una obra poco conocida y de un tema tan frecuente hoy en día.

Olga Olmedo dijo... [Responder]

No lo he leido y tampoco he visto la peli, pero este tema me llama mucho la atención. Gracias por traerlo. Un beso

Tatty dijo... [Responder]

No conocía ni el libro ni la película, pero no tiene mala pinta. Yo también tengo la costumbre de si una película me gusta mucho ver si hay libro, aunque ya haya visto la peli me gusta leer las historias
un beso!

Espe dijo... [Responder]

No he leído nada de Moravia y la verdad es que el cartel de la película tampoco me resulta familiar. Habrá que echarle un vistazo (al libro, para empezar).

El Joven llamado Cuervo dijo... [Responder]

La acidez de Moravia para transmitirme su "ácida" visión de la cotidianidad es terrible. Me amarga profundamente!

Aydita dijo... [Responder]

Este no lo quiero leer! Tiene pinta de ser triste :( un besote

Hikari dijo... [Responder]

No lo conocía! Pero gracias por tu entrada.

Besitos

Mundo Paralelo dijo... [Responder]

Queda apuntado.
Cabecera nueva y botón no? Me gusta ^^
Un saludito desde Mundo paralelo
LauNeluc

Margari dijo... [Responder]

No lo conocía, así que gracias por este nuevo descubrimiento. Desde luego, lo apunto, que tiene muy buena pinta.
Besotes!!!

Shorby dijo... [Responder]

La peli sí la he visto y me pareció bastante interesante =)
Lo que no sabía era lo del libro, lo busco!!

Besotes

Rebeca de Winter dijo... [Responder]

El título del libro es acertadísimo, consigue despertar curiosidad por el libro. No sabía que Fritz Lang también fue actor, ¿o es otro?

Bss.

ARIEL BERTINI dijo... [Responder]

Moravia es un escritor EXQUISITO, muy profundo. tanto EL DESPRECIO como EL TEDIO son, a mi entender, las dos novelas más psicológicas que ha escrito. recomiendo también, El hombre que mira, La romana y La desobediencia . Ariel Buenos Aires-

ARIEL BERTINI dijo... [Responder]

Moravia es un escritor italianos famoso en la década de los 60, al cual considero de una pluma exquisita, Sus novelas son profundamente psicológicas. Recomiendo El Desprecio y El aburrimiento ( algunas ediciones en español aparecieron como El tedio). Tiene otras novelas también , muy interesantes: El hombre que mira, La desobediencia, La Romana y Agostino.